El coste de un trabajador para la empresa [+fórmula]

Una de las dudas más comunes al contratar a un empleado es el coste real del trabajador para la empresa. Este no solo será el salario, sino que también conllevará una serie de gastos que se deberán tener muy en cuenta y nos ayudarán a decidir si estamos dispuestos a hacer frente al coste real que representa un nuevo empleado. ¿Estás aquí para obtener una calculadora del coste por trabajador para la empresa? Sigue leyendo.

👉 ¿Tienes que gestionar a los trabajadores de tu empresa?  Te recomendamos leer nuestra guía sobre la gestión del talento humano

Conocer todos los costes que generan los nuevos empleados es clave para elaborar el plan de Recursos Humanos, ya que de esta manera se pueden definir mejor los objetivos. Por ejemplo, si la empresa es pequeña y no factura mucho al mes, aunque las aspiraciones sean grandes quizá solo se pueda permitir contratar a 1 persona y no a 3.

Para que sepas con detalle cuánto te supondrá añadir un empleado más a tu empresa, te enumeramos todos los gastos que deberás hacer frente y te lo ponemos fácil con nuestra fórmula calculadora para saber el coste del trabajador para la empresa.

¿Qué es el coste real de un trabajador?

El coste de un trabajador o coste laboral se desglosa de la siguiente manera:

  • 70% – Sueldo: la nómina que percibirá el empleado mes a mes.
  • 20% – Seguros sociales: la empresa paga la Seguridad Social del trabajador.
  • 10% – Indemnización, prestación social o gasto en formación:

Para poder calcular la cuota de la Seguridad Social que se deberá pagar por un nuevo empleado, se tendrá que tener en cuenta el Convenio Colectivo al que se acoge la empresa, ya que este determinará el importe del salario base y sus pluses. Además, debemos tener en cuenta que cuanto mayor sea el salario, mayor porcentaje se destinará a pagar cotizaciones sociales e impuestos al Estado.

¿Estás pensando en contratar? Descubre el coste del trabajador para la empresa

El capital humano es fundamental para el proceso de crecimiento de una empresa. No obstante, en ocasiones no sabemos cuánto nos cuesta contratar a nuevos empleados. Para ello deberemos hacer un cálculo y conocer el coste por trabajador.

coste-emopresa-trabajador

Conocer el coste real que implica tener la plantilla de trabajadores que queremos es de vital importancia, ya que nos ayudará a poner precio a nuestros servicios o productos y también a saber hasta dónde podremos negociar con nuestros clientes.

Ejemplo práctico + fórmula

Pongamos como ejemplo a Carlos, un empleado que trabaja como informático en una empresa y que cobra 1.400€ brutos/mes.

Esto es lo que debería pagar la empresa:

#1 – Sueldo bruto: 1.400€/mes.

#2 – Coste Seguridad social: 

  • 23,60% contingencias comunes: el 23,60% de 1.400€ es 330€
  • 5,5% tipo general de desempleo para contrato indefinido: el 5,5% de 1.400€ es 77€
  • 0,20% FOGASA (Fondo de Garantía Salarial): el 0,20% de 1.400€ es 2,8€
  • 0,70% para formación profesional: el 0,70% de 1.400€ es 9,8€

Como ves, el coste que debe asumir la empresa en pagar la Seguridad Social del trabajador es elevado y representa entre el 30% – 35% de incremento partiendo desde el salario bruto. Por lo tanto, si Carlos recibe 1.400€ brutos al mes, el coste real para la empresa será de 1.819,6€ (resultado de la suma de todo el coste en Seguridad Social más el salario bruto).

¿Quieres saber el coste de un trabajador de manera automática? Rellena esta fórmula con los datos con los que quieras trabajar. Primero, obtén el coste de la Seguridad Social siguiendo el siguiente cálculo, en el que * es multiplicación.

Coste de la Seguridad Social = (Sueldo bruto*0,2360) + (Sueldo bruto*0,055) +(Sueldo bruto*0,0020) + (Sueldo bruto*0,0070)

Luego, haz la suma siguiente y ya habrás llegado al coste del trabajador:

Coste del trabajador = Sueldo bruto + Coste de la Seguridad Social

Aspectos a tener en cuenta para el cálculo del coste al que la empresa deberá hacer frente por cada trabajador nuevo

Además de hacer el cálculo que te costará sumar una persona más a tu equipo, también debes tener en cuenta otros factores muy importantes:

Coste de reclutamiento

La empresa también destina parte de su tiempo, que al final se traduce en dinero, en formar una persona nueva, pero también en reclutarla. Los costes de reclutamiento pueden ser desde el material que necesitemos para hacer pruebas a los candidatos hasta el local que alquilemos para hacer entrevistas o la cantidad que debamos pagar para publicar ofertas de trabajo en diferentes portales de empleo.

calculo-coste-trabajador

Retribución flexible

Es un sistema retributivo que puede beneficiar al empleado, ya que este puede decidir qué parte de su salario quiere cobrarlo en dinero y qué parte en productos o servicios. Con la retribución flexible, además de las ventajas para el trabajador, la empresa también consigue estar mejor valorada e incluso retener talento por más tiempo.

Material de oficina

Tanto si queremos contar con un empleado más como si tomamos como referencia los que ya tenemos, el coste que conlleva tener una persona también implicará las herramientas que esta utilice, como un ordenador.

Despido improcedente

También es un cálculo que se puede hacer en caso de que ocurra una situación así, ya que la indemnización supondría un coste adicional.

Dar de alta a un trabajador

Esta es una gestión que deberás hacer de manera telemática desde el Servicio Red.

Medidas para ahorrar en la empresa

Es verdad que, en ocasiones, cuando la empresa ya está en marcha, cuesta modificar el modelo de funcionamiento, pero a veces pequeños cambios suponen grandes ganancias para la compañía.

calculadora-coste-empresa-trabajador

Aquí te proponemos dos medidas que te ayudarán a ahorrar en tu empresa y que puedes poner en práctica desde ya mismo:

1. Contratar a trabajadores freelance

Si después de utilizar nuestra calculadora para conocer el coste del trabajador no te salen los números, siempre puedes optar por contratar a personas freelance que te ayuden en determinados proyectos. Esta es una muy buena forma de ahorrar, ya que no tendrás que pagar Seguridad Social ni material, puesto que estos no trabajarán de manera presencial en la oficina.

2. Apostar por el teletrabajo

Es una de las tendencias que se están aplicando cada vez más en las empresas, tanto por las ventajas que suponen para los empleados como para las empresas. Con el teletrabajo te puedes ahorrar gastos de luz, agua y electricidad. Además, disminuimos el ausentismo laboral y conseguimos afianzar el talento en nuestra empresa, ya que tendremos trabajadores más contentos.

¿Quieres digitalizar toda la gestión de tus empleados desde un mismo sitio? Prueba el software de Factorial de manera gratuita durante 14 días.

Leave a Comment