¿Qué es la flexibilidad horaria en el trabajo?

¿No nos encantaría a todos estar un ambiente de trabajo altamente flexible? Todos dicen que cuando se trata de flexibilidad horaria en el lugar de trabajo, la práctica hace la perfección, pero ¿cómo se crea flexibilidad? ¿Por donde empiezas? Muchos gerentes quieren creer que instalan en su empresa una cultura de flexibilidad horaria, pero la situación aprieta, la mayoría de las decisiones y acciones siguen estando muy ligadas a las antiguas escuelas de pensamiento arcaicas, especialmente cuando tienen que ver con el control horario y la presencia. Echémosle un vistazo a este tema…

¿Qué exactamente es la flexibilidad laboral?

Investigaciones recientes sugieren que las 4:00 a.m. es la hora más productiva del día para muchas personas. El titán tecnológico Tim Cook es conocido por comenzar su rutina matutina a las 3:45. y ser el primero en llegar a la oficina. Dicho esto, algunos de nosotros pensamos un poco mejor después de un despertar y una taza de café a las 6:45. Otros identifican su rendimiento más alto a eso de la media mañana o en las horas de la tarde. Otra investigación de la Universidad de California encuentra que la productividad para la mayoría aumenta a última hora de la mañana y alcanza un pico entre las 2:00 y las 3:00 p.m., con una caída dramática después. El propósito de utilizar estos estudios opuestos es establecer que las horas de productividad óptima dependen de cada individuo.

Por eso es tan importante crear una cultura organizacional que ofrezca la flexibilidad horaria adecuada en el lugar de trabajo. Ya sea que tus empleados realicen su mejor trabajo a las 4:00 a.m. o a las 9:30 p.m., debes darle a todos la libertad de desempeñarse en la cima de su capacidad intelectual.

La flexibilidad horaria en el lugar de trabajo permite a un empleado trabajar horas que difieren de las horas normales de inicio y finalización de la empresa. En el pasado, la flexibilidad en el lugar de trabajo significaba que un empleado podía trabajar de 7 a.m. a 4 p.m. todos los días como una opción que le daba al empleado una hora adicional en la mañana a cambio de perder una hora en la tarde. Pero, los empleados de hoy exigen más de sus patronos.

En un lugar de trabajo no exento, a menudo industrial, de producción, de almacenamiento o de atención al cliente, como tiendas minoristas, cuidadores médicos, supermercados y estaciones de servicio, un horario flexible depende de la cantidad de interdependencia requerida en el trabajo. Un horario flexible también depende de la disponibilidad de los empleados para cubrir todos los aspectos del trabajo y todas las horas del día durante las cuales una empresa fabrica productos o sirve a los clientes. Ahora veamos algunos tipos de flexibilidades y cómo implementarlas.

¿Qué tipos de horarios flexibles existen?

En todos los horarios flexibles, el empleador espera que un empleado de tiempo completo trabaje las horas requeridas o más. Un horario flexible implica una semana laboral comprimida o horarios flexibles de inicio y parada. Precaución: si no existe un sistema de control horario y presencia en el trabajo, esto puede ser perjudicial para sus empleados, ya que no hay forma de saber cuántas horas realmente trabajan y puede llevar a un exceso de trabajo. Hay dos tipos principales de horarios flexibles:

Semana laboral comprimida

Un ejemplo de flexibilidad horaria muy común es una semana laboral de cuatro días en la que los empleados trabajan cuatro días de diez horas. Este horario flexible les permite a los empleados tener un día adicional para cualquier actividad que le permita al empleado más equilibrio entre la vida laboral y personal.

NOTA: Existen variaciones en este horario flexible que incluyen días laborables de doce horas, pero no se recomienda.

Horario diario flexible

Este permite a los empleados ir a trabajar temprano y volver a casa temprano o quedarse tarde y llegar tarde o tomar tiempo adicional para el almuerzo. En este programa, los empleadores pueden exigir que los empleados trabajen las horas principales, de 10 a.m. a 3 p.m., como ejemplo. En los lugares de trabajo más flexibles de todos, los empleados van y vienen cuando les plazca. Todavía son responsables de realizar un trabajo completo y lograr los objetivos de su puesto. Pero, si pueden lograrlos con solo 15-20 horas en la oficina y trabajando remoto el resto del tiempo, ey, más poder para ellos.

En un entorno flexible, la confianza es un factor significativo. Los objetivos medibles y las expectativas claras también son importantes, por lo que tu siempre te sentirás cómodo con la contribución continua del empleado.

Entonces… ¿cómo lo implemento?

Asegúrate de que todos jueguen con las mismas reglas

Se debe implementar un conjunto firme de pautas y capacitar a los empleados antes de implementar un horario flexible. Esto limitará cualquier confusión o sesgo injusto en tu organización. Debemos permitir la misma flexibilidad a los empleados con todo tipo de situaciones familiares: casados ​​sin hijos, solteros, etc. La flexibilidad horaria en el lugar de trabajo no debe depender de las circunstancias familiares o del estilo de vida; el tiempo de todos los empleados debe valorarse por igual y la flexibilidad debe ser coherente.

Fomenta otras actividades

El siguiente nivel para cultivar una cultura feliz y flexible en el lugar de trabajo no es simplemente tolerar actividades fuera del trabajo, sino alentar a los empleados a apoyarse en sus pasatiempos e intereses externos. Parte de este estímulo es que los gerentes otorguen de manera proactiva a sus empleados el equilibrio trabajo/vida necesario para participar en estos esfuerzos, y que estén realmente atentos a los eventos que ocurren fuera de la oficina. Permitir que tus empleados salgan a correr o ejercitarse también puede tener más beneficios que solo hacerlos felices. Mientras realizamos ejercicios aeróbicos, nuestros cerebros se convierten en ondas alfa, lo que indica que nuestros cerebros están en un estado predeterminado que normalmente está conectado a soñar despierto o meditar. La investigación muestra que las ondas alfa reducen el estrés y aumentan la creatividad y la innovación, apoyando la proverbial noción de «¡Me llegó la idea en la ducha!», ¿sabes?

Ten disponible formas de calcular cuánto han trabajado

Ya sean metas, sistemas de control horario y presencia, cualquier cosa, pero esto será beneficioso tanto para ti como para tus empleados. No abuses de su tiempo, no los explotes, dales las herramientas para esforzarse lo mejor que puedan.

Dentro de todo…

La flexibilidad horaria en el lugar de trabajo es uno de los beneficios más apreciados por los empleados, y aún más por sus empleados millennials. Las ventajas cuando se permite un horario flexible, tanto para los empleadores como para los empleados, son clave al implementar un horario flexible. Por ejemplo, la flexibilidad para satisfacer mejor las necesidades familiares y personales, reduce el tiempo de viaje y los gastos de combustible, y pueden trabajar durante las horas que mejor se ajusten a sus ciclos de energía. Y no te preocupes, para ti, también hay beneficios, como el aumento de la moral de los empleados, puede reducir las tardanzas y el ausentismo, e incluso reducir la rotación de empleados. Lo que se debe hacer para romper las barreras al trabajo flexible es abordar las creencias profundamente arraigadas que socavan la confianza en su organización; para que los empleados puedan pedir lo que realmente necesitan, para que los gerentes puedan sentirse seguros de que se está haciendo el trabajo y para que los miembros del equipo puedan contar entre sí para hacer su trabajo, y tu organización puede florecer. ¡Convirtamos la flexibilidad horaria en una estrategia de negocios inteligente de la mejor manera posible!

This post is also available in: English US

Leave a Comment