Ir al contenido
employee branding

Qué es el employer branding y por qué le interesa a tu empresa

Como responsable de RR.HH. habrás oído hablar del famoso «employer branding», concepto que nació en los Estados Unidos pero que desde hace unos años se empezó a nombrar en España.

Pero ¿a qué hace referencia, realmente, este anglicismo? Y, lo más importante, ¿cómo puede ayudar a las empresas? La reputación de marca es algo que interesa a todas las compañías, y querrán conocer las opiniones que tienen de ellos sus clientes, pero pocas veces se paran a escuchar lo que dicen sus propios empleados.

A continuación te acercamos este concepto para que te conviertas en un experto y puedas aplicarlo a tus empleados. Es más, te explicaremos por qué cualquier empresa lo necesita para crecer y tener un buen departamento de RR.HH.

Banner HR funcionalidades

¿Qué es el employer branding?

El denominado employer branding es, en pocas palabras, la imagen que tienen de ti tus empleados (los presentes y los futuros, es decir, los candidatos a puestos en tu empresa). Son los valores que las personas que trabajan para la empresa entienden que definen a tu marca.

Aspectos como los beneficios sociales para empleados, el espacio de trabajo o la política de vacaciones son algunos de los más importantes a la hora de definir la filosofía y política de los recursos humanos de la empresa y el employer branding. 

A menudo hablamos de la reputación de una marca o empresa desde el punto de vista de los clientes o consumidores, pero el employer branding es tan o más importante, y definirá el funcionamiento y el crecimiento de esta.

Además, estos dos conceptos se combinan y crean lo que se conoce como marca global de empresa, que define cómo esta es percibida por clientes y por trabajadores. Porque proyectar una imagen hacia el exterior y tener una muy diferente internamente solo puede dañar a la reputación de la marca.

Por otra parte, trabajar en tu employer branding también te ayudará con la retención de talento, a reducir el tiempo en el que cubrir puestos en tu empresa y a evitar la rotación de personal.

Los orígenes del concepto

El employer branding nació a raíz de un estudio llevado a cabo por un hospital cuya conclusión fue la siguiente: cuanto mejor era la reputación de un centro como lugar de trabajo, mayor era la retención del personal sanitario más cualificado. Por lo tanto, menor era la tasa de rotación de personal.

Con el efecto posterior al baby-boom de los años ochenta, había más demanda de talento que empleados que pudieran llevar a cabo las funciones necesarias. En España, esto se aplicó más tarde, también como una medida para mejorar la productividad de las empresas.

¿Por qué deberías potenciar el employer branding de tu empresa?

¿Por qué el employer branding es tan importante para la empresa? A estas alturas del juego, ya sabes de sobra que tu empresa tiene competidores. Y no solo los tiene desde el punto de vista del cliente, sino también del trabajador. ¿Por qué va querer trabajar contigo el mejor programador de tu provincia y no con tu competidor directo? Una empresa son sus empleados y, por lo tanto, quieres que tus empleados se queden contigo o, para empezar, que te elijan como lugar de trabajo.

Hoy en día es muy fácil obtener información de una empresa, así que los candidatos que opten a un puesto en la tuya lo sabrán todo sobre tu política de recursos humanos incluso antes de hacer ninguna entrevista. Querrás que tu empresa sea competitiva a la hora de atraer talento nuevo y retener al que ya forma parte de tu equipo. La palabra clave aquí es «fidelizar». He aquí algunas de las razones por las que tu empresa debería trabajar su employer branding:

Mejora del clima laboral y la felicidad de tus empleados

Si estás pensando en mejorar la imagen de tu empresa como marca empleadora, indudablemente estás valorando mejorar las condiciones internas. Según la Federación Argentina de Empresas de Trabajo (FAETT), un empleado que se siente feliz se identifica más con los valores de la empresa (y es un 50% más productivo, pero ese es otro tema). 

Existen muchísimas maneras de hacer felices a tus trabajadores, desde ofreciendo beneficios como fruta en la oficina o gimnasio, hasta mejorando las instalaciones e incorporando eventos divertidos y de ocio. Todas estas iniciativas influyen positivamente en el clima laboral y, por lo tanto, en las relaciones de los trabajadores como compañeros y el bienestar laboral.

Sin embargo, lo más importante viene de parte de aquellos que tienen subordinados. El sentirse valorado, escuchado, el contar con unos objetivos claros, la comunicación interna, la igualdad en el trato entre él y sus compañeros, la confianza depositada para la atribución de responsabilidades, etc. ¡E incluso contar con un horario flexible!

Aumenta el compromiso de los trabajadores

Al extender una cultura corporativa o de empresa entre los trabajadores de las diferentes áreas y atribuyendo así una visión y personalidad a esta, los empleados podrán sentirse identificados con sus valores. Si recuperamos el estudio llevado a cabo por FAETT, unos empleados felices (es decir, más productivos) se comprometen en un 30% más con la empresa y su filosofía, así que todo está ligado. 

¿Cómo conseguir esto? Define tu estrategia y elige los valores que formarán su base. Los que más te ayudarán para tu employer branding serán la transparencia, la valoración del talento, tu implicación global, el uso de las redes sociales, etc. Una vez tengas unos valores que definan la imagen de la empresa, deja que sean tus trabajadores los que hablen de ti, ya que son los que conocen esa imagen más de cerca.

Para fortalecer el vínculo entre empleado y empresa también están las buenas condiciones económicas y otros elementos intangibles que hacen que los trabajadores se sientan valorados. Más allá de todo esto, te recomendamos hacer un seguimiento de personal para comprobar cómo es este compromiso que tienen los empleados para con la empresa.

Ayuda a la incorporación de nuevos canales para el reclutamiento

Con los avances tecnológicos cambiando a cada minuto y marcando nuevas tendencias (a las que tendrás que seguir la pista y adaptarte), surgen nuevas maneras y canales para captar talento. Redes Sociales, portales de empleo e incluso las páginas web oficiales corporativas se convierten en posibles herramientas con las que captar el talento y, por lo tanto, en las que volcar esta filosofía de empresa y valores que has establecido gracias a tu estrategia de employer branding.

Estos canales tienen que reflejar la imagen con la que los futuros trabajadores quieren trabajar, venderles un proyecto apasionante al que unirse.

Diferencia a la empresa de sus competidores

Si has tenido que reclutar personal para posiciones técnicas, sabrás que es un proceso intenso y difícil. Los puestos con necesidades técnicas específicas no son fáciles de cubrir y no siempre se consigue reclutar a la persona correcta (y ya sabes lo que supone para la empresa una mala contratación).

Si trabajas en el employer branding de tu empresa, podrás distanciarte de tus competidores y ofrecer la mejor oportunidad a los profesionales que cambiarán el rumbo de esta. Además, reducirás el tiempo de reclutamiento, proceso que también supone unos costes. 

En realidad, posicionarse como una buena empresa en la que trabajar tiene un efecto positivo tanto para los nuevos empleados que vendrán como para el equipo que ya trabaja allí. Con la cantidad de empresas competidoras que tendrás a tus espaldas, ¿cómo conseguir que el mejor talento quiera trabajar para ti?

Con un buen employer branding. Ofrece las mejores condiciones a tus trabajadores potenciales, optimiza los recursos de la empresa y ofrece beneficios

employer-branding-que-es

Cómo potenciar el employer branding en 10 pasos

Para poder implementar una estrategia de employer branding en tu empresa, son múltiples las iniciativas que puedes llevar a cabo y estas dependerán de la cultura y dinámicas en tu organización. Sin embargo, con estos 10 ítems, te será más sencillo esbozar un primer acercamiento:

  •  Comunica internamente

Los canales internos de comunicación como la intranet o newsletter deben atenderse y actualizarse con las últimas informaciones. Podemos utilizar un Q&A para responder a las preguntas más frecuentes, realizar reuniones semanales y establecer diferentes canales de comunicación utilizando herramientas como Slack.

  • Define objetivos

Para poder mejorar tu employer branding, primero tienes que identificar qué necesita en estos momentos tu empresa. Por ejemplo, retener o atraer talento, mejorar el ambiente de trabajo, afianzar la posición frente a la competencia, etc.

  • Ten una propuesta de valor

Debes buscar ese “algo” que motiva a los trabajadores a quedarse en la compañía o que hace que otros candidatos vengan a ella. Algunas ideas pueden ser implantar el salario emocional, posibilidades de crecimiento o ayudas para la conciliación laboral y familiar, como el teletrabajo después del COVID-19.

  • Identifica tu público objetivo

Aquellas empresas que se dirigen a todo el mundo al final no consiguen llegar a nadie porque no captan la atención del usuario. Haz una investigación en redes sociales: se dice que aquellos perfiles con menos seguidores tienen el trabajo más fácil para detectar cuál es su público objetivo. 

  • Ve más allá de la simple oferta de empleo

Ahora, en tiempos de Coronavirus, y siempre, es importante que cuidemos las ofertas de empleo. No trates de “usted”, utiliza un título impactante, dirígete a tu intermediario de manera más cercana sin tener miedo a utilizar exclamaciones o emoticonos. Debes saber cómo distinguirte de las demás ofertas.

  • Revisa tu fórmula para entrevistar

Ahora, durante la cuarentena, si realizas entrevistas de trabajo de manera online es importante poner atención a cada detalle porque puede ser decisivo. Algunos aspectos para mejorar pueden ser cómo nos dirigimos a nuestro entrevistado, qué información damos sobre la empresa, cuánto tiempo estamos hablando nosotros, etc.

  • Ofrece un buen onboarding o plan de acogida

Si vas a incorporar a un nuevo empleado durante el COVID-19, debes asegurarte de darle la mejor bienvenida mediante un buen plan de acogida en remoto.

Sabemos que atender a un nuevo empleado durante el teletrabajo puede resultar un poco más difícil, pero no deberías olvidar añadirlo al grupo de trabajo online, enviarle el kit de bienvenida a casa y preparar una sesión de onboarding en remoto para explicarle cómo empezar a trabajar.

  • Apuesta por el talento diverso

El tipo de plantilla que tengas dice mucho de cómo es una empresa. Crea un ambiente abierto y atrae el talento de gente de diferentes culturas y generaciones, así se podrán crear sinergias muy interesantes.

  • Cuenta tu historia

Algunas empresas han actuado como si no hubiera pasado nada y siguen lanzando sus mensajes como hacían antes. No tengas miedo de hablar de cómo está gestionando la empresa la crisis del Coronavirus y, por supuesto, si está ayudando de alguna manera.

Además, puedes utilizar las historias reales de tus empleados para conectar con tu audiencia de manera más cercana. Esto ayudará a la imagen que se formen de ti tus posibles candidatos.

  • Mide los resultados

Después de poner en marcha tu estrategia de employer branding en base a unos objetivos, deberás analizar sus resultados. Para ello, toma una métrica que podría ser: la tasa de retención de los trabajadores, número de personas que se han presentado a una oferta, etc.

Cuando quieras mejorar el employer branding de tu empresa, tendrás que hacerte estas preguntas: ¿Ofrezco más a ese candidato que mis competidores? ¿Cuál es mi cultura de empresa? ¿La gente conoce la historia de mi empresa y sus valores?

employer-branding

3 esenciales para tu estrategia de employer branding

A la hora de definir una estrategia de employer branding para tu empresa, tendrás que tener en cuenta tres consideraciones:

Conocer bien a tu empresa

Si tu nivel de trabajo ha descendido puede ser un buen momento para volver a los orígenes de la empresa. ¿Cuáles son sus valores, visión y misión

Se trata de volver a los fundamentos para tener una idea clara de los objetivos que persigue la compañía y resaltar su cultura empresarial. Así, podrás crear un plan de comunicación eficaz dirigido a captar y reclutar talento.

Necesitas detectar ese algo que te diferencia de la competencia y que te hace ser único. Debes encontrar aquel argumento por el que todos querrían venir y quedarse a trabajar en la compañía por mucho tiempo. Tus trabajadores son tus mejores embajadores, por lo tanto, toda esta información deberán conocerla para que puedan hacerse una imagen más real de lo que es la compañía.

Descubre qué necesitan tus empleados

Antes de la crisis, para mejorar el employer branding, muchas compañías ya habían optado por ofrecer el teletrabajo como beneficio para sus trabajadores. Pero si quieres ir un paso para adelante y conocer realmente las necesidades de tus empleados, puedes optar por hacerles llegar un pequeño cuestionario.

Quizá entre sus deseos estén los seguros médicos, el ticket restaurante o el ticket guardería y, después de analizar bien qué es lo que necesitan, estará en tus manos ofrecerles o no estas ventajas. Piensa que un empleado feliz es un empleado más comprometido, motivado e ilusionado para trabajar cada día.

Cuidar tus perfiles digitales

Después de mirar internamente los cimientos de la empresa y de conocer de primera mano qué es lo que los trabajadores ansían encontrar en tu organización, ahora toca trabajar tu imagen de puertas para fuera.

Presta atención a la web y si es necesario actualízala y asegúrate de que es responsive, para que sea más accesible desde el móvil.

Las nuevas generaciones, especialmente los centennials, son nativos digitales y están acostumbrados al entorno online. Por lo tanto, si quieres llegar a ellos tendrás que cuidar tu presencia en Internet. Por ejemplo, si decides publicar una oferta de trabajo asegúrate de hacerlo en tus redes sociales, además de los portales de empleo o en tu página web de empresa.

Reflexiones acerca del employer branding en tiempos de crisis

Se podría decir “dime cómo tratas a tus empleados y te diré qué tipo de empresa eres”. Y es que en tiempos de crisis es cuando vemos cómo son las empresas realmente.

La forma en la que tratamos a nuestros empleados estos días puede ser clave a la hora de retener y reclutar talento. Un ejemplo es la compañía Buzzfeed, que anunció que recortaría el 15% de su plantilla a través de un correo electrónico. Prácticas como estas pueden llegar a afectar psicológicamente a nuestros trabajadores, llevándolos a sufrir ansiedad o estrés.

Como punto positivo, podemos destacar la gran arma que tenemos en nuestras manos: las redes sociales. Debemos hacer uso de ellas para conectar con los usuarios en estos momentos, informales de cómo estamos llevando la situación y acercarnos a ellos. Para hacer esto, podemos utilizar los propios testimonios de nuestra empresa, ya que ¿quién mejor que ellos para hablar de nosotros?

Mejorando nuestra presencia online no solo mejoraremos la visión que tienen de nosotros nuestros futuros compradores sino también nuestros posibles candidatos. Según un estudio realizado por CareerArc, el 87% de los usuarios que buscan trabajo afirman que es menos probable que apliquen en una compañía tras leer opiniones negativas de los trabajadores. Y este informe se realizó antes del Coronavirus.

¿Quieres digitalizar tu departamento de Recursos Humanos para darle la mejor experiencia a tus empleados? El software de Factorial tiene un período de prueba gratuito. ¿Por qué no descubres si es la herramienta que buscas?

✅ Consigue Factorial y céntrate en lo más importante: tus trabajadores

This post is also available in: Italiano

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario