Cómo medir el ROI de la formación para empleados

¿Te preguntas cómo medir el ROI de la formación para empleados? Tenemos la respuesta. Cada vez más empresas aprovechan el saldo bonificado para invertir en formación y cursos para sus trabajadores. La formación dentro de la empresa es algo accesible gracias a la fundación tripartita y los cursos bonificados para empleados, pero calcular el retorno que supone para el negocio sigue siendo un enigma.

👉 ¿Quieres más información sobre la gestión de personas desde RRHH?  Puedes leer aquí nuestra guía online de la gestión del talento humano

Es importante saber que la formación debe entenderse como una inversión y no como un gasto. Formar a profesionales es la mejor manera de retener talento y mejorar las habilidades de un equipo humano con la idea de que puedan mejorar procedimientos internos, sean más productivos o incrementen el valor que tu empresa ofrece al cliente.

5 puntos para evaluar el ROI de los cursos para trabajadores

  1. Satisfacción: El grado de satisfacción del empleado es muy importante. Es una actividad que debe ayudarle a mejorar sus competencias y reciclarse. Para medir el grado de satisfacción puedes enviar una pequeña encuesta para que valoren la formación recibida. También te servirá para dar una pauta al docente y que pueda adaptarse mejor a las necesidades de tu empresa.
  2. Aprendizaje adquirido: Para conocer el grado de utilidad del conocimiento que el empleado ha adquirido es importante permitir que el trabajador los ponga en práctica. Es muy importante identificar las habilidades que el empleado necesita aprender según su puesto dentro de la empresa para poder ofrecer la formación que sea más útil.
  3. Eficiencia de la formación: El progreso que consiguen hacer los empleados es importante para valorar si se está sacando partido a los cursos para trabajadores
  4. Valor: Debemos tener muy claro que lo que se persigue con la formación bonificada es aportar valor al trabajador y a la empresa para poder aumentar la productividad. Si el conocimiento que adquiere el trabajador no aporta valor a la empresa, la formación se considerará fallida. La clave está en identificar los puntos que necesitan reforzarse y orientar la formación a ese punto. Por ejemplo, si tu empresa empieza a vender productos internacionalmente, puede que tu equipo de ventas necesite un refuerzo hablando inglés. Las clases de inglés para empleados son las más demandadas por la pyme.
  5. Impacto económico: En función a las habilidades que desarrolle el trabajador será más o menos complejo evaluar este punto. Si por ejemplo un empleado se forma en redes sociales y luego tu empresa puede vender este servicio a tus clientes, puedes identificar un impacto económico.

Una manera muy fácil de evaluar el impacto positivo después de haber ofrecido cursos para trabajadores en tu empresa es medir el tiempo de producción, los errores y los gastos y compararlos con el periodo anterior.

control horario gratis

Otros detalles importantes para el ROI

Otro detalle, es importante Identificar la métrica que vas a medir (hard data). La clave para obtener el ROI de tu programa de capacitación es vincularlo a un resultado concreto y medible que impacte en el negocio de la empresa (si es posible, en dólares). No es suficiente con el feedback de los alumnos o con los ratios de recomendación. Lo que buscas son cifras que muestren una mejora en los indicadores clave de la compañía o de un departamento. Aunque dependerá de cada empresa, algunos indicadores que se utilizan con frecuencia son:

    • Items vendidos
    • Incremento de ventas
    • Nuevas cuentas conseguidas
    • Tiempo necesario para completar un proyecto

Una manera muy fácil de evaluar el impacto positivo después de haber ofrecido cursos para trabajadores en tu empresa es medir el tiempo de producción, los errores y los gastos y compararlos con el periodo anterior.

Finalmente, y esto lo digo en serio. Aprovecha la tecnología. Con la formación e-learning y las nuevas oportunidades del big data, se te abre un nuevo mundo de oportunidades para medir la efectividad de los programas de capacitación.

Fórmula para calcular el ROI

Sigue estos pasos para asegurarte que puedas formar a los tuyos y a la vez mantenerte a flote y mejorar la empresa. Pero, ojo, además de seguir estos pasos, un consejo que daría sería seguir el modelo de Donald Kirkpatrick. La fórmula para medir el ROI es relativamente sencilla. Primero hay que calcular el beneficio neto que la capacitación ha supuesto para la empresa y después dividirlo entre el coste total del programa (el pago a los proveedores, el uso de equipos informáticos, la reserva de salas, el transporte, el tiempo invertido por los participantes y cualquier otra inversión asociada). La fórmula completa, medida en porcentaje, es la siguiente:

Beneficios netos para la empresa / Costes del programa x 100

Si el resultado de la fórmula es superior al 100%, entonces el programa de capacitación se puede considerar un éxito y es rentable para la compaña.

Cómo ofrecer cursos gratuitos online y homologados

Si prefieres que los empleados puedan optar por la formación online, también puedes ofrecer cursos homologados que estarán bonificados por la fundación tripartita. Hacer cursos online tiene muchas ventajas ya que cada alumno puede ir a su ritmo, sin necesidad de seguir la velocidad del grupo. Además, puedes escoger diferentes temáticas y ofrecerlo a tu equipo incluso si no están todo presencialmente en una misma oficina.

Clases de inglés para empleados, redes sociales, Excel… ¡no hay límite! Escoge el curso que quieres ofrecer y empieza a formar al personal de tu empresa. Un empleado formado es un empleado productivo y eficiente.

suscribete a factorial en youtube

2 thoughts on “Cómo medir el ROI de la formación para empleados”

Leave a Comment