Ir al contenido
entrevista de trabajo lenguaje no verbal

La importancia del lenguaje no verbal durante el proceso de reclutamiento + Vídeo

Es sin dudas una concepto que escuchamos a menudo en diferentes, pero en lo referido a recursos humanos y sobre todo durante el proceso de headhunting, el lenguaje corporal de nuestros candidatos puede revelar valiosa información que no encontraremos de ninguna otra manera.

En líneas generales, la capacidades comunicativas son fundamentales para desempeñarse en cualquier puesto de trabajo y, de hecho, son muchísimas las empresas las que invierten en planes de formación para mejorar este aspecto como parte de las competencias de sus empleados.

Sin embargo hay un aspecto que a menudo pasa desapercibido y que está íntimamente relacionado. Estamos hablando de la comunicación no verbal, la cual juega un rol clave y muchas veces definitivo durante el proceso de reclutamiento de personal.

 

Mira este vídeo acerca de la comunicación no verbal en rrhh

En un nuevo Hr Pill concentramos en algunos minutos, todo lo que necesitas saber acerca del lenguaje verbal y no verbal en recursos humanos, ya sea en modalidad presencial o remota.

Qué es el lenguaje no verbal

Aunque no sea un concepto que tengamos presente en 24/7, hay un dicho muy común que establece que la mayor parte de la comunicación se da en forma no verbal y de hecho, existe un consenso general acerca de la influencia que ejerce lo que comunicamos a otros independientemente de nuestras palabras.

En pocas palabras, el lenguaje verbal es toda la información que recibimos y que emitimos a uno o más interlocutores, que no necesariamente tiene que ver con aquello que decimos.

Algunas vez has formado una opinión o emitido un juicio de valor a primera vista? Alguien te ha resultado antipático o simpático la primera vez que lo viste? Estas “sentencias” que emitimos sobre una o más personas luego de la famosa primera impresión, se forman casi totalmente debido al lenguaje no verbal.

👉 Descarga una lista para redactar una oferta laboral imbatible 👈

Para qué sirve el lenguaje no verbal

Tener el conocimiento adecuado acerca de esta temática, resulta una gran ventaja para reclutadores y reclutadoras de recursos humanos. Observando las señales y gestos no verbales, es decir aquello que no es dicho, podremos lograr entender mucho acerca de nuestros candidatos.

Cuáles son sus intereses reales, qué cosas les molestan, cómo interactúan con otras personas, cuál es su nivel de atención o seguridad personal, etc. Todos estos indicadores aparecen como pistas sutiles que se desprenden del desenvolvimiento de una persona en un determinado entorno social, como puede ser la entrevista laboral.

Cada día estamos rodeados de miles de estímulos diferentes que provienen de pares o del mismo entorno y en este mismo sentido, también emitimos estímulos y nos comunicamos con nuestro espacio inclusive sin emitir una sola palabra.

Desde los micro-gestos en nuestro rostro, la postura corporal, hacia donde y de qué manera miramos a algo o alguien, pasando por nuestra forma de vestir e incluso la puntualidad, todo esto es decodificado por otros como parte del lenguaje no verbal y contribuye a que se forme una “imagen mental” de quiénes y cómo somos.

Banner HR funcionalidades

Porqué la comunicación no verbal clave

Para bien o para mal, debemos aceptar que el lenguaje corporal es una parte integral del comportamiento de los seres humanos. Más específicamente y a fines prácticos, es importante invertir tiempo en aprender a reconocer e interpretar correctamente la influencia de este aspecto.

De acuerdo con el psicólogo estadounidense Albert Mehrabian, cerca del 55% de nuestra comunicación tiene un origen no verbal (gestos, expresiones del rostro, postura corporal) otro 38% es para verbal (entonación de las palabras, ritmo del habla, timbre de voz) y el 7% restante es puramente verbal. De allí que un 93% de aquello que comunicamos sea de manera inconsciente.

Esto puede hacerse presente en una entrevista individual, grupal, a sea cara a cara o inclusive de manera remota en video llamada o al teléfono. La comunicación no explícitamente verbal rodea todo aquello y todos aquellos con quiénes interactuamos cotidianamente y es una pieza fundamental que puede influenciar la comunicación interna de una empresa, sus valores y por tanto, su cultura corporativa.

lenguaje no verbal

Importancia de la comunicación no verbal en el proceso de reclutamiento

Durante el proceso de búsqueda y luego de haber realizado la criba curricular, tendremos la posibilidad de conocer a nuestros candidatos. Si bien sabremos acerca de su formación profesional y experiencia, poco conoceremos acerca de su historia de vida, personalidad y cuáles son sus verdaderas ambiciones.

Justamente para poder echar luz sobre estos aspectos es que nos valemos de las preguntas que hacemos a los postulantes. ¿Por qué quieres formar parte de nuestra empresa? ¿Cómo te ves de aquí a cinco años? Son solamente algunas de las más usuales.

Aunque son cuestionamientos válidos para conocer mejor a las personas, muy probablemente algunos no nos den respuestas 100% honestas. Y es aquí donde, para poder confiar o no en lo que nos responden, que debemos confiar en lo que comunica su lenguaje no verbal.

El turnover rate y el lenguaje no verbal

¿Porqué es tan importante la comunicación no verbal durante las entrevistas de trabajo? Fácil: debido a que la principal motivación de los y las reclutadoras no debe ser solamente dar con el candidato ideal para cumplir con las obligaciones de un determinado rol. Sino que además debe lograr que este profesional permanezca en la empresa.

La primera entrevista es absolutamente crucial para conocer qué tan involucrada o comprometida una persona está con su futuro puesto laboral, cuál es su nivel de motivación, así como qué tan alineada está con los valores de la empresa y las dinámicas que allí se dan.

Esto es fundamental al momento de disminuir la tasa de rotación y realizar un mayor aprovechamiento de recursos ya que, en la gran mayoría de los casos, aquellos inconvenientes o rispideces detectadas durante la etapa inicial suelen ser los principales factores que hacen que un trabajador decida marcharse.

👉 Descarga una lista para realizar un proceso de onboarding exitoso 👈

Ejemplos de comunicación no verbal durante entrevistas de trabajo

Habiendo ya establecido los conceptos más importantes, es momento de lanzarnos a explorar en detalle, aquellos comportamientos que de hecho componen lo que conocemos como lenguaje no verbal y a los que deberás prestarle mayor atención durante las entrevistas laborales.

La primera impresión

Los primeros minutos durante una entrevista de trabajo son cruciales y quizás hasta los más importantes. Apenas una mirada es suficiente para captar las señales no verbales que parten de un candidato y que contribuirán a formar una idea de quién es esta persona frente nuestro.

La forma en la que se sienta, la velocidad con la que camina, cómo nos estrecha la mano (si lo hace), su forma de vestir, hablar, su contacto visual o la carencia de este, nos ayudarán a entender si estamos frente a una persona adecuada para sumarse a nuestra compañía.

Pero atención, que también es clave por parte del reclutador no emitir juicios apresurados y dejar que la entrevista se desarrolle con normalidad. Casos contrario estaremos coartando las oportunidades del trabajador al caer en prejuicios de reclutamiento.

Postura corporal y uso del espacio

Una persona cuya postura le permite ocupar todo el asiento, que tiene una posición que se conoce como “abierta” (piernas descruzadas, brazos relajados), será un candidato o candidata que se siente seguro de sus capacidades. Mientras que si la postura es “cerrada” (brazos y piernas cruzadas, espalda encorvada), indicará en general un gran nivel de inseguridad personal.

El apretón de manos

El reclutador deberá prestar atención a la calidad del saludo del candidato. Lo ideal será que esté tenga una postura erguida, que haga contacto visual directo y que imprima en su mano un nivel de firmeza que no sea ni demasiado laxo ni demasiado fuerte. El estrechón de manos lo que transmite, entre otras cosas, es la voluntad del trabajador y la forma en la que se muestra ante el mundo.

Un apretón de manos débil o sin fuerza suficiente, muestra una persona carente de convicción personal. Mientras que un saludo excesivamente fuerte da cuentas de una persona quizás demasiado avasallante sobre los demás que puede llegar a imponerse en ocasiones.

Forma de vestir y accesorios

Independientemente del código de vestimenta de la compañía, en el caso de que existiera una política de empresa en este sentido, la elección del atuendo para una primera entrevista, es crucial.

Naturalmente, la forma de vestir no lo es todo y este aspecto poco o nada habla acerca de la capacidad y habilidades del candidato. Lo que sí es cierto es que el atuendo de una persona revela pistas acerca de su personalidad y de cómo prefiere ser percibido por otras personas.

La forma de utilizar accesorios o su cantidad, si la persona usa o no perfume y qué tipo de perfume por ejemplo, dejarán a la vista valiosos aspectos de su carácter. En pocas palabras, una persona desalineada habla a las claras de alguien que quizás no le preste mayor atención a los detalles.

Contacto visual y nivel de atención

Por una cuestión evolutiva, las personas tenemos la tendencia a confiar más en aquellas personas que al hablar logran mantener un contacto visual directo. Esto sirve para transmitir el grado de interés de nuestro interlocutor y sus emociones.

De todas maneras, esto puede bien fingirse y de hecho muchas personas lo hacen. Por eso es importante prestar atención a que el contacto visual esté acompañado de otros gestos que nos dan la pauta de que el candidato está de hecho, involucrado durante la entrevista.

Idealmente una persona interesada no solamente mirará fijamente a su interlocutor sino que mostrará micro-gestos y cambios en la zona que rodea sus ojos a medida que recibe nueva información. Inclusive su postura corporal será levemente inclinada hacia delante durante todo el proceso.

El contacto visual debe sentirse natural, no forzado, ni demasiado penetrante ni demasiado disperso. Un candidato que pasa la entrevista con su mirada perdida o errática, claramente no tiene demasiado interés en lo que está sucediendo.

Los ojos de nuestro candidato nos dirán si verdaderamente está escuchándonos a nosotros o a sus pares en caso de estar en grupo, si coincide con aquello que se le dice o no, si entiende o no nuestras preguntas y si responde en forma legítima o no.

hombre mostrando algo en un portátil

Expresiones faciales

Pocas cosas en la vida pueden resultar tan comunicativas como las expresiones del rostro. Desde lo comportamental o psicológico, existen una multiplicidad de estudios que le dan determinadas interpretaciones a lo que refleja el rostro de una persona.

La clave para poder comprender en forma correcta aquello que nos transmite el lenguaje no verbal, es siempre buscar que aquellos que dice la persona coincida con sus expresiones faciales, que lo verbal y lo no verbal sea concordante o coherente.

Un ejemplo de expresión concordante es responder una pregunta en forma afirmativa al tiempo que se asiente con la cabeza. Una comunicación no concordante mostrará una persona que dice que sí pero con la cabeza señala que hacia los lados.

Esto puede significar dos cosas: en el mejor de los casos, algún grado de inseguridad, timidez o miedo a hablar en público. En el peor, lisa y llanamente una persona que está mintiendo acerca de la que dice o que oculta información deliberadamente.

Lenguaje corporal

El lenguaje corporal también es una fuente muy poderosa de información no verbal. ¿Nuestro candidato está reclinado en la silla con las piernas cruzadas? ¿De qué forma cruza las piernas? ¿Mueve nerviosamente las manos de izquierda a derecha o se muerde las uñas? ¿Toca tu cuello o cabello sin cesar?

El lenguaje corporal revela tantísimo acerca de la forma en que la persona que tenemos delante se presenta frente al mundo. Aunque no se trate de una cuestión inequívoca, usualmente un lenguaje corporal nervioso nos habla de una persona ansiosa e insegura. Mientras que un lenguaje relajado nos revela que estamos frente a una persona serena y que confía en sus propias capacidades y en el entorno.

Aunque, nuevamente, no se debe caer en juicios da valor apresurados porque ciertamente es natural que un candidato muestre nervios frente a una entrevista laboral, debemos considerar que muy probablemente una persona que muestre una actitud física de superioridad, con el tiempo puede revelarse como un trabajador arrogante con el cual sea difícil encontrar puntos en común o flexibilidad.

Sin embargo, no existen leyes universales y taxativas sobre el lenguaje no verbal corporal. Mucho dependerá no solamente del contexto sino de lo que es culturalmente aceptado o no, en un determinado sitio.

El contacto físico

Este aspecto de la comunicación nos da valiosa sobre los niveles de extroversión del candidato. Una palmada en la espalda u ofrecer un abrazo amistoso, hablan de una persona que tiene una gran facilidad para interactuar y confiar en otros, transmite empatía sin la necesidad de palabras.

Contrariamente una persona que no realiza contacto físico alguno puede que sea más reservada o tímida. En ambos casos, cualquier tipo de demostración o de no demostración de contacto que sea extrema, es una mala señal.

Tono de voz y otros aspectos para verbales

La comunicación para verbal forma parte de la comunicación verbal sin estar directamente a las palabras que decimos, sino más bien, a la forma en la que las decimos y de qué manera, cuándo y cómo las decimos.

Incluye elementos como el volumen de la voz, la forma en la que se articulan las palabras, la velocidad del habla o inclusive si se interrumpe al interlocutor o no.

Un lenguaje para verbal óptimo es aquel en el cual el tono de voz demuestra un nivel de entusiasmo acorde con el contexto, a una persona que espera su turno para hablar y que lo hace de manera concisa, clara y entendible para todos.

La comunicación no verbal en el teletrabajo

Hoy en día los procesos de selección remotos son una práctica súper común, así como el onboarding en el teletrabajo y la digitalización de las empresas y todos sus departamentos y operaciones.

Sin embargo, a pesar de no estar cara a cara físicamente con nuestro candidato, también es posible conocer su lenguaje no verbal en entrevistas de trabajo: mediante el lenguaje escrito.

Los reclutadores usualmente al comunicarse vía correo electrónico tienden a fijarse casi exclusivamente en respuestas como “me interesa la oferta”, “mi disponibilidad horaria es…”. Pero definitivamente hay muchos más aspectos calve a considerar que nos dan muestras de el tipo de personalidad del candidato.

El uso de cursivas, negritas, subrayado, mayúsculas, el tamaño de la fuente, a puntuación y/o espacios que se emplean muestran la forma en la que esta persona se expresa.

Un correo electrónico cuyo contenido va directo al grano y que muestra poca atención a los saludos iniciales y al cierre, con errores de tipeo, hablan de una persona que no presta atención a los detalles. Mientras que un mail bien redactado con información organizada en forma estructurada, demuestran lo contrario.

 

La comunicación y el lenguaje no verbal, son elementos que debemos tener en cuenta durante las entrevistas para lograr optimizar el proceso de selección y contratación de personal para nuestra empresa.

Delega tus tareas diarias de reclutamiento en un software desarrollado especialmente a la medida de tus necesidades y exigencias.

✅ ¡Prueba Factorial y optimiza el proceso de reclutamiento en tu empresa!

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario