Ir al contenido

Competencias laborales más demandadas en 2022 para un proceso de reclutamiento

·
7 minutos de lectura
competencias-laborales

Destrezas, habilidades, actitudes y aptitudes que conforman a un candidato o trabajador en nuestra empresa, constituyen lo que conocemos como competencias laborales. Naturalmente y, con el paso de los años, estas cambiarán según las exigencias del contexto.

Se sabe que al momento de realizar una selección de personal, no solamente es suficiente ver sus competencias respecto al puesto de trabajo. Sino que además, es de vital importancia que posean el desarrollo de otras competencias laborales o habilidades asociadas.

Hoy más que nunca podemos afirmar que de hecho son estas capacidades las que resaltan al momento de seleccionar personal. Con el auge del teletrabajo o home office, ha cambiado por completo lo que entendíamos acerca del mundo laboral. Y con ello, también cambió aquello que debemos esperar de nuestros empleados.

✅ Descarga una plantilla gratis para evaluar el desempeño de tus empleados

¿Qué son las competencias laborales?

Las competencias laborales son un conjunto de capacidades, que son necesarias por parte de un trabajador para desarrollarse en un determinado rol. Se puede entender que son las responsables de marcar una distinción al momento en el que una persona ejecuta una labor específica, respecto a los conocimientos técnicos que pueda poseer.

Por ejemplo, podríamos encontrar fácilmente un buen puñado de 20 o 50 candidatos para convertirse en programadores de nuestra empresa en solo un par de horas. Pero únicamente un par de ellos o ellas, serán aptos para adaptarse a la cultura de nuestra organización.

El concepto de “competencias” aplicado al mundo laboral, fue desarrollado por varios autores e investigadores, pero fue el psicólogo David McClelland en los ’70 quien logró popularizar el término. La definió como las características propias de una persona, las cuales están causalmente relacionadas con los comportamientos y la acción exitosa en su actividad profesional.

Banner Software RRHH Factorial Time tracking

¿Qué tipos de competencias laborales existen?

Es muy habitual que las personas a cargo de emprender un proceso de búsqueda en Recursos Humanos se encuentren con la gran dificultad de elegir qué tipo de competencia será la que prioricen en esta instancia. Por ello, es importante entender los distintos tipos de competencias profesionales que existen:

  • Competencias básicas y de comportamiento: se relaciona con aquellas aptitudes más suaves que se requieren para un trabajo. Se enfocan en el aprendizaje adquirido desde la niñez hasta la adultez y se relacionan con la conducta y la manera de relacionarse con los demás.
  • Competencias técnicas: son aquellas referidas al uso eficaz de los sistemas, herramientas o mecanismos, exclusivamente necesarios para el puesto. Son adquiridas a lo largo de la vida profesional y mediante formaciones especializadas en el área.
  • Competencias de liderazgo: se trata de las cualidades que conforman la capacidad y disposición para la conducción de grupos, que es además plausible de ser medida. Esta competencia se enfoca en conocer la gestión eficiente del equipo de trabajo y en su mayoría se relaciona con cargos de gerencia.

Ejemplos de competencias profesionales

Las competencias profesionales se relacionan directamente con actuar eficientemente frente a nuestras actividades a nivel profesional. Para entender un poco más acerca de la clasificación de las competencias laborares, a continuación se detallan algunos ejemplos por cada grupo:

Competencias básicas y de comportamiento Competencias técnicas Competencias de liderazgo
Ser proactivo, tener respeto por los demás, habilidad para expresarse, compromiso, entre otras. Manejo de herramienta o equipos, capacidad para hablar distintos idiomas, manejar programas de ofimática, etc. Empatía hacia los demás, comunicación asertiva, trabajo en equipo, toma de decisiones, adaptarse a los cambios y más.

Un trabajador competente será la persona ideal para ser parte de tu equipo porque tendrá tanto el conocimiento como las competencias necesarias que requiere el puesto. El departamento de Recursos Humanos deberá ser capaz de identificar a las personas que más a fin se encuentren con los valores de la empresa y que cumplan con las habilidades requeridas.

Mira nuestro vídeo de cómo liderar equipos a distancia

¿Cuál es la diferencia entre las competencias laborales y las habilidades?

A menudo y, erróneamente, existe una tendencia a interpretar estos conceptos como intercambiables. A pesar de que en ciencias sociales no hay verdades absolutas, lo cierto es que competencias y habilidades son dos ideas diferentes que comparten ciertas similitudes.

Las habilidades son destrezas o conocimientos específicas y necesarios para realizar un trabajo puntual. Estas se clasifican en dos grupos:

  • Las habilidades duras son las más técnicas, propias de una disciplina (por ejemplo: uso de planillas de cálculo para contabilidad).
  • Las habilidades blandas son más generales y hacen al desempeño de la persona (por ejemplo: manejo de tiempo o comunicación verbal).

Por su parte, las competencias laborales, son aquellos conocimientos que garantizan a que una persona ejecute sus labores en manera exitosa, es decir el “cómo”. Se trata de la forma en la que los comportamientos de un empleado generan más y mejores resultados, un elemento fundamental y diferenciador entre otros pares o candidatos.

10 Competencias laborales más demandadas en el 2022

En los últimos años se ha vivido un ambiente de alta volatilidad, incertidumbre y de grandes desafíos en casi todos los frentes, es de vital importancia para hacer crecer nuestra empresa. Además el tener claro que competencias laborales no pueden faltar en nuestro equipo es fundamental para contar con profesionales competentes.

En un mundo laboral que ha evolucionado rápidamente los últimos años, con el viraje profundo hacia la digitalización de empresas y la «explosión» del fenómeno del teletrabajo. Te explicamos cuáles son las competencias laborales más demandadas en el mercado:

  1. Mentalidad de crecimiento:
    Impulso, curiosidad, ambición. Cualquier definición es válida para definir a aquel o aquella candidata que no se conforme con el status-quo, que no tenga miedo a tomar riesgos, hacer preguntas e intentar cosas nuevas, todo con el fin de desarrollarse profesionalmente y ampliar los horizontes de la compañía.
  2. Toma de decisiones en base a datos:
    En un mundo en crisis es crucial que nuestros trabajadores (sobre todo cuando se trata de managers), sepan cuándo, dónde y cómo elegir qué camino seguir, siempre orientado a maximizar resultados y utilizar recursos de la manera más eficiente posible.
  3. Comunicación efectiva:
    Comunicarse de manera directa, ser sinceros y responsables de nuestra manera de comunicar sin dañar los sentimientos de los demás mientras nos relacionamos, será ideal para mantener un clima laboral óptimo y relacionarnos de manera efectiva.
  4. Resiliencia:
    Se trata de no solamente poder lidiar con la frustración y las negativas de la vida en general y del trabajo, sino de poder rápidamente volver al ruedo. Un empleado o empleada ideal en estos tiempos debe poder “barajar y dar de nuevo”, sin mayores inconvenientes.
  5. Flexibilidad:
    En el mismo tono que la competencia anterior, debemos apuntar a que nuestros trabajadores cuenten con la capacidad intrínseca y de recursos, de poder (entre otras cosas), adoptar nuevas formas de trabajo ya sea presencial o remota, utilizar nuevas herramientas y aceptar cambios en la estructura de los equipos.
  6. Comodidad en un entorno digital:
    Parece una obviedad pero no lo es. Ya no se trata de poder utilizar una plataforma de video llamadas o un tablero de organización interna, sino de encontrar personas que puedan gestionar su tiempo y desempeño laboral en manera 100% remota y en un contexto puramente virtual, operando desde la nube.
  7. Alta productividad:
    En un contexto social de crisis, ya mencionamos que optimizar recursos es clave, y uno de estos recursos es el tiempo. Nuestro trabajador ideal en 2021 debe poder aprovechar al máximo y sin descuidar su bienestar, las ocho horas diarias en las que debe dedicarse a sus tareas.
  8. Compromiso:
    Esto es crucial al trabajar en manera remota. A menudo sucede que fuera de la oficina, sin el contacto con otros y la comodidad de estar en casa, es fácil tentarse a enfocarse en tareas que no son estrictamente laborales. Asistir a reuniones, estar en línea cuando corresponde, cumplir con objetivos y poder ser responsable de los resultados, es hoy más importante que nunca.
  9. Aprendizaje independiente:
    Buscar nuevas formas de realizar tareas, incorporar nuevos hábitos, consultar con colegas cómo realizan ciertas actividades o solicitar tiempo para hacer un curso o mentoría dentro de la empresa. Todas estas y más variables son importantes a considerar de cara a incorporar un empleado, se trata de buscar a quienes estén dispuestos a crecer con la empresa.
  10. Trabajo en equipo:
    Más que nunca y en entornos 100% digitales, poder confiar en otros trabajadores, respetar sus tiempos y contar con una comunicación clara y concisa, es un aspecto que no se debe descuidar bajo ningún concepto. El trabajo en equipo es la herramienta clave para alcanzar objetivos de negocio.

Cómo evaluar las competencias profesionales

  • Rueda de competencias.
    Se trata de concentrar ocho competencias clave en un gráfico circular que quedará seccionado en partes iguales. La medición se realiza en una escala de puntos del 1 al 10 y es ideal realizarla en forma periódica. Puedes descargar un modelo de rueda de competencias desde este enlace.
  • KPI’s y evaluación de desempeño.
    Los indicadores clave son fundamentales para poder realizar una observación concienzuda acerca de la performance de los empleados. Además, son importantes aliados para poder retener el talento de nuestra empresa y mejorar el employee experience. Los KPI pueden personalizarse según la habilidad o, en este caso, competencia, que se quiera rastrear y medir.
  • Reuniones uno a uno.
    Reservar tiempo para estar cara a cara, aunque sea a través de video llamada, es una excelente iniciativa para evaluar no solo las habilidades interpersonales sino también para poder entender de primera mano cuáles son las competencias de nuestro empleado o empleada y poder dar feedback al respecto. Es ideal documentar los puntos que se tocan en estas reuniones y hacer un seguimiento al respecto, en forma periódica.

Los tiempos de crisis son efectivamente momentos de grandes oportunidades, para experimentar, innovar y expandir nuestros horizontes. Todo indica que este contexto no cambiará al menos en el mediano plazo, por lo que contar con trabajadores que se adapten a esta situación con competencias clave, es fundamental al momento de plantear objetivos en nuestra organización o iniciar un proceso de reclutamiento.

Ahora que conoces cuáles son las competencias profesionales más requeridas en el mercado y cómo identificarlas, te invitamos a ser parte de nuestro software Factorial y poder optimizar tiempo con tareas cotidianas, confía en un software de recursos humanos y concéntrate en lo que de verdad importa: ¡hacer crecer tu empresa!

✅ ¡Prueba el software de Factorial para optimizar recursos y mejorar la productividad!

Este artículo también está disponible en: Italiano, Portugal, Chilean

¡Hola! Soy Greta Gamarra y trabajo como Content Marketing para el mercado español en Factorial HR. Vine a Barcelona a estudiar un Máster en Marketing Digital el cual me permitió ampliar más mis conocimientos dentro de este entorno. Desde el 2019 empecé a crear contenido y campañas para diferentes plataformas.

Publicaciones relacionadas

2 Comments

Dejar comentario