Ley de teletrabajo resumida para recursos humanos en 11 puntos

El Real decreto ley 28/2020 de teletrabajo en España disponible en el BOE, es un verdadero game changer del panorama de recursos humanos. La recientemente estrenada ley de teletrabajo que cuenta con el acuerdo de patronales y sindicatos, llega para poner nuevos desafíos a managers y trabajadores por igual.

La transformación digital que estamos viviendo en 2020 impulsada por la crisis del coronavirus, está generando cambios sin precedentes en todos los aspectos de la vida. Tanto, que el teletrabajo dejó de ser una opción para convertirse casi en una obligación y hoy, la ley de la que tanto se habló por años, ya está entre nosotros. Para que no queden espacios a dudas, en Factorial resumimos en 10 puntos los conceptos más importantes para recursos humanos.

 

 

1. ¿Qué es el teletrabajo para la ley?

La ley de trabajo a distancia, que es su nombre oficial, establece que se considera teletrabajo a las actividades laborales en relación de dependencia que se realicen durante una determinada cantidad de tiempo según el tipo de contrato del trabajador.

El teletrabajo según el decreto ley 28/2020 establece que las tareas deben ser llevadas a cabo por el empleado, a la distancia, es decir, fuera de las oficinas. Esto puede darse tanto en el domicilio particular de la persona como en un espacio común como un coworking o un café.

Lo que dice la ley de teletrabajo.

“(…) aquel trabajo a distancia que se lleva a cabo mediante el uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación.”

Capítulo 1, artículo 2.

software-recursos-humanos

2. Ley de teletrabajo, a quiénes afecta 

Para los contratos que podríamos llamar generales, este tiempo es equivalente a 30% de la jornada total durante un periodo de tiempo de 3 meses.
Es decir que si tomamos de referencia una semana, osea cinco días, el empleado debe trabajar en forma remota al menos un día y medio.

En el caso de los contratos en prácticas, becarios o para menores de 18 años que trabajen en formación y aprendizaje, el tiempo se extiende hasta un 50% de la jornada laboral.

Lo que dice la ley de teletrabajo.

“En los contratos de trabajo celebrados con menores y en los contratos en prácticas y para la formación y el aprendizaje, solo cabrá un acuerdo de trabajo a distancia que garantice, como mínimo, un porcentaje del cincuenta por ciento de prestación de servicios presencial (…).”

 

Capítulo 1, artículo 3. 

3. ¿Es obligatorio el teletrabajo para la ley?

La ley de teletrabajo española no establece la obligatoriedad del ejercicio de esta modalidad de empleo. Es decir que para que se ponga en práctica el trabajo a la distancia debe existir voluntad entre las dos partes, ya que el teletrabajo es opcional. Sin embargo sí hay sanciones al teletrabajar sin un contrato escrito.

Para implementar el teletrabajo en empresas, esto se hará mediante un acuerdo que se debe formalizar por escrito el cual debe ser remitido a la oficina de empleo, osea al SEPE. Este acuerdo solo puede darse en manera individual, es decir que por cada teletrabajador deberá firmarse un acuerdo.

Al tratarse de un acuerdo voluntario entre ambas partes, esto significa que en caso de que el trabajador no quisiera desarrollar sus tareas a distancia, esta decisión no implica bajo ningún punto de vista un causal de despido. Del mismo modo, no puede perjudicar su retribución salarial, estabilidad, horarios, promoción o formación profesional

Lo que dice la ley de teletrabajo:

“El trabajo a distancia será voluntario para la persona trabajadora y para la empleadora y requerirá la firma del acuerdo de trabajo a distancia (…) que podrá formar parte del contrato inicial o realizarse en un momento posterior.”

Capítulo 2, sección 1, artículo 5. 

ley de teletrabajo resumida

4.¿Qué sucede con el control horario en teletrabajo?

La ley establece que es necesaria (y obligatoria) la flexibilidad horaria. Sin embargo, estos horarios pueden ser fijados por la empresa exigiendo tiempos de disponibilidad.

Es decir, estableciendo franjas horarias operativas que respeten los acuerdos de trabajo que ya se encuentran vigentes.

En este marco, el registro de horas trabajadas, control horario o simplemente fichaje del trabajador sigue siendo mandatorio. Para implementar este cambio que es sin duda uno de los grandes desafíos de la nueva normalidad, recomendamos optar por una plataforma de control horario que cuente con una versión móvil.

Lo que dice la ley de teletrabajo:

“El sistema de registro horario que se regula en el artículo 34.9 del Estatuto de los Trabajadores, de conformidad con lo establecido en la negociación colectiva, deberá reflejar fielmente el tiempo que la persona trabajadora que realiza trabajo a distancia dedica a la actividad laboral.”

Capítulo 3, sección 3, artículo 13.

5. Derecho a la desconexión en la ley de teletrabajo

Con el fin de garantizar el tiempo en familia y con amigos y abogar por la salud de los trabajadores, la ley de teletrabajo establece explícitamente el derecho a la desconexión digital.

Sucede muy a menudo durante el trabajo remoto que las fronteras entre vida personal y laboral se desdibujan. Tanto por parte de los empleados que pueden no contar con las mejores aptitudes para el manejo del tiempo, como por parte de managers que tienen el mal hábito de contactar con sus colegas fuera de horario laboral.

Con la nueva normativa este comportamiento no está permitido y de hecho se impulsa a que cada empresa genere políticas internas para establecer normas corporativas de comunicación interna claras en este sentido.

Lo que dice la ley de teletrabajo:

“Las personas que trabajan a distancia, particularmente en teletrabajo, tienen derecho a la desconexión digital fuera de su horario de trabajo (…).

Capítulo 3, sección 5, artículo 18.

6. ¿Tienen que pagar las empresas por el teletrabajo?

En principio es fundamental recordar que optar por el teletrabajo no representa ninguna modificación sobre el salario percibido. Ni en detrimento ni en beneficio del trabajador. Lo que sí cambia es que la empresa deberá costear los gastos asociados a la implementación del trabajo a distancia y además, realizar una serie de procedimientos.

Se deberá firmar un acuerdo de cesión de materiales, equipos y herramientas necesarias para el trabajo. Y por otra parte, será la empresa quien se haga cargo de los gastos asociados. Como por ejemplo energía eléctrica y Wifi.

La forma de compensación por los gastos asociados, deberá ser fijada de común acuerdo o en todo caso, en el convenio colectivo de trabajo donde se inscriba la empresa.

Lo que dice la ley de teletrabajo:

“El desarrollo del trabajo a distancia deberá ser sufragado o compensado por la empresa, y no podrá suponer la asunción por parte de la persona trabajadora de gastos relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral.”

Capítulo 3, sección 2, artículo 12.

7. ¿Pueden las empresas controlar a los teletrabajadores?

Uno de los puntos más interesantes que plantea la nueva ley de teletrabajo es la posibilidad de que las empresas puedan efectivamente, instalar dispositivos que sirvan para rastrear el cumplimiento de las tareas de los trabajadores.

A pesar de que no está estipulada la forma y los mecanismos permitidos o no, la ley de teletrabaja es clara en lo que se refiere a los aspectos privados de la vida de cada teletrabajador.

Lo que dice la ley de teletrabajo:

“La empresa podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por la persona trabajadora de sus obligaciones y deberes laborales, (…) guardando en su adopción y aplicación la consideración debida a su dignidad.”

Capítulo 3, sección 4, artículo 22.

ley de teletrabajo consecuencias

8. ¿Cuáles son los derechos y obligaciones en el teletrabajo?

La nueva ley de teletrabajo establece como prioridad, que los empleados que se desempeñen en modalidad de trabajo a distancia, cuentanas con las mismas obligaciones y derechos que aquellos que realizan su ejercicio profesional en modo presencial.

En el mismo sentido, el Real decreto ley 28/2020 promueve garantizar el igual acceso y la no discriminación a los empleados basada en principios de religión, acceso o específicamente género. Esto último, con el fin de evitar perpetuar la llamada brecha salarial.

Lo que dice la ley de teletrabajo:

“Las personas que desarrollan trabajo a distancia tendrán los mismos derechos que hubieran ostentado si prestasen servicios en el centro de trabajo de la empresa (…).”

“Las empresas están obligadas a evitar cualquier discriminación, directa o indirecta, particularmente por razón de sexo, de las personas trabajadoras que prestan servicios a distancia.”

Capítulo 1,artículos 1 y 3.

9. ¿La ley de teletrabajo prohíbe los despidos?

Aunque a simple vista puede tratarse de dos conceptos intercambiables pero no es así. A pesar de que popularmente se dice que la nueva ley de teletrabajo “prohíbe” los despidos, lo cierto es que la normativa establece que se debe garantizar la estabilidad laboral.

Esto significa que al ser de común acuerdo la adopción del trabajo a la distancia, el trabajador puede negarse sin que esto se convierta en un causal de despido. Del mismo modo, la falta de acceso o conocimiento de herramientas informáticas puede traducirse en reprimendas que perjudique la continuidad del empleado.

Lo que dice la ley de teletrabajo:

Las personas que desarrollan trabajo a distancia no podrán sufrir perjuicio en ninguna de sus condiciones laborales, incluyendo retribución, estabilidad en el empleo, tiempo de trabajo, formación y promoción profesional.»

Capítulo 1, artículo 4. 

10. Protección de datos y ciberseguridad.

Aunque el Real decreto ley de teletrabajo no desarrolla este aspecto con demasiada profundidad, lo cierto es que sí establece que esta parte integral debe ser tenida en cuenta y salvaguardada.

Tanto para las empresas como para los empleados, los datos personales o considerados sensibles, deberán ser tratados de acuerdo a los parámetros y políticas que respondan tanto a la legislación vigente como a los parámetros de las partes.

Lo que dice la ley de teletrabajo:

“Las personas trabajadoras, en el desarrollo del trabajo a distancia, deberán cumplir las instrucciones que haya establecido la empresa en el marco de la legislación sobre protección de datos (…).”

Capítulo 4, artículo 20.

11. Seguridad e higiene en el teletrabajo

Aunque todavía no se han establecido pautas clara para aspectos como los accidentes laborales que puedan ocurrir en casa (es decir cómo puede diferenciarse un accidente casero de uno de trabajo si se ejercen tareas desde el hogar), la nueva ley de teletrabajo estipula algunas nociones claras en lo que se refiere al riesgo laboral.

La normativa establece que las leyes deben no solamente evaluar los riesgos asociados con el trabajo a distancia (impacto psico-fìsico, por ejemplo), sino trabajar en pos de prevenirlo y disminuir sus consecuencias.

Lo que dice la ley de teletrabajo:

“La evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva del trabajo a distancia deberán tener en cuenta los riesgos característicos de esta modalidad de trabajo, poniendo especial atención en los factores psicosociales, ergonómicos y organizativos.”

Capítulo 3, sección  4, artículo 16

 

El teletrabajo ya es una realidad y la implementación de la ley ya está completamente el marcha. Ahora solamente dependerá de las empresas aprender y re-prender a ejecutar los procesos de gestión de talento y administración de recursos humanos para reconvertirse en 2020.

 

¡Digitaliza tu empresa, ahorra tiempo y enfócate en lo que más importa: gestionar y hacer crecer el talento en tu organización!

 

✅ ¡Regístrate en Factorial gratis para actualizar los procesos en tu empresa!

Leave a Comment