retención-del-talento-errores

No cometas estos 7 errores con la retención del talento

La retención del talento es uno de los mayores problemas de las pymes. Imagina una empresa como un cuerpo humano: los empleados son la sangre de la organización y el departamento de recursos humanos su sistema nervioso central que gestiona todas las funciones corporales. Cualquier error del sistema puede tener efectos nefastos en el resto del cuerpo. Esa es la importancia del departamento de Recursos Humanos en una organización.

¿Qué es la gestión del talento de una empresa?

Además de las numerosas funciones que desempeña tu departamento de recursos humanos, como la contratación y la gestión de recursos, garantizar la retención de empleados es también fundamental. El talento, entonces, se refiere a los trabajadores que hacen mover la rueda de la empresa, aquellos que aportan al beneficio de esta y son un buen fichaje.

Y es que la rotación de estos es costosa y, cuando sucede a menudo, puede producir cierta desconfianza para el resto de trabajadores y de cara al exterior. ¡Y no nos olvidemos de lo que supone perder a los mejores profesionales! Así, no te queda otra que retener empleados (sin que suene a secuestro).

reclutamiento1

7 errores que perjudican a la retención del talento

Con muchas de las prácticas integradas en la cultura de cada empresa, la mayoría de las organizaciones no reconoce el impacto que sus acciones y estrategias de gestión están teniendo en la retención de empleados.

Hemos reunido una lista de los principales motivos de cambio que pueden arrojar algo de luz sobre lo que puedes hacer para retener talento en tu propia organización.

1. El secreto de sumario

La comunicación interna. Este es un tema de amplio alcance, pero en última instancia se reduce a hacer todo lo posible para mantener a los empleados informados sobre las actividades que se realizan en la empresa.

El secreto crea rotación. Los empleados no pueden mantenerse alineados si no entienden por qué se toman las decisiones. Comunícate con ellos. Infórmales sobre las oportunidades, así como los desafíos. No hacerlo crea confusión, rumores, falta de confianza y, en última instancia, hace que el talento de la empresa se marche.

retención-del-talento-rrhh

2. No escuchar a los empleados

Tus empleados son el pilar más importante que impulsa el negocio, sirve al cliente y construye la cultura de la empresa. También son la mejor fuente de conocimiento sobre lo que realmente significa el employer branding y por qué te eligen antes que a otras empresas.

Al no escuchar la voz y la opinión del empleado estás perdiendo la oportunidad de ver la perspectiva interna. Por el contrario, respetar la experiencia de los empleados o candidatos aumentará su sentido de compromiso, los hará sentirse valorados y te permitirá recopilar datos cualitativos más confiables. Así que, “poner en marcha el oído” es fundamental para la retención trabajadores.

3. Medir el esfuerzo, no los resultados

Este es quizás uno de los mayores desafíos generacionales al que te enfrentas. Los Baby Boomers creen que el esfuerzo crea éxito, mientras que los millennials sienten que la creatividad y la eficiencia son la clave de este.

En cualquier caso, las horas trabajadas no son una medida del éxito. Así que, no reconocer esa brecha causará frustración y dificultad para retener al talento.

4. No invertir en formación

Muchas organizaciones centran la capacitación en cómo los empleados pueden ser efectivos en su trabajo actual, pero no logran capacitarlos para el futuro. Por lo tanto, es fácil para una empresa invertir el presupuesto de formación en capacitación técnica para su personal y asumir que las cosas van bien.

retención-del-talento-empresa

La formación es costosa, y siempre existe la preocupación de que los trabajadores se irán una vez que estén completamente capacitados.

Sin embargo, lo que las empresas de éxito han descubierto es que si no miras más allá de lo que necesitas hoy y comienzas a invertir dinero de formación en roles futuros de los empleados, ¡nunca tendrás candidatos internos para esos puestos cuando se abran! 

¡Forma y asegúrate la retención del talento!

5. Poner a las personas en los roles equivocados

Si alguna vez escuchas a un empleado decir: «¿Fui a la universidad para esto?» Puedes apostar que no están contentos con donde están o lo que están haciendo. Este es un ejemplo de desperdicio de conocimiento y habilidades.

Las habilidades no utilizadas pueden hacer a los empleados sentirse infravalorados y sin rostro. Así que, si hay una desconexión en el momento en que el candidato se convierte en empleado, tienes un factor de riesgo.

¿Cómo puedes evitar esta situación? Es mejor ser transparente sobre los roles para los que estás contratando y los que requieres durante el proceso de la entrevista.

6. Malgastar tus recursos

Imagina que eres un marketing manager. Tienes hasta el viernes para lanzar una nueva campaña. Es martes, lo que teóricamente debería dejarte con mucho tiempo. Pero hay un problema. Hoy tienes seis reuniones por un total de cuatro horas y media. Al día siguiente, tienes siete reuniones, que consumen hasta seis horas. El jueves, debes asistir a una sesión de entrenamiento de equipo durante cinco horas. Entonces, ¿cuándo se supone que debes trabajar?

retención-del-talento

Esto es lo que se llama desperdicio de recursos. El recurso que se desperdicia es el tiempo. Los empleados que están constantemente agobiados por el tiempo tienden a agotarse más rápido, lo que afecta la calidad de sus entregas.

Si no le das a tu equipo los recursos que necesitan para tener éxito, estás labrando el fallo. No es raro que los empleados en esta situación se vayan y busquen una empresa con una cultura laboral más sostenible.

7. Agarrarse a la tradición

Los negocios se mueven demasiado rápido para funcionar con el viejo enfoque «si funcionó en el pasado …». A veces, los equipos deben reunirse en función de generaciones, habilidades y capacidades fuera de lugar.

Siguiendo la tradición y agrupando a las personas por habilidades y estilo, has creado un ambiente muy rancio que rápidamente se percibirá como un desafío y un gran lugar para irse.

Las empresas necesitan mezclar las cosas. Utiliza mentores, aumenta las oportunidades para compartir ideas y crea proyectos que incluyan compañeros de trabajo de diferentes áreas. ¡Haz de cada día una nueva oportunidad y desafío!

Ya has visto algunos de los errores de retención del talento que son el día a día de muchas empresas. Evítalos a toda costa para que el talento que tanto te costó conseguir no salga corriendo. ¡Y no olvides la importancia de potenciar el employer branding! Para mantener al talento, primero hay que conseguirlo. Y es que la marca empleadora es tan importante como tu marca de consumo. ¡Hoy en día no puede pasarse por alto!

¿Quieres un software que te permita centrarte en la retención del talento de tu empresa? Deja que Factorial se encargue de todo lo demás.

Leave a Comment