Hablamos de gamificación con Diego Ochoa, de Quogame

Esta semana os traemos una entrevista muy interesante sobre gamificación ¿sabéis lo que es? ¿la habéis aplicado en vuestra empresa? Pues no os perdáis lo que nos cuentan desde Quogame

¿Qué es la gamificación?

La gamificación es la aplicación de mecánicas y dinámicas propias de juegos o videojuegos en diferentes ambientes o plataformas.

Uno de esos ambientes o sectores en el que la gamificación ha ganado mucha popularidad es el educativo, pero también el empresarial, en el que se aplican estas metodologías basadas en juegos a proyectos y procesos empresariales tanto de forma externa hacia sus clientes como de forma interna para sus empleados.

¿Cuáles son los beneficios de implementarla en una empresa?

Los beneficios son diferentes dependiendo del sector en el que se aplique: marketing, ventas, recursos humanos, formación, etc. pero en general, la gamificación ayuda a aumentar el engagement y la motivación de las personas con el objetivo de mejorar los resultados de cualquier proyecto.

A través de proyectos de gamificación, podemos convertir tareas aburridas en amenas, procesos tediosos en divertidos y mejorar la percepción y predisposición de nuestros usuarios para profundizar en el aprendizaje de forma muy sencilla aplicando estrategias y metodologías estudiadas que ya han demostrado su utilidad. Estas metodologías se basan en las más avanzadas y modernas teorías psicológicas sobre el comportamiento humano, y son capaces de elaborar mecánicas de juego que se nutren de nuestras necesidades y deseos.

¿Puedes contarnos un poco cuál es el proceso de creación de una de vuestras aplicaciones?

Un proyecto de Gamificación pasa por diferentes etapas, desde la definición de los objetivos hasta la fase del lanzamiento; pero la más importante es la del análisis y conceptualización, con el fin de poner los cimientos que nos ayuden a conseguir los objetivos que nos hemos marcado en el proyecto.

Hablamos de:

• La motivación de los jugadores para jugar en un proyecto;
• El análisis del público objetivo para conocer qué tipo de jugadores tenemos
• Las dinámicas de juego, para saber las necesidades y deseos que se van a cubrir: altruismo, progresión, estatus…
• Las mecánicas, que son las acciones para cubrir las dinámicas: puntos, niveles, premios, etc.
• La estética y el diseño
• Las restricciones (tiempo para jugar, número de usuarios)
• El storytelling, para crear una historia como hilo conductor; el ambiente, los personajes…
• El tipo de juego que más se ajusta al proyecto, ya que tenemos una gran variedad: test gamificados, retos, conquista de territorios, juegos de etapas…
• Los informes, para tener resultados e información de los usuarios que ayuden a tomar decisiones.

El tener estos puntos en cuenta a la hora de realizar un proyecto de gamificación es clave para el éxito del mismo.

¿Por qué crees que se ha convertido en una de las tendencias más fuertes dentro de los RRHH?

El hecho de que la gamificación consiga convertir tareas aburridas en amenas o procesos tediosos en divertidos hace que la percepción y predisposición de los usuarios sea distinta, ya que según nuestra experiencia, están más motivados para hacer iniciativas que por el modo en el que se hacen tradicionalmente no terminan de atraer al trabajador.

Para las empresas es una forma distinta de trabajar la comunicación interna, de aportar dinamismo en un evento o de hacer un proceso de selección de candidatos de forma original. Pero también es útil para cursos formativos, welcome pack, gestión del cambio, employer branding, clima laboral, etc.

¿Qué consejos darías a una persona que está dudando si la gamificación es realmente para su empresa y equipos?

En nuestra opinión cualquier proyecto debería llevar asociado un componente de gamificación que ayude al engagement, la fidelización y la motivación de los usuarios.

Una de las razones son los numerosos beneficios que tiene, pero también influye la predisposición en la naturaleza humana al juego desde muy pequeños, ya que hay estudios que demuestran que los videojuegos mejoran nuestras facultades mentales, (como la atención, la flexibilidad o el procesamiento rápido de la información) o que el uso de las técnicas de gamificación en proyectos empresariales han sido impulsadas por el auge de la industria del videojuego, demostrándose que su aplicación mejora de forma muy significativa la participación y motivación de los usuarios.

El momento en el que se encuentran los usuarios consumidores también es importante, ya que ahora mismo cualquier profesional de menos de 50 años ha jugado alguna vez con un videojuego y los decisores y gestores comprenden perfectamente los beneficios y las técnicas utilizadas en los proyectos de gamificación, por lo que es mucho más fácil para ellos ver los beneficios inmediatos de este tipo de técnicas.

Y por último, la transformación digital es un proceso necesario en las empresas para incorporar las nuevas tecnologías y digitalización en su día a día, aunque normalmente encuentra barreras como la escasez de información, de formación o problemas de adaptación por los cambios que supone.

En ese sentido, la transformación digital puede aportar muchas ventajas a la hora de afrontar y llevar a cabo transformaciones: asimilar conceptos, experimentar, competir, colaborar, interactuar o recompensar; pue consiste en hacer algo que hacemos desde muy pequeños: jugar. Aprender jugando.

 

 

Leave a Comment