Ir al contenido
motivacion laboral test

Cómo incentivar y medir la motivación laboral [+ test descargable gratis]

La motivación laboral no solamente es un factor clave para la productividad y el desempeño de los empleados y, por lo tanto, para el crecimiento de las empresas: Es un elemento que a menudo se descuida dentro de las organizaciones y que afecta directamente la salud y bienestar de los y las trabajadoras.

Conocer cuál es el estado anímico, cómo se sienten nuestros empleados, es fundamental para poder trabajar políticas que abarcan desde la comunicación interna hasta la retribución flexible. Saber qué nivel de motivación laboral tiene nuestra plantilla se logra con mediciones que ayudan a poder estimular este aspecto.

¿Quieres saber más? Hoy repasamos los siguientes aspectos relacionados con este tema:

¿Qué es la motivación laboral o la motivación en el trabajo?

Por definicion, la motivación laboral es simplemente un sentimiento de bienestar o plenitud que se obtiene luego de haber cumplido una tarea o logrado un objetivo. Podríamos decir que es algo así como una “recompensa emocional” que se obtiene una vez se llaga a una meta, en este caso, relacionada con el trabajo.

Banner HR funcionalidades

Desde el lado de las empresas, el rol en la motivación laboral es justamente el de poder generar un ambiente en el cual esta sensación se encuentre presente en los empleados, logrando que se involucren con la compañía y que desarrollen su carrera profesional a gusto.

La motivación laboral (así como la desmotivación) tiene como característica principal que es contagiosa, sumamente contagiosa. Un trabajador desmotivado trabajará a un ritmo más lento, a desgano, aportando menos resultados

Importancia y beneficios de la motivación laboral

Mantener y mejorar la motivación de los empleados, a menudo resulta un auténtico desafío e inclusive un problema (y grande) para las empresas. De hecho, a mayor cantidad de personal y responsabilidades, más complicado resulta mantener niveles de motivación óptimos.

Esto puede deberse a que al existir más roles, existen por lo tanto más áreas, las cuáles puede valerse de perfiles profesionales cuyos intereses pueden no ser compartidos. Por lo tanto, las empresas deben trabajar para encontrar formas de mantener los niveles de motivación de su personal.

Algunos de los beneficios de mantener niveles altos de motivación laboral se traducen en:

  • Niveles de productividad más altos.
  • Niveles más bajos de absentismo.
  • Niveles más bajos de rotación de personal.
  • Gran reputación y contratación más sólida.
  • Mejora el employee experience.

motivacion laboral teletrabajo

¿Cómo funciona la motivación laboral y qué tipos hay?

A grandes rasgos, la motivación en general (y esto no escapa al ámbito laboral) puede entenderse como un “circuito de satisfacción”. De acuerdo a la autora Beatríz Valderrama en su libro Motivación inteligente, el impulso para lograr tus metas, existe una necesidad innata en las personas por cumplir objetivos, la cual se retroalimenta de la percepción de confianza para poder lograrlos.

La repetición de acciones orientadas a alcanzar metas, se traduce en la creación de hábitos y aprendizajes que refuerzan este estímulo y llevan, en consecuencia, a sentir mayor satisfacción en lo que se conoce como un “círculo virtuoso”.

En el sentido contrario, cuando no existe tal cosa como una recompensa por el esfuerzo puesto en la obtención de un logro (ya sea subjetiva y objetiva), lo que se genera en lugar de satisfacción es frustración. Y este es un sentimiento también altamente contagioso y que opera en detrimento del desempeño laboral de trabajadores y equipos.

Motivación intrínseca y extrínseca

En la vida como en el ámbito laboral, al momento de referirnos a la motivación debemos tener en claro que esta es “una calle que va en dos sentidos”. Por un lado existe la motivación intrínseca y por el otro, la extrínseca.

La primera se relaciona como el aspecto interior, es decir el fuero interno de cada persona, sus intereses, objetivos, miedos, ambiciones propias. En el sentido contrario, el segundo concepto naturalmente, se asocia a los estímulos que provienen desde el exterior, como la presión social, el trato con colegas y superiores, el contexto general, etc.

Desde el punto de vista de las empresas, naturalmente solamente podemos trabajar como impulsores de motivación extrínseca ofreciendo recompensas y estímulos que colaboren, en el corto y mediano plazo, a “alimentar” la motivación interior.

¿Cómo medir la motivacion laboral?

La mejor forma de medir la motivación o cualquier otro aspecto que nos interese dilucidar en nuestra empresa, es siempre utilizando KPI’s para recursos humanos. Estos nos permitirán tener un panorama claro y objetivo acerca de lo que sucede dentro de cada área y en cada trabajador.

En el caso de la motivación laboral, desde Factorial HR desarrollamos un test exclusivo que se compone de 10 preguntas que pueden ser respondidas en forma anónima por los trabajadores y trabajadoras de tu compañía.

Con indicadores de satisfacción claros y precisos, puedes distribuir esta plantilla en la red de comunicación interna de te empresa o en forma presencial para luego, implementar políticas para mejorar o mantener la motivación en el lugar de trabajo.

👉 Descarga un test gratuito de motivacion laboral 👈

¿Cómo mejorar la motivación laboral?

La mejora forma de mejorar la motivación laboral es conociendo cuál es el “estado del arte” en tu empresa, es decir, testeando el estado anímico de equipos o toda la plantilla. Teniendo en cuenta que la gestión de motivación no es más que intentar conectar con la voluntad de los empleados, desde el departamento de recursos humanos se debe tener en claro qué aspectos se pueden abarcar y cuáles son más complejos o directamente nos exceden.

Retomando las nociones de motivación intrínseca y extrínseca podemos decir que los factores internos, sobre los que la empresa sí tiene control, son:

  • Dinero, retribución salarial y bonificaciones.
  • Reconocimiento al desempeño.
  • Tiempo libre.
  • Trato de calidad y preferencia de tareas.
  • Promoción y desarrollo profesional.
  • Autonomía dentro de la empresa.
  • Formación.
  • Acciones outdoor o fuera de horario y recreación laboral.
  • Modelos organizacionales

15 ejemplos de motivación laboral

Como siempre insistimos, al momento de implementar políticas de recursos humanos en cualquier empresa, no existen las recetas mágicas ni las técnicas infalibles. Como sucede en las familias, “cada empresa es un mundo”, y nadie más que el HR manager conoce mejor a su plantilla y a la cultura corporativa de su compañía.

Como tal, deberá ser  esta figura quien utilice toda su creatividad y conocimiento a favor de lograr un ambiente laboral óptimo. Sin embargo, existen algunas ideas que no se deben pasar por alto y pueden comenzar a implementarse desde este mismo momento:

  1. Mantener una comunicación regular para mejorar las relaciones laborales.
  2. Solicitar información sobre decisiones de alto nivel a trabajadores que integran la plantilla.
  3. Asignar proyectos que puedan significar mejorías favorables, a miembros del equipo o empleados que mejor se desempeñan.
  4. Otorgar un premios, certificados o menciones por ese buen desempeño.
  5. Celebrar los cumpleaños de los empleados.
  6. Advertir a un subordinado de una posible acción disciplinaria cuando no cumple con las expectativas.
  7. Otorgar aumentos salariales a personas que demuestren estar motivadas.
  8. Otorgar bonificaciones al personal en función de su desempeño.
  9. Crear un ambiente cómodo, ergonómico y saludable.
  10. Permitir y alentar a equipos/ empleados a abordar los objetivos a través de sus propios métodos. Darles libertad.
  11. Desarrollar un sistema en el que los empleados puedan comparar su desempeño y potencialmente recibir un premio si son la persona de mayor rango.
  12. Reconocer públicamente a las personas por sus talentos y contribuciones en el lugar de trabajo.
  13. Implementar programas de salud y bienestar laboral.
  14. Establecer metas de desempeño con los miembros del equipo
  15. Implementar oportunidades o ejercicios de formación de equipos para mejorar la moral, la colaboración y la comunicación

3 Técnicas de motivación laboral en una empresa

Estando fuera de la oficina y dentro de casa, se presentan nuevos desafíos de cara a gestionar equipos e interactuar con ellos. Específicamente el gran inconveniente del teletrabajo es la falta de contacto humano con otros empleados, un aspecto fundamental para fortalecer vínculos y lograr sensación de pertenencia en cualquier organización.

Este factor anímico y social es fundamental y no debe pasarse por alto. Para poder gestionarlo a la distancia, estas tres técnicas serán de gran ayuda:

Actividades lúdicas y juegos online

Estimula a tus trabajadores a conectar fuera de horario laboral en juegos en red, webinars, workshops o simplemente charlas que reemplacen a las salidas a bares. Esto contribuye a crear comunidad y fortalecer lazos entre equipos.

Desafíos semanales virtuales

Pueden ser laborales como conectar con una determinada cantidad de clientes por mail o telefónicamente. Puedes enviar un mail al comienzo de cada semana y plantear un desafío que al completarse, la persona o equipos, obtendrán una recompensa.

Horarios flexibles

Trabajar desde casa puede ser desgastante y mantener la misma rutina que en la oficina puede operar en contra de la productividad. Ofrece a tus empleados descansos activos y flexibilidad en ingreso o egreso al trabajo, siempre y cuando cumplan con el volumen de horas correspondiente.

Motivación laboral y liderazgo de equipos

El liderazgo de un equipo está intrínsecamente ligado a la motivación laboral de los miembros de ese mismo equipo, y por eso es importante contar con alguien que haga una buena gestión de los trabajadores a su cargo y sepa cómo medir la satisfacción de estos con su trabajo como líder.

¿Cómo puedes preparar a los líderes de tu empresa? Aquí tienes algunas ideas:

  • Formarlos y ayudarlos a aprender. Nadie nace enseñado, y gestionar un equipo no es algo que se sepa hacer por inspiración divina. Un líder tiene que saber organizar las tareas entre su equipo pero también escuchar y ayudar a los integrantes de dicho equipo. En definitiva, necesitan aprender a ser líderes.
  • Saber qué necesita ese líder en concreto. ¿Qué soft y hard skills necesita tener este líder? Haz una lista para saber qué es exactamente lo que necesita ese puesto de trabajo.
  • Proporcionarles una comunidad. Crea un espacio en el que puedan comunicarse con otros líderes y compartir lo que están aprendiendo, cómo están consiguiendo resultados, qué dudas tienen y pueden preguntar a otros compañeros, etc.
  • Hacer una encuesta de clima organizacional. De este modo, tendrás una idea más clara de cómo se sienten tus empleados y, sobre todo, las personas a cargo de tus líderes.

¿Cómo impulsar la motivación laboral a través de la Cultura de Empresa?

Según Harvard Business Review, la motivación de los empleados varía muchísimo dependiendo de los procesos de la empresa, teniendo en cuenta aspectos como:

  • El diseño y la definición del puesto de trabajo. Y es que un rol mal definido, con incongruencias en su naturaleza y sin objetivos claros puede ser muy descorazonador.
  • La identidad corporativa y los valores de la organización. La misión y la filosofía de la organización son esenciales para que los trabajadores vean un sentido a lo que hacen, que sientan que es importante, que va a marcar la diferencia.
  • La proyección laboral o plan de carrera. La oportunidad de crecer tanto en la empresa como de manera profesional en general. La marca personal es algo muy importante entre el talento humano ahora mismo, y la posibilidad de que un puesto de trabajo ayude a evolucionar a un profesional es algo que los empleados valoran muchísimo.
  • La comunidad y los equipos de trabajo. Interaccionar, sentirse parte de un grupo, creer en el equipo y sentirse apreciados por sus compañeros es algo esencial cuando se va a dedicar la mayor parte del día al trabajo.
  • La planificación de recursos. Que una empresa tenga una buena base organizativa es esencial para poder sostener los pilares de lo que será el organigrama de esta y en general los procesos que se realicen en ella. Sin organización, tampoco se tiene claro el rumbo que hay que seguir y eso puede llevar a confusión, descoordinación y malbaratamiento de los recursos.
  • El liderazgo. Ya hemos hablado de esto anteriormente, y es que la manera que los líderes tienen de gestionar a sus equipos de trabajo está muy relacionada con aspectos como la retención de talento, el estrés laboral y el famoso sentimiento de “burnout”.
  • La compensación. Porque quien diga que el sueldo es lo menos importante de un puesto de trabajo, tampoco está en lo cierto. No es la única consideración a tener en cuenta cuando un profesional se está decidiendo entre una empresa u otra, pero es un factor importante, ya que también deja ver lo que la organización valora a ese profesional.
  • Management adaptativo. Es decir, aquella gestión de equipos que se basa en conocimientos y decisiones, en experiencias y en el aprendizaje…no en el simple hecho de dar órdenes por estar por encima de otro grupo de trabajadores en la cadena de mando.
  • Evaluación de desempeño. ¿Cómo se mide el esfuerzo, el trabajo y los resultados de las acciones que han llevado a cabo los integrantes de una empresa? Esto también es importante para la motivación, ya que se puede llevar a cabo de manera que anime a los empleados a superar retos (por ejemplo aplicando metodología OKR) en vez de provocar estrés y ejercer presión para cumplir con los objetivos.

¿Qué perjudica a la motivación de tus empleados?

Además de estar atento y aplicar estrategias que ayuden a mejorar la motivación laboral entre tus equipos, también debes tener cuidado de no cometer los errores más comunes y perjudicar la motivación de tu plantilla.

¿Por qué razón un empleado puede perder la motivación en su puesto de trabajo? Por varios motivos que enumeramos a continuación.

  • No hay posibilidad de evolucionar ni espacio para la mejora. Cuando se cae en una dinámica monótona en la que el empleado no tiene retos ni tareas nuevas, siempre hace lo mismo y hace años que lo repite.
  • El clima laboral va en contra. Esto sucede en cualquier grupo social, y también se puede dar en entornos familiares o incluso en el colegio. Se trata de actitudes poco amistosas, o en el peor de los casos tóxicas, entre compañeros.
  • La formación no es suficiente y el trabajador no se siente preparado. Si un trabajador se encuentra con una tarea o dificultad que no sabe resolver, se va a desmotivar.
  • Mala comunicación interna y entre empleado y supervisor. La mala comunicación crea inseguridad, procesos poco eficientes y en general una mala gestión de las tareas.
  • Conciliación laboral deficiente. Cuando hay un desequilibrio entre lo profesional y lo personal, y esto sucede mucho durante el teletrabajo, ya que es una práctica que muchas empresas todavía no dominan y acaban de empezar a aplicar.

Detecta a los empleados desmotivados

A través de las Evaluaciones de Desempeño podrás saber qué empleados están desmotivados y, por lo tanto, tienen un bajo rendimiento o están a las puertas de abandonar la empresa. Como uno de los motivos del bajo rendimiento es la falta de motivación, es importante que estudiemos el problema en este artículo.

Con una Evaluación 360 completa y objetiva puedes saber qué trabajadores pueden estar desmotivados. Esta evaluación se compone de:

  • Autoevaluación.
  • Evaluación de supervisor.
  • Evaluación de compañero de equipo.
  • Evaluación de trabajador a cargo.
  • Evaluación de cliente.

Como ves, con tantos puntos de vista, es mucho más fácil detectar dónde está el problema y si, efectivamente, el motivo del bajo rendimiento es la desmotivación del trabajador. ¿Cómo llevar a cabo este tipo de evaluación? Primero, deberás utilizar cuestionarios para concluir con un resultado numérico, aunque antes habrás establecido el estándar de rendimiento medio al que quieres que tus trabajadores lleguen. Una vez tengas estos dos datos, podrás saber dónde se encuentra el trabajador y, observando sus respuestas, qué es lo que hay que cambiar.

¿Cómo saber si alguien ha mejorado el rendimiento? Esto solo podrás conocerlo si has hecho evaluaciones anteriormente y, por lo tanto, puedes comparar la más reciente con la anterior.

👉 Si quieres una plantilla para realizar la Evaluación 360, puedes descargarla gratis aquí.

Desmotivación por el contexto social, económico y sanitario

La pandemia del Covid-19, junto con la incertidumbre, el miedo, el teletrabajo forzado y la crisis sanitaria que ha desencadenado, es un caldo de cultivo para que la desmotivación abrume a nuestros empleados.

Desde Recursos Humanos nunca ha sido tan difícil promover la conocida como “cultura de la felicidad”, pero es que esta es la que más motiva a los trabajadores y rebaja la rotación de personal así como el absentismo. La buena noticia es que, como ya comentamos anteriormente, la motivación extrínseca (que viene de factores externos) puede mejorar a la motivación intrínseca (que depende únicamente del trabajador).

¿Qué pueden hacer los mánagers y líderes de equipo, así como directores y personal de Recursos Humanos para evitar la desmotivación de los trabajadores en estos momentos históricamente únicos? He aquí algunas propuestas:

  • Incentiva la comunicación. Durante el teletrabajo y los turnos en la oficina, es mucho más difícil que la comunicación fluya bien si no se cambia nada respecto a lo que se hacía anteriormente y sin las nuevas normativas de presencialidad y aforo. Mejora la comunicación interna para que, además, tus empleados puedan seguir experimentando el sentimiento de pertenencia a la empresa.
  • Reconoce los méritos y los buenos resultados. En estos momentos de malas noticias, es importante recordar a los empleados que están haciendo un buen trabajo, ya que también hay mucha incertidumbre (son ya muchos los que han perdido sus trabajos durante esta crisis). El reconocimiento siempre forma parte de la motivación.
  • Aprovecha para formar y diseñar un plan de desarrollo. Esto dependerá del tipo de empresa y la situación en la que se encuentre, pero quizás es un buen momento para parar y pensar qué pueden aprender tus empleados para mejorar o si están preparados para dar el siguiente paso de su carrera o si quieren desarrollar otra actividad más o menos específica dentro de la empresa y el departamento.
  • Utiliza el coaching laboral. Hoy en día está más presente que nunca en empresas y puede ayudar muchísimo con la motivación de los empleados.
  • Consigue un programa de RRHH para mejorar la gestión del talento humano. Lo que necesitas para centrarte en la motivación y bienestar laboral de tus empleados es tiempo, y para eso debes automatizar tareas manuales, digitalizar la gestión del talento humano y reducir el volumen de papeleo y procesos farragosos que se llevan a cabo desde el departamento de RRHH.

Mantener la motivación laboral es una de las grandes responsabilidades del área de recursos humanos y emprender este camino puede resultar, por momentos, dificultosos. Pero como siempre, reportará grandes beneficios que prometen transformar la vida de los trabajadores, para mejor.

 

Concentra todas las tareas y procesos de gestión de tu área en un software basado en la nube. Realiza tareas como el control horario, incidencias en nómina y vacaciones sin descargar programas y enfócate en lo que de verdad importa: ¡hacer crecer tu empresa!

 

¡Prueba el software de Factorial gratis por 14 días y mejora la gestión de recursos humanos!

Este artículo también está disponible en: Italiano, Português PT, Mexican

Sofía Delpueche es Content Manager en Factorial para el mercado Español. Graduada en Periodismo, se dedica a la creación de contenido digital en diferentes formatos desde 2014, especializada en escritura y vídeo para Inbound Marketing. Nacida en Argentina ha trabajado para empresas en países como Estados Unidos, Colombia, México y España, actualmente especializándose en Recursos Humanos.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario