Ir al contenido

Las 3 claves de un proceso de selección

Hemos hablado con anterioridad de la importáncia de cuidar de nuestros potenciales empleados, por ejemplo durante el proceso de onboarding. Hoy seguimos en nuestro afán de por ayudar a todas aquellas empresas que están creciendo o que quieren mejorar en su atracción de talento, y descubrimos los 3 puntos claves en los que debes pensar siempre durante los procesos de selección para que puedas reclutar a los mejores candidatos.

3 Consejos para un reclutamiento de éxito

1- Cuida la gestión de los procesos de reclutamiento

Ya lo hemos dicho en otros artículo, el proceso de selección de una empresa puede ser un muy buen indicador de su cultura empresarial y puede llegar a afectar en gran medida a su employer branding y poder de atracción, como veremos a continuación.

Del mismo modo que debemos escoger el software de recursos humanos adecuado para gestionar nuestros empleados, también debemos elegir un programa que se adecúe a nuestras necesidades a la hora de atraer y contratar talento. Una buena herramienta para la gestión de los procesos de selección te evitará pérdidas de tiempo, dinero y hará más efectivos y eficientes tus procesos de selección

Así, utilizar un software específico para el reclutamiento te servirá para optimizar dichos procesos y te aportará, tanto a ti como al conjunto de tu empresa, grandes ventajas:

  • Centralización del proceso: en un único espacio y lugar podrás tener todo lo relacionado con los procesos de reclutamiento. ¡Ya basta de tener los CV por un lado, y las notas que has ido recogiendo en las entrevistas y demás datos por otro!
  • Digitalización: el papel está en claro retroceso. Digitalizar todo el proceso te permitirá avanzar en el proceso de digitalización y te permitirá trabajar en los procesos en cualquier lugar donde tengas un dispositivo con conexión a Internet
  • Colaboración: una herramienta única también te permitirá colaborar de una forma más fácil, efectiva y eficiente con el resto de tus compañeros. Incluso, puedes abrir ciertos datos a otras sucursales que puedas tener o a clientes que deban participar del proceso para que puedan contribuir en la toma de decisiones
  • Automatización: esta parte te ahorrará muchas horas de trabajo. Ya pasaron los tiempos de tener que estar escribiendo a mano todos los datos y muchas otras tareas rutinarias. Ahora las puedes automatizar digitalmente. ¡Céntrate en lo que realmente te importa. Céntrate en reclutar talento!
  • Estructuración: el orden es otro de los elementos que te aporta trabajar con una herramienta adecuada. Además de ayudarte a encontrar de una forma mucho más rápida todo lo que busques, te permitirá vivir entre montañas caóticas de papeles en tu mesa. Todo en una pantalla, todo organizado

2- Encontrar al candidato ideal

Llega el momento de ponerte en marcha para atraer al talento que andas buscando. Aquí tienes algunas recomendaciones para encontrar al candidato ideal :

  1. Prima la calidad en detrimento de la cantidad: pudiera parecer que cuantas más opciones donde escoger tengas mejor, que cuanto mayor acopio de CV hagas mejor, y no vas desencaminado/a, pero más allá de la cantidad debes primar la calidad. Tener muchas opciones a escoger está bien, pero que las que tengas sean buenas. Es mejor tener 10 propuestas de potenciales candidatos interesantes de los cuales 9 consideras interesantes y tienes problemas para decidirte entre ellos, que tener 100 propuestas de potenciales candidatos interesantes, pero de los cuales tan sólo 1 encuentras interesante
  2. Si buscas perfiles muy especializados tu problema puede que no esté en tener pocos CV, sino en conseguir algún contacto pues pueden ser puestos muy difíciles de cubrir. Para esos casos centra tu objetivo en perfilar mucho la búsqueda e intentar localizar detalladamente a las mejores opciones que encuentres. No generalices la búsqueda.

¿Cómo atraer talento?

Atraer talento a tu empresa es una mezcla de arte, talento, sacrificio y, sobre todo, de trabajo, mucho trabajo, un trabajo que debe ser pautado y en el que no debes dejar de realizar las siguientes tareas:

  • Publicar la oferta: se entiende por la labor de anunciar las ofertas de empleo en los distintos portales existentes. Para evitar la pérdida de tiempo, esfuerzos y también de dinero, es importante que focalices bien dichos anuncios en aquellos portales más adecuados para el perfil que buscas y orientándolos muy bien. Piensa que se calcula que en realidad tan sólo el 15% de todas las personas inscritas en estos portales buscan activamente empleo.
  • Búsqueda: Haz Headhunting, es decir, contacta tú directamente los potenciales candidatos que te interesen obteniendo los datos de bases externas. Una variante es la de contactar con excandidatos de tu propia empresa. La segunda opción te será más fácil y obtendrás una mayor tasa de retorno, por el contrario, con la primera opción podrás llegar a un mercado de candidatos más amplio, pero con una menor tasa de respuesta (se calcula que sólo entre el 6 y el 15% de contactos realizados a candidatos de bases externas ofrecen respuesta)
  • Employer Branding: una de las claves fundamentales la tienes aquí. Crea una página propia de búsqueda de empleados y ház públicas las ofertas a través de tus redes sociales corporativas. No olvides la explicación de tu empresa y de lo interesante que resultará trabajar en ella, pero siempre siendo honesto y claro en las responsabilidades que conlleva el puesto. Es una forma directa de comunicarte con los candidatos y de que estos lleguen a ti.

3- Experiencia ofrecida a los candidatos

Una vez más, resulta interesante destacar que cuando buscas un empleado no se trata sólo de buscar a alguien para contratar burocráticamente y punto, se trata de ofrecer una experiencia satisfactoria a los candidatos.

Planifica el proceso para que en todo momento los candidatos se sientan atendidos, bien recibidos y valorados. No pierdas ese enfoque, aun y cuando llegue el momento de descartar en alguna fase del proceso de selección a cualquier candidato.

Estos 3 consejos pueden parecer muy básicos, pero es indispensable tenerlos presente siempre y no descuidarlos su lo que se quiere es optimizar los procesos de selección y reclutamiento a la vez que trabajar en mejorar o mantener una buena marca empleadora.

¿Tu empresa está creciendo? ¿Necesitas ayuda gestionando el nuevo volumen de empleados? ¡Regístrate gratis en Factorial y podrás automatizar todas esas tareas pesadas para poder dedicarte a cuidar de los empleados y a seguir creciendo!

Related Posts

Dejar comentario