Ir al contenido
futuro del trabajo

Así será el futuro del trabajo, promesas y desafíos para el 2030

Aunque a día de hoy lo que se avecina en los años por venir sea difícil de imaginar, lo cierto es que los cambios que trajo consigo la cuarta revolución industrial están alterando por completo el panorama del mundo laboral de cara a la próxima década.

Innovación, flexibilidad y productividad, serán seguramente las tres claves para la gestión del futuro del trabajo en 2030. Junto con esto, aquellas personas a cargo de la gestión de talento deberán ser capaces de moverse en un ecosistema 100% digital con una fuerza laboral compuesta, ahora sí, por nativos digitales.

Pero no todo son buenas noticias, ya que con el crecimiento de la virtualidad, la digitalización de las empresas y el teletrabajo, también crecerá la competitividad y esto hará de las búsquedas de personal, un arte en sí mismo.

El impacto de la crisis del Covid

Antes de comenzar a desarrollar cómo será el panorama del futuro del trabajo en 2030, es importante recordar cuál era el escenario mundial en lo referido a cuestiones laborales, antes de la crisis del Covid-19.

De acuerdo a un reporte de Naciones Unidas, el mayor inconveniente general y a escala planetaria se centra en la desigualdad de acceso e inserción laboral. Tanto así que un 43% de la población mundial se encontraba en situación de desempleo o en condiciones de empleo informal o esporádico, siendo ambos fenómenos muy comunes en regiones menos favorecidas como América Latina, Medio Oriente y África.

En el mismo sentido, las cifras hablan de un particularmente alto número de mujeres afectadas directamente por este fenómeno, ya que constituyen el engrosamiento de estas estadísticas en un 62%.

Banner HR funcionalidades

Una vez desatada la crisis del Covid, de acuerdo a los informes de la ONU, el 94% de los trabajadores a nivel mundial, se vieron afectadas por las medidas de restricción para contener los contagios. Esto último, determinante para el inicio de la crisis económica actual.

En líneas generales, la brecha de acceso a todo tipo de bienes y servicios se ha acrecentado, tanto cuando hablamos de cuestiones entre naciones o simplemente la brecha salarial de género. En el mismo sentido, múltiples sectores de la economía se vieron (y continúan) en riesgo, siendo la restauración, el ocio en general, el transporte, manufacturas y ventas minoristas los más afectados.

El futuro del trabajo en la era post-Covid

Las consecuencias así como el desenvolvimiento de los gobiernos y la sociedad en general, está aun por verse y hacer cualquier tipo de pronóstico respecto de este tema es, cuanto menos, arriesgado.

Sin embargo y, de acuerdo a la información que recopila el documento de Naciones Unidas, no es difícil asegurar que la crisis sanitaria y económica va a causar un profundo impacto en el mediano y largo plazo en el futuro de trabajo, inclusive llegado el 2030.

Es esperable que, al menos en los países de Occidente se implementen políticas de promoción de empleo, ayudas sociales y modificaciones impositivas de todo tipo. Esto con el fin de evitar la destrucción sistemática del tejido social.

En el mismo sentido, existen también iniciativas conjuntas que pueden tomarse desde el sector público y el privado para favorecer el retorno a la nunca bien ponderada “nueva normalidad”, garantizando un regreso a los espacios de trabajo que sea eficiente y seguro. Y es en este aspecto donde el departamento de recursos humanos puede hacer la diferencia.

Apostar al software y las nuevas tecnologías

Avizorar el futuro del trabajo dentro de oficinas superpobladas o trabajadores anclados a escritorios en espacios mínimos, ya no es una posibilidad. Con o sin pandemia, los cambios culturales que trajo consigo el Covid difícilmente puedan revertirse.

La revolución del trabajo remoto ya es una realidad palpable y con ella surgen nuevos desafíos asociados a la necesidad imperiosa de migrar operaciones de todo tipo y color a un entorno totalmente virtual.

El presento y el futuro del trabajo en recursos humanos es inimaginables sin un software de rrhh que contribuya a la gestión y administración de procesos diarios orientados a tomar mejores de negocio con el fin de hacer crecer a las empresas.

El software ideal de recursos humanos deberá estar basado en la nube (cloud computing) para facilitar el acceso desde cualquier dispositivo sin la necesidad de descargas. Además, las funciones exigibles deben contribuir con la gestión de incidencias en nómina, control horario, gestión de turnos y evaluaciones de desempeño.

👉 Descubre las tendencias en rrhh para 2021 👈

 

futuro del trabajo STEM

Seguridad y accesibilidad

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta y que impactará directamente en el bienestar laboral de los trabajadores, es la seguridad e higiene. Aunque se crea que las oficinas podrían desaparecer, todo indica que en el futuro próximo llegaremos a un hibridaje entre trabajo remoto y presencial.

El futuro del trabajo predice la necesidad de un rediseño desde lo arquitectónico hasta desde el punto de vista legislativo, con nuevas leyes laborales orientadas a garantizar la accesibilidad a los puestos de trabajadores y salvaguardar su integridad frente a enfermedades laborales y eventualidades como el Covid-19.

La inclusión de personas con discapacidad, el desarrollo de estrategias de inclusión de la diversidad así como de paridad de género, serán también factores que definirán el rumbo de del futuro del trabajo.

Inteligencia artificial aplicada al empleo

En consonancia con lo que mencionamos anteriormente, la Inteligencia Artificial será la reina indiscutida del futuro del trabajo camino hacia 2030. De hecho, hoy en día y aunque parezca salido de una película de ciencia ficción, podemos encontrar a la AI en prácticamente todas nuestras interacciones diarias con la tecnología.

Desde los algoritmos en redes sociales hasta las cribas curriculares en procesos de selección, la inteligencia artificial llegó hace tiempo para dinamizar y optimizar procesos tediosos, haciendo que empresas puedan ahorrar cuantiosas sumas de tiempo y dinero. Ambos factores claves para la supervivencia y crecimiento.

Específicamente en recursos humanos, la inteligencia artificial tiene además otras aplicaciones que son fundamentales para la gestión y retención de talento. Las evaluaciones de desempeño que se realizan con el uso de indicadores clave, permite el monitoreo de la productividad de los trabajadores.

Esto brinda posibilidades casi ilimitadas la momento de diseñar planes que lleven a la optimización del trabajo, mejorar el clima laboral en la oficina o implementar actividades de team-building con el fin último de fortalecer los lazos entre colaboradores.

Un cambio de paradigma en habilidades

Con el surgimiento de un ecosistema laboral nuevo o al menos desconocido en relación a todas las concepciones tradicionales, los roles, expectativas, obligaciones y responsabilidades de los trabajadores cambiarán, ya que nuevas profesiones surgirán mientras que otras, desaparecerán.

Este cambio de paradigma será clave en el futuro del trabajo, el cual anticipa una modificación palpable respecto de las habilidades y competencias que deberán contar trabajadores, supervisores, managers y CEOs por igual.

Entre las tres habilidades principales a dominar de cara a 2030, podemos mencionar aquellas relacionadas con la tecnología, la comunicación interpersonal y la lógica. Y todo esto debido a que la automatización de las tareas, cobrará mayor protagonismo que nunca.

Según un informe del Foro Económico Mundial, las habilidades que no estén relacionadas con puestos de trabajo altamente calificado o profesionales, son las más vulnerables a ser reemplazas por mecanismos de automatización. Más específicamente en lo concerniente a fabricación y ensamble de bienes, transporte y gestiones básicas como ventas y soporte técnico de productos de primera necesidad.

 

👉 Descarga una planilla de evaluación por competencias 👈

futuro del trabajo que es

La importancia del empleo joven

Así como los Estados tendrán, naturalmente, la responsabilidad de reconstruir el tejido social en lo que respecta al futuro del trabajo en 2030, las empresas y el área de recursos humanos puntualmente, pueden también convertirse en agentes de cambio.

Las consecuencias sobre la formación y educación de toda la llamada “generación Covid”, están aún por verse, así como los efectos que puedan llegar a tener las políticas de Sanidad. Lo que sí se sabe es que, históricamente, los jóvenes son los más afectados en crisis de desempleo y a su vez, son los grandes motores en la reconversión social.

Con la explosión de las “nuevas” tecnologías, hace ya varios años la educación formal ha sufrido varios embates, ya que para determinadas profesiones no existen aún currículas que se adapten y actualicen a la misma velocidad que estas disciplinas en sí.

La gran mayoría de los trabajos más demandados de aquí a la próxima década, se encuentran en el sector conocido como STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática, según las siglas en inglés) y salud, según un informe del instituto McKinsey.

El rol de las empresas puede encuadrarse como garantes de una segunda instancia o inclusive primera, en lo referido a formación en prácticas para roles específicos. Crear políticas de inclusión de jóvenes acorde a la legislación vigente será clave para el futuro del trabajo en líneas generales y para la supervivencia de las empresas en un creciente escenario de alta competitividad donde el employer branding hará la diferencia.

 

 

El futuro del trabajo durante los años que nos separan hasta llegar al 2030, ciertamente será complejo y su evolución promete ser tan vertiginosa como todos los fenómenos que hemos atravesado durante 2020.

Así como aflorarán importantes desafíos y obstáculos para empresas, trabajadores y Estados por igual, también se avizora una enorme ventana de oportunidad respecto de la democratización del acceso a la educación no tradicional desde internet, el emprendedurismo y el nacimiento de nuevas y emocionantes profesiones.

 

Adéntrate en el mundo del mañana hoy, digitaliza los procesos de rrhh de tu empresa con un software especializado.

 

 

¡Prueba Factorial gratis durante 14 días y optimiza tus tareas de recursos humanos!

Related Posts

Dejar comentario