Patrones de los turnos rotativos y cómo gestionarlos

En la actualidad, la diversidad de sectores y las demandas productivas han dado lugar a diferentes formas de organizar el trabajo, entre los cuales los turnos rotativos se han extendido notablemente.

La hostelería, el transporte y logística, o servicios sociales como la salud, son algunos de los sectores que adoptan este tipo de turnos, cuya principal característica es que poseen un horario de entrada y salida determinados que cambian a lo largo del tiempo.

El objetivo central es que la organización se mantenga en constante funcionamiento, sea que hablemos de cubrir las 24 horas los 7 días de la semana los 365 días del año, o bien tan solo una parte del año. Incluso podremos encontrar empresas donde se trabajen fines de semana y festivos, y otras donde se respeten.

Si bien existen grandes ventajas competitivas producto de utilizar los turnos rotativos (y podremos coincidir en que ciertas empresas simplemente necesitan estar en producción continua), una incorrecta gestión podría generar fricción entre los trabajadores al percibir desigualdad en la asignación horaria y distribución de los esfuerzos.

En este artículo, trataremos los diferentes patrones de turnos rotativos así como consejos para gestionarlos de manera correcta, además de comentar los beneficios que un Software de gestión de turnos puede traerle a tu empresa.

software-recursos-humanos

¿Qué son los turnos rotativos?

El trabajo a turnos según la definición del Estatuto de los Trabajadores es “toda forma de organización del trabajo en equipo según la cual los trabajadores ocupan sucesivamente los mismos puestos de trabajo, según un cierto ritmo, continuo o discontinuo, implicando para el trabajador la necesidad de prestar sus servicios en horas diferentes en un período determinado de días o de semanas”.

En resumen, el trabajo a turnos beneficia la producción de una empresa para que esta no se quede parada y, por ello, sus trabajadores se organizan en trabajos por turnos.

¿Pero qué significa que estos turnos sean rotativos? Los turnos rotativos refieren a una forma específica de organizar el trabajo, donde se establece una hora de entrada y salida, pero que irán cambiando a lo largo de los días o semanas. Estos cambios deberán ser notificados con anterioridad al empleado.

Este factor de “rotación” es necesario para que todos los empleados trabajen en igualdad de condiciones, sin existir beneficios o favoritismos en la asignación de horarios. Es un esquema bastante particular y que ha de ser analizado en profundidad antes de su implantación, ya que deberá contemplar tanto las necesidades empresariales como la de los trabajadores.

En este sentido, una buena gestión de turnos rotativos deberá cumplir con esta condición de cambio periódico y reflejarse con atención en un calendario de turnos de trabajo donde no sólo se respeten los aspectos legales de las jornadas, sino que haya una distribución equitativa y justa de los horarios de trabajo para evitar disputas internas.

De aquí que no todas las empresas decidan trabajar con este esquema, ya que demandará un gran esfuerzo por parte del Departamento de Recursos Humanos o Administración de Personal.

Encontraremos una organización por turnos rotativos en aquellas empresas que poseen un ritmo productivo ininterrumpido, las cuales podrán dividir sus jornadas en:

  • Turnos discontinuos: Mañana y tarde, con descanso durante los fines de semana.
  • Turnos semidiscontinuos: Mañana, tarde y noche y actividad también los días sábado.
  • Turnos continuos: Mañana, tarde y noche durante todos los días del año.

Características y tipos de turnos rotativos

Nuevamente volvemos al Estatuto de los Trabajadores, más precisamente al artículo 36, para comprender el marco legal que refiere directamente al trabajo a turnos. De aquí destacamos:

  • La obligatoriedad de no adjudicar el turno nocturno más de dos semanas consecutivas al mismo empleado – “En las empresas con procesos productivos continuos durante las veinticuatro horas del día, en la organización del trabajo de los turnos se tendrá en cuenta la rotación de los mismos y que ningún trabajador esté en el de noche más de dos semanas consecutivas, salvo adscripción voluntaria”.
  • La posibilidad de incorporar empleados turnantes para completar los equipos – “Las empresas que por la naturaleza de su actividad realicen el trabajo en régimen de turnos, incluidos los domingos y días festivos, podrán efectuarlo bien por equipos de trabajadores que desarrollen su actividad por semanas completas, o contratando personal para completar los equipos necesarios durante uno o más días a la semana”.
  • El deber de garantizar las medidas de seguridad e higiene para los trabajadores – “Los trabajadores nocturnos y quienes trabajen a turnos deberán gozar en todo momento de un nivel de protección en materia de salud y seguridad adaptado a la naturaleza de su trabajo, y equivalente al de los restantes trabajadores de la empresa”.

Además, la ley exigirá que entre las jornadas exista un descanso de al menos 12 horas, pudiendo verse reducido hasta a 7 horas en casos especiales siempre que haya compensación posterior de esa diferencia horaria.

¿Quieres elaborar un método de trabajo por turnos? Descárgate nuestro cuadrante de turnos de trabajo con nuestra plantilla gratis.

patrones-turnos-rotativos

Veamos ahora los tres tipos de turnos rotativos que podemos encontrar en una empresa:

Turnos rotativos dobles: mañana y tarde

Quizás sea el tipo más extendido y normalmente referirá a empresas que trabajen de lunes a viernes. Aquí, los empleados alterarán entre los turnos de la mañana y la tarde, generalmente de semana a semana. Así, la primera semana trabajarán de mañana, la segunda lo harán de tarde, luego de mañana de nuevo, y así sucesivamente.

Turnos rotativos triples: mañana, tarde y noche

Muy utilizado en empresas que trabajan de lunes a domingo aunque también puede aplicarse a semanas de lunes a viernes.

En esta tipología, se dividirá el día de 24 horas en turnos de 8 horas dando origen a los turnos de mañana, tarde y noche. Lo más común es que a los empleados se les otorguen 2 días de descanso entre cada cambio de turno.

Turnos rotativos de rotación inversa o natural

En verdad, esta tipología corresponde al orden en que se cambiarán los turnos siguiendo con el patrón de mañana, tarde, noche o bien el de noche, tarde, mañana. Aquí nuevamente deberemos tener en cuenta el marco legal y los descansos necesarios antes de efectuar el cambio de turno.

Patrones y ejemplos de turnos rotativos

Nos adentraremos ahora en los patrones o formas que podemos encontrarnos al momento de repartir las jornadas de turnos rotativos. En empresas con muy poco personal, puede parecer una tarea fácil de realizar, hecho que puede transformarse en un gran desafío para aquellas empresas con mayor número de empleados.

Una buena organización en la planificación así como un software de gestión de turnos serán los grandes aliados de Recursos Humanos al momento de realizar el control horario, contemplar las ausencias y velar por una distribución equitativa e igualitaria de las jornadas de trabajo.

De cara a comprender los turnos rotativos, nos centraremos en jornadas de 8 horas distribuidas en horarios de mañana (M), tarde (T) y noche (N). Además tendremos que contemplar la división entre días laborales (L) y días de descanso (D), lo cual nos llevará a plantear la fórmula LxD donde se trabajará una cantidad de días laborales para luego disfrutar de una cierta cantidad de días de descanso, dando lugar a la rotación.

Turno rotativo 6X2

En este esquema existen 6 días laborales por 2 de descanso. En otras palabras, se trabajarán 6 días de mañana, tarde o noche a los que le seguirán 2 días libres.

El orden de la rotación podría consistir por ejemplo en un modelo de MM-TT-NN-LL. Así, el primer empleado comenzaría la semana con dos días de trabajo por la mañana, luego dos por la tarde, dos por la noche y finalmente dos de descanso.

Un segundo trabajador seguiría el mismo esquema, sólo que su semana “comenzaría” con dos días libres, resultando un patrón de LL-MM-TT-NN. Un tercer trabajador comenzaría con dos días de noche, y así sucesivamente.

Luego tras cumplirse el primer ciclo, el trabajador 1 adoptaría los horarios del trabajador 2, el 2 tomaría los horarios del 3, etc.

Quizás lo más interesante de esta tipología sea el carácter de “escalonado” de los turnos que deberá seguirse en todos los cuadrantes de cada trabajador, tomando como referencia el cuadrante siguiente al de la semana anterior, garantizando así la correcta rotación y distribución de los días.

tipos-de-turnos-rotativos

Turno rotativo 5X2

Aquí podríamos estar en presencia de empresas que organizan a sus empleados para trabajar en turnos de mañana y tarde (pudiendo también existir el turno noche) de lunes a viernes, librando los fines de semana. También puede ser el caso donde se trabajan 5 días y se descansan 2, teniendo en cuenta que cada empleado recibirá al menos un fin de semana al mes.

Turno rotativo 4X3

En un tipo de turno bastante utilizado que se basa en jornadas de trabajo más largas, dando origen a descansos también más largos.

En este sentido se trabajarán 3 o 4 días, con jornadas que pueden llegar hasta las 10 horas, pero el resto de días de la semana serán libres.

Turno rotativo 4×2 o 4×1

El primero se da en los casos de jornadas aún más largas que pueden llegar hasta las 12 horas. Es el ejemplo de un trabajador que tiene 4 días laborales con jornadas de 12 horas y luego dos días libres. En el segundo, estaríamos ante jornadas de 8 horas pero con sólo un día de descanso posterior.

Aspectos negativos del trabajo por turnos

El trabajo por turnos rotativos puede acarrear ciertas consecuencias negativas si no se gestiona de forma correcta. Esto es, principalmente, porque se puede ver alterado nuestro reloj biológico y derivar en un desajuste entre el tiempo de trabajo, nuestra necesidad biológica de descanso nocturno (funcionamos siguiendo el ciclo solar) y el tiempo del resto de nuestro entorno social.

Incluso en conocimiento de estos efectos negativos, el trabajo a turnos sigue siendo una modalidad muy utilizada entre las industrias que necesariamente deben producir sin interrupciones, o recuperar rápidamente las inversiones trabajando las 24 horas.

Estas son algunas de las consecuencias que pueden darse sobre la salud y bienestar:

  • Aumento de ansiedad y trastornos psico-emocionales
  • Trastornos digestivos e intestinales
  • Insomnio, pérdida de la calidad del descanso o alteración del sueño
  • Problemas de relacionamiento social
  • Incremento de errores en el trabajo que pueden llevar a accidentes laborales
  • Reducción de la productividad y tendencia al absentismo

Aspectos positivos de los turnos rotativos

Ahora bien, no todo son puntos negativos. Existen múltiples beneficios derivados de una correcta gestión de turnos rotativos, como por ejemplo:

  • Al buscarse la igualdad de condiciones y la rotación escalonada, ningún trabajador se verá en mejor posición que otro, lo que equivale a decir que nadie se verá perjudicado por un horario no deseado de forma constante.
  • Al rotar los horarios, se puede aportar cierta novedad sobre todo en tareas repetitivas o muy rutinarias.
  • Lo que para algunos es un horario “malo” puede no serlo para otros. En este sentido no estará de más preguntar acerca de las preferencias para intentar equilibrar los turnos.

gestión-trabajo-por-turnos

Buenas prácticas en la gestión de turnos rotativos

Establecer y gestionar la grilla de turnos rotativos dentro de una empresa puede ser una tarea de gran complicación para el departamento de Recursos Humanos si queremos cumplir con las disposiciones legales y responder a la realidad y necesidades de la empresa.

Algunas de las buenas prácticas incluyen:

  • Respetar un período de descanso de 12 horas entre jornadas.
  • Al superarse las 6 horas de trabajo continuo, deberemos otorgar un descanso de al menos 15 minutos al trabajador.
  • Los horarios deben ser puestos en conocimiento de los empleados con tiempo suficiente para que puedan organizarse.
  • Acompañar y educar a los trabajadores en la importancia del descanso cuando se encuentren haciendo este tipo de turnos.
  • No asignar el turno noche más de dos semanas consecutivas, al menos que sea el propio empleado quien lo pida.
  • Garantizar los materiales y formaciones necesarias en materia de prevención, seguridad y salud en el centro de trabajo.
  • El número de empleados debería coincidir en cada turno, aunque dependerá de la naturaleza de la empresa.

¿Cómo hacer una gestión de turnos con un software o aplicación?

Hay empresas en donde el sistema de turnos rotativos es inevitable. Por sobre ello, al momento de realizar la distribución de los turnos es necesario cumplir con los requisitos legales, asignar los días libres correspondientes sin cometer errores y planificar la presencia de una cierta cantidad de trabajadores por turno para garantizar el correcto funcionamiento del negocio, entre tantos otros factores.

Llegados a este punto, un software de Recursos Humanos que permita realizar la gestión de turnos de trabajo puede significar un ahorro considerable de tiempo y aumento de la productividad por la eliminación de errores de cálculo manual.

Entre algunos de los beneficios de digitalizar esta tarea, encontramos:

  • Monitorización del tiempo de trabajo de tu plantilla
  • Cumplimentación segura de la ley
  • Mejora en la experiencia del empleado y su comunicación
  • Simplificación de procesos de gestión
  • Mayor transparencia tanto para empleado como para empleador
  • Control de las horas extraordinarias
  • Mayor información para mejor toma de decisiones
  • Evita que los turnos se solapen
  • Asigna la misma cantidad de turnos a todos tus trabajadores
  • Garantiza los descansos necesarios para cada empleado

¿Quieres saber si el software de Factorial es para ti? Averígualo con nuestro período de prueba gratuito.

✅ Prueba el software de Factorial gratis y gestiona los turnos de tus trabajadores

Leave a Comment