Ir al contenido
gamificación en empresas

Gamificación en empresas: beneficios, ejemplos y cómo implementarla desde Recursos Humanos

Cada vez son más los departamentos de RRHH que dedican todos sus esfuerzos a diversificar actividades en su plantilla, con el fin de mejorar la experiencia de sus trabajadores y mejorar sus indicadores. Sobre todo en procesos de reclutamiento y aprendizaje de personal y onboardings, esto resulta fundamental para atraer y retener talento.

La gamificación en empresas está ayudando a los departamentos de recursos humanos a aumentar la productividad y disminuir las ausencias de empleados en sus equipos. Esta técnica consiste en fomentar dinámicas lúdicas en espacios formales, como el laboral, para potenciar el compromiso de los empleados y los resultados de la empresa.

¿Qué es la gamificación en empresas?

Cuando hablamos de gamificación en empresas o RRHH nos referimos a la tendencia de implementar juegos y actividades lúdicas en espacios formales como el laboral o académico. El uso de técnicas de gamificación forma parte de una serie de políticas que refuerzan la cultura organizacional de las compañías. Estas pueden incluir actividades elaboradas o muy sencillas, centradas en la formación y reconocimiento de empleados.

Si bien muchas empresas han adoptado esta técnica en los últimos años, lo han hecho centrándose sobre todo en fidelizar clientes. El ejemplo más común son las tarjetas que otorgan puntos cada vez que se realiza una compra, y que después se pueden canjear en premios y recompensas.

No obstante, en España aún hay compañías que no se decantan del todo por incorporar estos ejercicios dentro de sus propios equipos. Aunque sí que existe una tendencia a la hora de incluirla en procesos de reclutamiento de personal.

¿La gamificación tiene beneficios para la compañía?

Sí, la gamificación tiene varios beneficios para los RRHH. La gestión de los recursos humanos en una empresa es fundamental para alcanzar objetivos de negocios y, con la inclusión de gamificación, el compromiso de los empleados con la marca y sus objetivos aumenta notablemente, disminuyendo gastos o la inversión de recursos en formaciones y en procesos de rotación de personal.

Las empresas con trabajadores fidelizados tienen un 41% menos de absentismo laboral, y un 17% más en productividad, según un estudio de Gallup. Un trabajador comprometido con su trabajo, se involucra más con su propio trayecto profesional o employee journey al tiempo que se identifica con los valores y objetivos de la empresa. Todo esto se traduce en mayor eficiencia, menor estrés laboral y disminución de la tasa de rotación.

¿Por qué está de moda la gamificación en empresas?

Si bien se está implementado cada vez más una cultura de feedback entre empresa y trabajador, la solución no pasa solo por decir qué se está haciendo bien y qué se está haciendo mal. Los empleados de una empresa ya no se mueven solo por el dinero, sino que buscan la satisfacción profesional.

Por ejemplo, según la empresa OC Tanner, de un 37% de empleados que consideran importante el reconocimiento laboral, un 12% busca más inspiración, mientras que sólo un 7% lo busca en un aumento salarial. La gamificación, en este ámbito, beneficia el compromiso del trabajador con la empresa, al ofrecer actividades diferentes y originales en el día a día de la compañía.

Con el paso de la pandemia y la aceleración de la transformación digital, se ha visto como los procesos de selección completamente digitales y el teletrabajo han venido para quedarse. Por lo tanto, los departamentos de Recursos Humanos deben encontrar nuevas maneras de crear engagement con sus trabajadores a la hora de realizar acciones de formación o procesos de onboardings, y la gamificación en empresa se presenta como una solución para estos problemas.

¿Qué tipos de datos conseguimos con la gamificación?

Todos sabemos que lo más importante en una entrevista de trabajo es ver cómo es realmente el candidato. Un buen proceso de reclutamiento con gamificación permite conseguir el talento que mejor se adecua a la empresa, así como evitar que aumente la tasa de rotación.

No obstante, puede pasar que la actitud de un trabajador no se revele del todo hasta que no comience a moverse en su respectivo puesto. Por lo tanto, la gamificación ayuda a los departamentos de recursos humanos a conocer realmente a su equipo de trabajo y como se manejan en según qué situaciones.

A través de juegos, los encargados de RRHH pueden ver, por ejemplo, quién tiene mayores aptitudes para adoptar posiciones de liderazgo, quién tiene dificultades para trabajar en equipo y quienes funcionan mejor bajo presión, entre otras tantas cosas.

¿La gamificación ayuda a los trabajadores?

De la misma manera que la gamificación ofrece información al equipo de RRHH, también reporta beneficios para los trabajadores. Esta iniciativa permite socializar y conocer más a fondo a sus compañeros, haciéndolos sentir parte del equipo y fortaleciendo la cultura corporativa, dando como resultado empleados felices.

La gamificación en empresas también fortalece la comunicación y rompe el hielo en el caso de nuevos equipos o nuevas incorporaciones. Por otra parte, la práctica de este tipo de actividades mantiene la mente activa y mejora el aprendizaje, además de permitir que los empleados conecten y conozcan mejor la filosofía de la empresa. Es un ejercicio donde todos salen ganando.

¿La gamificación en empresas es totalmente necesaria?

Existen sectores del mundo de los RRHH que critican la gamificación en empresas. Este rechazo se produce ya que con la gamificación se animaría a los trabajadores a hacer tareas que ya deberían estar haciendo o para las cuales ya deberían tener motivación. No obstante, esta visión no se adapta al futuro de la gestión de los recursos humanos. Los beneficios de la gamificación son numerosos.

Cuando hablamos de talento joven, el perfil actual de estos trabajadores se centra en no solo buscar el reconocimiento en términos de salario. Al encontrarse dentro de un proceso de reclutamiento, por ejemplo, los candidatos, se inclinan por el reconocimiento profesional y sentir que forman parte de un equipo o proyecto singular.

Por esta razón, los procesos de selección de personal y las estrategias de gestión de personas se ven claramente potenciados por actividades de gamificación. La empresa no solo ofrece al trabajador la oportunidad para crecer profesionalmente, sino que también le acompaña durante el proceso, mejorando su imagen externa y reputación.

¿Qué ejemplos de gamificación hay?

Los ejercicios de gamificación van desde las empresas más grandes hasta las más regionales, y en diferentes sectores. ¿A quién no le gusta ser recompensado por sus esfuerzos? Hay varias compañías que han probado la gamificación con su personal, y han tenido beneficios destacables, así como en procesos de reclutamiento y selección.

Las empresas que han contratado servicios de gamificación para sus empleados son varias. Nawaiam, por ejemplo, es un proyecto que se encarga de producir aplicaciones lúdicas para empresas. Nawaiam asegura que disminuye en un 50% el tiempo que dura un proceso de selección a través de su videojuego. Entre sus clientes se encuentran Coca-Cola, McDonald’s y Bimbo, entre otros. A través de este videojuego, se obtiene un perfil laboral del candidato, así como otro con sus habilidades naturales, ya que los jugadores deben enfrentarse a retos y tomar decisiones.

Pero las estrategias de gamificación no se centran solo en procesos de reclutamiento, sino que también se mueven en formaciones de empresa. Se puede utilizar para que se complete una formación sobre riesgos laborales o también para onboardings. La gamificación aplicada a nuevas incorporaciones permite que los trabajadores puedan conocer al equipo y a la empresa de una manera original e igual de efectiva.

¿Cuándo puedo introducir la gamificación en mi empresa?

La gamificación se puede incluir en procesos de formación, introducción o como recompensas por realizar tareas en una empresa. Si se realiza en los onboarding de las compañías, estos ejercicios sirven para que los empleados se conozcan mejor entre ellos. Por ejemplo, si el equipo comenzará a trabajar en un nuevo restaurante, una sesión de gamificación podría ayudarles a establecer relaciones antes de su apertura.

La gamificación también ayudaría en caso de que la empresa esté creciendo y se necesiten perfiles más dinámicos.  Para conocer en profundidad al personal, existen ciertos ejercicios que pueden recopilar información importante, antes de tomar cualquier decisión. Así, la organización del personal se realizará mejor, al tener más datos sobre sus habilidades y conocimientos.

Implementar la gamificación en empresas se puede hacer con ejercicios en ordenadores o teléfonos móviles, aunque otros pueden ser totalmente analógicos. El tipo de actividad y el momento en el que se implemente siempre variará según los objetivos o información a conseguir.

De esta manera, introducir la gamificación en tu empresa permitirá mejorar tu gestión de RRHH. El mundo está cambiando, y también la manera en la que las personas forman se mueven dentro de él. De la misma manera, las empresas se están adaptando a esta nueva realidad, mucho más cercana al mundo digital y donde las distancias físicas están ganando terreno.

Hace un par de años el teletrabajo implementado al 100% era inconcebible. Hoy en día es una realidad, por lo tanto ahora es el turno de hacer entrevistas de trabajo y formaciones laborales a través de videojuegos.

 

Delega tus tareas diarias en un programa de gestión de Recursos Humanos desarrollado a la medida de tus exigencias. ¡Prueba Factorial hoy y siente la diferencia!

 ¡Utiliza Factorial para la gestión de talento en tu empresa

Felipe Valenzuela es Content Specialist para el mercado español en Factorial. Graduado en Comunicación e Industrias Culturales por la Universidad de Barcelona, tiene experiencia creando contenido para diferentes formatos y canales desde 2017.

Publicaciones relacionadas

1 Comment

  • ¡Excelente, Felipe! Me encanta que hayas compartido sobre la gamificación hoy en el blog, yo también considero que es una excelente herramienta para hacer nuestros empleos más divertidos y atractivos, tanto para el empleado, como para la empresa (ya que esta gana información útil, y permite obtener una mayor relación con su empleado).
    Yo creo también que la vida es más divertida cuando le metemos esa sazón de los juegos

Dejar comentario