Ir al contenido
entrevista-grupal-ejemplos

Cómo hacer una entrevista grupal desde Recursos Humanos

La entrevista tradicional tal y como la conocíamos hace unos años ha muerto. Según el cargo u objetivos a conseguir, los reclutadores se decantan por técnicas que puedan aportarnos información que de otra manera no hubiéramos visto.

La entrevista grupal es una de las estrategias que mejor se está implementando en Recursos Humanos. Esto se debe a que este escenario nos permite saber como los candidatos se desenvolverían en situaciones reales. El entrevistador es más bien un moderador que hará que todo el mundo participe.

De la misma manera que ocurre con otras dinámicas como la gamificación, implementar entrevistas grupales nos puede ofrecer diferentes tipos de resultados.

Podremos observar a los candidatos en ambientes donde tendrán que trabajar sí o sí aspectos como estilos de liderazgo, la toma de decisiones o la capacidad de adaptación.

¿En qué consiste una entrevista grupal?

Como su nombre indica, una entrevista grupal se diferencia de la tradicional al estar formada por un grupo, es decir, dos o más personas. Este formato sirve para recoger información sobre un candidato o varios de manera simultánea, para una o más vacantes disponibles.

Este tipo de entrevista suele consistir en un reclutador, y un conjunto de entrevistados. Y suele trabajar dinámicas grupales, que abandonan el modelo de entrevista tradicional.

Banner Software RRHH Factorial Time tracking

¿Son útiles las entrevistas grupales?

En las entrevistas individuales el empleador conoce al candidato a través de las experiencias y habilidades que este dice tener. En las entrevistas grupales estas habilidades se ponen más en práctica, dando así a la empresa una mejor idea de cómo se desenvuelve cada aspirante. Las respuestas se complementan entre ellas o la presión de grupo ejerce fuerza.

La capacidad de trabajar en equipo, la empatía o la toma de decisiones se pueden poner a prueba con esta dinámica. Así como las habilidades comunicativas y de liderazgo. En definitiva, sirven para conocer sus fortalezas y debilidades.

¿Por qué es mejor trabajar con una entrevista grupal?

Con las entrevistas grupales, además, las empresas pueden entender quién es capaz de resolver problemas, y es especialmente útil para aquellas en las que los futuros trabajadores tendrán que tratar directamente con clientes; de hecho, suelen hacerse ejercicios de rol en los que se interpretan situaciones hipotéticas. ¿Hay algo más ilustrativo que esto?

Ventajas de las entrevistas grupales

En general, las dinámicas de grupo permiten conocer aptitudes de un candidato que el currículum suele obviar. De la misma manera que, por ejemplo, los ejercicios de Role Play pueden ayudarnos a ver cómo un candidato se adecuaría a un escenario.

Los beneficios también se trasladan a la optimización de recursos, por lo que gestionar procesos de reclutamiento a través de entrevistas grupales podría resultarnos útil si se tratase de una pequeña o mediana empresa.

  • Menos coste para la empresa, al aglutinar varios procesos de selección en un único ejercicio.
  • Permite conocer al mismo tiempo la aptitud de varios profesionales en una misma situación.
  • Ofrece un escenario donde los aspirantes deberán desenvolverse delante del reclutador y desconocidos. Una técnica muy asertiva para posiciones relacionadas con la atención al cliente.

Entrevista grupal y gestión de talento

Los procesos de selección no solo nos ayudan a encontrar perfiles para vacantes disponibles, sino que nos permite hacer hincapié en el talento diferencial.

De esta manera, a través de un proceso bien realizado, podemos encontrar profesionales con aptitudes que van mucho más allá de la mera realización de sus tareas.

Desventajas de las entrevistas en grupo

Si bien al realizar entrevistas de trabajo personales nos enfrentamos a posibles contratiempos, estos se multiplican al realizar procesos de reclutamiento grupales. Sin embargo, la planificación previa nos puede ayudar para que no repercutan negativamente.

Podríamos encontrarnos en la situación de que, llegado el día de la entrevista, por ejemplo, haya una ausencia de participantes. En este caso, un recordatorio de la entrevista, el día anterior, podría solucionar problemas. Se pueden encontrar otra serie de contratiempos que podremos solucionar rápidamente, si trabajamos con preparación:

  • Falta de atención

Uno de los problemas más comunes, pero cuya responsabilidad siempre se traslada al entrevistado, erróneamente. La integración de pausas podría ayudar, pero sobre todo plantear la entrevista como una acción que deba atraer e interesar a los aspirantes. Ya que no podemos relacionar este aspecto únicamente al interés del entrevistado.

  • Falta de participación

Puede suceder por falta de interés o por una actitud más tímida. Esta se puede trabajar con actitudes o estrategias para invitar a los entrevistados a intervenir, sin embargo que haya una alta participación no implica que la información obtenida sea de calidad.

  • Falta de tiempo

Por muy lógica que suene, nos puede suponer un conflicto importante. La información de mejor calidad se suele encontrar en los tramos finales de las entrevistas, sobre todo porque al fin y al cabo es una conversación y con el paso de los minutos, nos desenvolvemos más en un ambiente u otro.

Ejemplos de entrevista grupal

Las entrevistas grupales pueden ser darse de distintas maneras, y cada una tiene el objetivo de conocer unas habilidades u otras. Esto dependerá del cargo o posición de la vacante, así como de las tareas a realizar.

  • Entrevista grupal clásica

En el caso más básico, el entrevistador hará preguntas que tendrán que ser respondidas por los candidatos, y la entrevista se entenderá como una especie de “concurso” en el que se verá qué participante destaca entre los demás.

En las preguntas de este tipo de entrevista no suele haber una respuesta correcta o incorrecta; lo que el empleador tendrá que observar es cómo suceden las dinámicas de equipo.

  • Entrevista de panel

Los candidatos tendrán que defender un tema desde diferentes puntos de vista. Habrá preguntas múltiples que se efectuarán desde los distintos departamentos de la empresa.

  • Foro

En este tipo se pone a prueba la capacidad de argumentación de cada persona, ya que propone a todo el grupo un tema para desarrollar y presentar en equipo. Los candidatos tendrán que hacer uso de su habilidad para organizar ideas, dando oportunidad de analizar su lenguaje no verbal.

  • Role playing

Esta es una de las más utilizadas y más recomendables. Puedes basarte en un caso real de crisis que haya sucedido en tu empresa y dar un personaje o función a cada candidato (con las ventajas y restricciones que eso suponga).

En resumidas cuentas, podrás conocer de primera mano la capacidad resolutiva y de persuasión de cada persona, y cómo actúa frente a conflictos. Además, el escenario será nuevo para ellos, por lo que da la oportunidad de conocer su habilidad de adaptación.

  • Debate

Compuesto también por un tema principal, en este formato cada candidato deberá adoptar una postura. Aquí se pondrán en práctica su creatividad, ya que deberán defenderla ante los demás entrevistados.

  • Brainstorming

En caso de que el futuro trabajador tenga que aportar ideas creativas a la empresa, podremos ver cómo se desenvuelve en una reunión de lluvia de ideas. Aquí, la originalidad y la espontaneidad será lo que podrás observar, pero también el trabajo bajo presión o la capacidad de reacción.

  • In basket

Es una de las más habituales, y es que es otro tipo de role playing pero esta vez con una situación cotidiana de la empresa. Nos referimos a acciones que el candidato tendrá que llevar a cabo en su puesto de trabajo si es finalmente elegido.

Con esto tendrás una idea muy clara de la experiencia que tiene cada persona y los conocimientos con los que cuenta para enfrentarse a las necesidades del puesto.

  • Mesa redonda

El objetivo de esta entrevista es que los candidatos lleguen a acuerdos, y por eso las habilidades que podrás poner a prueba serán la tolerancia, la capacidad social, el respeto y la argumentación.

oferta de trabajo

Consejos para reclutadores

Tanto para la entrevista individual como la entrevista grupal, la empresa debe ir con un objetivo y un plan bien urdido, por tal de que la contratación tenga el resultado que más le beneficie.

Los parámetros a analizar en una entrevista grupal variarán según el puesto o rol, ya que si buscamos, por ejemplo, un cargo directivo tendremos que fijarnos más en las capacidades de liderazgo. Sin embargo, hay una serie de básicos para tener en cuenta de manera global.

Trabajo en equipo

Uno de los aspectos clave para valorar en una entrevista de trabajo. De manera tradicional, sería responsabilidad del reclutador llegar a la conclusión de si el candidato sirve para trabajar dentro de un equipo.

Sin embargo, de la misma manera que nos decantamos por ejercicios de roles para saber si en la práctica el interés se traduce en talento, también podremos descubrirlo a través de una entrevista grupal:

  • Si el candidato escucha y observa atentamente a los demás, buscando destacar, pero siendo consciente de que hay más aspirantes.
  • El candidato interactúa con los demás entrevistados, demostrando que presta atención y es capaz de concentrarse en la tarea.

Independientemente del rol y las características de la vacante, en la mayoría de trabajos, remoto o no, el trabajo se desarrollará en equipo. De esta manera, habilidades como la capacidad de escucha serán primordiales a la hora de valorar si un candidato encajaría o no en un proyecto.

¿En que fijarnos en una entrevista grupal?

Para empezar, deberás definir qué quieres saber de los candidatos, y cómo quieres que reaccionen a las distintas situaciones a las que los vas a exponer. Sin embargo, sea como sea el puesto vacante al que están aspirando, querrás que un futuro trabajador sepa:

  • Escuchar

Querrás que tu futuro empleado sepa prestar atención a lo que se le dice, que sepa integrarlo en sus tareas y objetivos y que, si no lo comprende, que haga todo lo posible para terminar entendiéndolo. También que tenga capacidad de concentración y de retención de ideas, sea cual sea el contexto en el que se encuentre.

  • Participar

Tu candidato ideal no se quedará en silencio pero tampoco querrá ser el único que aporte comentarios en la conversación. Siempre respetando el turno de los demás, querrás a alguien resolutivo, que no tenga miedo de arriesgarse a solucionar los problemas y a colaborar con el equipo.

  • Comunicarse

Además de ser participativo, sus intervenciones tendrán que estar respaldadas por un buen argumento. También es importante la manera en la que se da esta comunicación; tono de voz, claridad de la exposición de ideas, vocabulario, etc.

 

Delega tus tareas diarias en un programa de gestión de Recursos Humanos desarrollado a la medida de tus exigencias. ¡Prueba Factorial hoy y siente la diferencia!

 ¡Utiliza Factorial para la gestión de tu empresa!

Este artículo también está disponible en: Italiano, Brasil, Mexican

Marina Camacho es Content Manager del mercado español en Factorial. Lleva más de ocho años generando contenido dedicando tres de ellos específicamente al sector de los Recursos Humanos. Ha trabajado para distintas empresas, canales, plataformas y mercados.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario