Ir al contenido
reconocimiento laboral

Beneficios de contar con un programa de reconocimiento laboral

En un contexto empresarial cada vez más competitivo, los trabajadores ya no se conforman solamente con la retribución salarial. Atraer, retener y “enamorar” al capital humano de nuestra organización hoy en días es casi una obligación.

Y es aquí donde entran en juego los programas de reconocimiento laboral. Si principal utilidad es aquella que sirve, nada más ni nada menos, para disminuir la tasa de rotación. Esto significa lograr que los trabajadores se encuentren lo suficientemente a gusto como para permanecer durante largo tiempo en la compañía. Y de esta manera, fortalecer el ROI.

Los programas de reconocimiento son parte integral del employee experience ya que contribuyen a la mejoría del bienestar laboral. En ese mismo sentido se constituyen como otra pieza fundamental en el rompecabezas del inbound recruiting.

software evaluacion de desempeño

Qué es el reconocimiento laboral

El reconocimiento de empleados se constituye, nada más ni nada menos, que como una felicitación abierta y expresamente dirigida a un trabajador o equipo, con la finalidad de celebrar su desempeño laboral.

El reconocimiento puede adoptar diferentes modalidades y formas. Pero independientemente de su enfoque, siempre será una herramienta valiosa para reforzar los resultados positivos de la plantilla de empleados.

Las empresas que adoptan este tipo de dinámicas proveniente del área de rrhh, saben a ciencia cierta que las personas son la principal ventaja competitiva de una empresa. Por lo tanto es necesario no solo brindarles la retribución salarial correspondiente.

Junto con la retribución flexible, el reconocimiento de empleados es un instrumento más orientado a reforzar la productividad y disminuir el turnover rate. Refuerza la cultura de empresa y además, fortalece los lazos a lo largo de la organización.

Qué son los programas de reconocimiento laboral

Usualmente y en manera casi tradicional, el reconocimiento de los empleados “simplemente sucede” o se da en forma natural y espontánea. Una persona o equipo alcanza un objetivo o resuelve un problema crítico, y desde recursos humanos se le envía una felicitación. O en todo caso, un superior hace una mención al buen desempeño durante una reunión o en privado.

Este tipo de reconocimiento es totalmente válido, por supuesto, pero existen formas estratégicas de dar feedback positivo a los empleados con la finalidad de incentivar que continúen brindando buenos resultados. Y esto se logra ejecutando planes de reconocimiento.

Los programas de reconocimiento laboral, sirven no solamente para visibilizar o recordar a la plantilla acerca de los valores de la empresa, sino para reforzarlos, cultivarlos e inspirar a los demás.

Cómo desarrollar un plan de reconocimiento

Al momento de diseñar una estrategia de reconocimiento hay diferentes puntos que deberás tener en consideración.

  1. Alinear objetivos.

El programa de reconocimiento debe ser acorde, no solo a los valores de la empresa, sino a los objetivos que estén planteados dentro del trimestre o inclusive, del o los próximos años.
De esta manera será más sencillo lograr comprender qué tipo de desempeño es el que merece ser premiado por, justamente, estar orientado a derribar trabas que impidan llegar a la meta establecida.

  1. Construir un equipo sólido.

Los  diferentes líderes (ya sean líderes en papel o líderes naturales) de los distintos equipos serán los encargados de ayudarte a darle vida al programa. Ellos serán quiénes te aporten todo el insight acerca de lo que sucede en la organización, cuáles son las dinámicas existentes, intereses de los trabajadores y mejores maneras de promover y comunicar el programa.

  1. Establecer parámetros.

Del mismo modo que sucede cuando planteamos una política de empresa, los planes de reconocimiento deben cumplir con ciertos preceptos que ayudarán a organizarlo todo mejor.
En líneas generales el reconocimiento efectivo debe darse en un determinado período de tiempo, en manera frecuente, ser específico, público, inclusivo y arraigado en valores de empresa.

  1. Desarrolla criterios objetivos.

Esto significa nada más ni nada menos, que “plasmar en papel” cuestiones fundamentales como por ejemplo: ¿qué tipo de actitudes, comportamientos o resultados van a ser premiados? ¿De qué manera se van a gestionar los reconocimientos y cuál será su impacto en (por ejemplo) la gestión de nóminas o contabilidad? ¿Con cuánta frecuencia se evaluará y reconocerá a empleados? ¿Quiénes serán encargados de dar reconocimiento, managers, empleados, CEO’s?

Tipos de reconocimiento en el trabajo

Tal y como sucede con las evaluaciones de desempeño, existen diferentes metodologías de reconocimiento según cuáles sean las partes involucradas en el proceso. Y, por lo tanto, los procedimientos y los resultados que obtendremos serán visiblemente diferentes. Existen tres tipos de reconocimiento: aquel que se de supervisores a subordinados, entre pares o una vez alcanzado un objetivo.

En el primero de los casos, que es por lo general el más común, serán los managers quienes tendrán la responsabilidad de monitorear y premiar el buen desempeño de sus empleados.

El primer gran beneficio es aquel que se centra en la posibilidad de reforzar la confianza y el compañerismo independientemente de las jerarquías. Y el segundo, la enorme ventaja de, en consecuencia, contar con empleados más involucrados que puedan contagiar el espíritu cooperativo a sus pares.

En el segundo de los casos, serán los colegas del trabajador con quiénes comparte el día a día, los encargados de observar su performance y reportar al área de rrhh aquellas conductas que hicieron más fácil la vida de los demás o más eficientes las labores.

Este tipo de reconocimiento fortalece el sentimiento de pertenencia y el funcionamiento de los equipos, además de que permite a los supervisores conocer detalles que sin la información de los integrantes del equipo, no podría obtenerse.

Por último, y no por eso menos importante, el reconocimiento por objetivos suele darse cuando un trabajador alcanza un punto de inflexión en su trayecto laboral o employee experience.

Esto puede ser cuando se cumple un aniversario desde su ingreso a la empresa, si cambia su tipología de contrato, si migra de un área hacia a otra o bien, si es promovido o ascendido a un rol con mayor jerarquía.

Reconocimiento laboral, ejemplos útiles

Algunos programas de reconocimiento se centran en las felicitaciones grandilocuentes en el largo plazo, los incentivos salariales o inclusive la existencia de bonos y comisiones.

Naturalmente, esto dependerá de la naturaleza de la empresa, su presupuesto y la repercusión que se quiera obtener a partir de ese reconocimiento. Dicho de otra forma, existen múltiples formas de dar feedback positivo y alimentar el buen desempeño, dependiendo de aquello a lo que se quiera apuntar:

  • Reforzar actitudes que deberían darse con mayor frecuencia.
    Supongamos que un empleado de un área puntual, detectó un problema que repercutía en otro departamento y, sin dudarlo, puso manos a la obra para evitar que el inconveniente escale y lo reportó a las personas encargadas de resolverlo. Premiar este tipo de actitudes refuerza la proactividad y ayuda a incentivar la participación colectiva en todas las áreas de la organización .
  • Reconocer aquello que encarna los valores de empresa.
    Si un valor de tu empresa es, por ejemplo, el sentido del humor, será siempre una excelente idea reconocer a aquellas personas que aportan risas al espacio de trabajo y que en general, hacen que la jornada sea más liviana y llevadera. 
  • Reconocer un trabajo que ayudó a alcanzar objetivos.
    La performance destacable de un equipo o de un individuo que haya logrado convertir más ventas, mejorar la satisfacción de los clientes o simplemente ahorrar valioso tiempo en logística, es un buen ejemplo a tener en cuenta.
  • Reconocer algo sobre lo que los demás hablan.
    Muchas veces los empleados dan rienda suelta a sus iniciativas sin necesariamente hacer alarde de ello o, sencillamente, realizan ajustes mínimos a sus tareas del día a día que impacta directamente en la obtención de resultados. Esto, seguramente, se convertirá en el comentario que reinará en la ofician. Al recibir este tipo de “rumores positivos” es importante tomar cartas en el asunto y felicitar como corresponde al autor/a de dicho cambio.

Beneficios del reconocimiento laboral

Atrás quedaron los días donde con una tarjeta de regalo o un e-mail le hacíamos saber a nuestros empleados que estábamos conformes con sus recientes actuaciones.

Los programas de reconocimiento laboral son una necesidad clave en el contexto empresarial actual ya que aportan ventajas que difícilmente se puedan alcanzar de otra manera.

  • Fomenta la excelencia.
    Reconocer a los empleados por su labor, es la base para crear una cultura de empresa orientada a la excelencia. Ayuda a establecer y darle sentido a los roles de los trabajadores, por encima de lo estrictamente laboral.
  • Impulsa el compromiso.
    Es sabido que el reconocimiento social o simplemente la exposición a la mirada del otro, condiciona positivamente la forma en que se desempeña un empleado. Sobre todo cuando se trata de trabajo en equipo, el reconocimiento positivo contribuye a lograr trabajadores más involucrados.
  • Desarrolla la confianza.
    Esto contribuye a la creación de un liderazgo sólido el cual es uno de los mayores indicadores de rentabilidad en empresas. Mientras más robustos sean los lazos entre quiénes dirigen equipos y quiénes los integran, menos espacio hay para dudas y cuestionamientos.
  • Facilita la obtención de datos.
    La mejor forma de tomar decisiones de empresa que ayuden a crecer sostenidamente, es mediante información objetiva. El reconocimiento de trabajadores, permiten conocer a fondo y de manera directa, cómo funcionan las dinámicas, la cultura, qué equipos y personas aportan más. Así como quiénes influyen positivamente a los demás cuando se trata de alcanzar objetivos de negocio.

Los programas de reconocimiento laboral son excelentes herramientas para reforzar no solamente los valores de una compañía, sino el funcionamiento general de una organización y concretar la adquisición de objetivos de negocio en el mediano y largo plazo.

 

¡Olvídate de las tareas repetitivas del día a día y concéntrate en lo que de verdad importa: hacer crecer tu empresa!

 

✅ ¡Utiliza Factorial para optimizar la cultura de tu empresa!

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario