Ir al contenido

¿Qué tipos de complementos salariales ofrecen las empresas?

complementos-salariales

Al momento de gestionar las incidencias en la nómina de los trabajadores que integran nuestra empresa, este es uno de los factores más importantes que debemos tener en cuenta.

Resulta ser que los complementos salariales y no salariales son aquellas sumas pagadas por parte de las empresas a sus trabajadores con quienes mantienen una relación laboral. Estos complementos impactarán directamente sobre la percepción salarial de los empleados y hará que dos o más personas bajo un mismo rol, a final de cada mes reciban salarios diferentes.

✅ Descarga nuestra plantilla para hacer una nómina

Qué son los complementos salariales

Los complementos salariales son aquellas sumas de dinero que justamente complementan o bien, se suman al salario base para conformar la retribución salarial final que la persona percibe cada mes. Por ejemplo, las horas extras o el pago realizado por nocturnidad son algunos de los complementos salariales más habituales.

El tipo de complemento salarial, la cantidad de dinero y la naturaleza del mismo, será pautado dependiendo de las condiciones personales del trabajador en cuestión, su desempeño laboral y la situación de la empresa.

Dentro del Estatuto de los Trabajadores, el principal cuerpo legal que influye cuando hablamos de complementos salariales. Según recopila el artículo 26, estos son entendidos como:

(…) se determinará la estructura del salario, que deberá comprender el salario base, como retribución fijada por unidad de tiempo o de obra y, en su caso, complementos salariales fijados en función de circunstancias relativas a las condiciones personales del trabajador, al trabajo realizado o a la situación y resultados de la empresa, que se calcularán conforme a los criterios que a tal efecto se pacten.

Tipos de complementos salariales más frecuentes

Como mencionamos anteriormente, son varios los factores que influyen en la tipología de los complementos salariales. Para poder entenderlo mejor, es necesario conocer las diferentes categorías en las que se basa esta segmentación y como en función de estas es que son fijadas.

Por características personales

Estos complementos salariales, como lo indica la palabra, son aquellos que tienen su base en las condiciones propias de la persona independientemente de la empresa. Estos son

  • Antigüedad. Su cálculo se realiza sobre la cantidad de años en servicio, ejercicio o funciones que el o la trabajadora ha realizado dentro de la empresa. La suma de dinero que hace a este complemento es fijada de acuerdo al convenio colectivo de trabajo que corresponde al sector en el que se desarrolla como profesional.
  • Titulaciones y/o conocimientos especiales. Se trata del conjunto de conocimientos específicos respaldado por la certificación correspondiente como ser un titulo de grado, doctorado, máster, etc.

Por las características del trabajo

El segundo factor más común en lo que se refiere a complementos salariales, es aquel que está atado directamente a las funciones específicas que hacen al rol laboral sobre el cual se desempeña una persona. A saber:

  • Cantidad/calidad del trabajo. Dependiendo del tipo de desempeño y/o productividad laboral, el trabajador recibirá una retribución económica estipulada. Esto puede surgir como un incentivos o bonificaciones que conforma al programa de reconocimiento o como parte de buenos resultados obtenidos luego de medirse la performance utilizando KPI´s específicos. Al mismo tiempo, pueden tratarse de horas extras, puntualidad u otros conceptos asociados al control horario.
  • Nocturnidad. También conocido como horas nocturnas, se da cuando la jornada laboral ocupa la franja horaria que abarca desde las 22 a las 06 hs. Debido a su impacto sobre la salud y el bienestar laboral, esas horas merecen una cotización que se retribuye en forma de complemento salarial.
  • Turnicidad. Cuando para la realización de un trabajo se debe confiar en sistema de turnos rotativos, este tipo de desempeño es remunerado en el salario bajo el concepto de complemento.
  • Riesgo laboral. Dependiendo del tipo de empleo y las responsabilidades del rol, puede que exista lo que se conoce como “penosidad”. Esta se registra cuando el desempeño en el trabajo implica un riesgo inherente como ser la toxicidad o peligrosidad a la que se encuentra expuesto/a el empleado/A.
  • Días festivos. Se da cuando, dependiendo de las características del puesto de trabajo, los trabajadores deben asistir o bien desempeñarse durante días festivos o no laborables.
  • Por la función desempeñada. otro de los parámetros que puede incluirse dentro de los complementos salariales son las particularidades que exige un determinado puesto de trabajo.
  • Disponibilidad plena. La disponibilidad total o absoluta de los trabajadores puede comprenderse como el estado de “guardia” de una persona frente a una eventualidad laboral que haga que la empresa pueda disponer del tiempo del trabajador independientemente de lo que estipula su jornada.
  • Según el lugar de residencia. Se trata de casos específicos para las personas que residan en territorios/ provincias insulares o en Ceuta y Melilla.

Por la situación de la empresa

Los complementos salariales en este tipo de circunstancias, ocurren cuando como parte de un programa de fidelidad o de mejoramiento del employee experience, las compañías deciden incluir a los trabajadores (en su totalidad o a un grupo específico) dentro de los objetivos de negocio.

  • Bonificación por beneficio. Se trata de un complemento proporcional basado en las ganancias financieras de la organización mediante la cual, a mayor crecimiento de la compañía mayor será el complemento que reciben los empleados.
  • Participación en el capital social. Este concepto se remonta a las épocas del fordismo durante la década del ´50 en el siglo XX. Se da cuando los trabajadores cuentan con la posibilidad de adquirir acciones en la empresa para la cual trabajan.

Banner Software RRHH Factorial Time tracking

Complementos salariales consolidables y no consolidables

Aunque de primera mano pueda parecer confuso, los complementos salariales consolidables y no consolidables, son dos conceptos relativamente sencillos.

  • Complementos consolidables, entendemos a aquellos conceptos extra sobre el salario de una persona que se consideran exigibles por ley y no son sensibles de ser modificados o anulados.
  • Complementos no consolidables, entendemos justamente lo opuesto, complementos que sí pueden sufrir cambios a lo largo del tiempo.

Por regla general, los complementos salariales consolidables son aquellos que mencionamos en el primer apartado y que hacen a las características de la persona en relación a su puesto de trabajo. Es decir, formación y antigüedad.

Por su parte, los complementos no consolidables se vinculan con las características propias del puesto de trabajo. Lo que implica que, si un trabajador cambia de área o de tipo de jornada, sus complementos pertinentes serán modificados. Por ejemplo, si un empleado que realizaba horas nocturnas es movido a un turno fijo matutino, su complemento salarial de turnicidad/nocturnidad, se pierde.

Diferencia entre los complementos salariales y no salariales

A menudo es normal confundir estos términos cuando llega el momento de gestionar nóminas o bien de calcular el salario bruto vs salario neto. Pero lo cierto, es que como lo indican sus nombres, ambos aluden a cuestiones tangiblemente diferentes.

El complemento salarial es un extra, una suma de dinero que se añade al salario pero que hace referencia a la función laboral específicamente de una persona. Ya sea por las características particulares de la misma o por las cualidades de la empresa, como aclaramos anteriormente.

Por su parte, las percepciones extrasalariales, no necesariamente tiene que ver con el desempeño en sí mismo. Sino que, por el contrario, se vincula con otras condiciones que se relacionan en forma indirecta con la labor que realiza un trabajador en nuestra empresa y son retribuciones que aparecerán en la nómina pero no pertenecen al salario.

Complementos no salariales o extrasalariales

Los complementos no salariales, también llamados extrasalariales, son aquellas retribuciones que percibe el trabajador pero que no se encuentran ligadas al trabajo que realiza dentro de la empresa, sino que son pagos al colaborador para compensar o indemnizar gastos que haya asumido con su dinero.

Compensaciones de gastos

En muchas ocasiones, los complementos extrasalariales que puede llegar a percibir un trabajador o trabajadora, tienen que ver con compensar cualquier tipo de inversión que la persona tenga que hacer de su bolsillo para poder facilitar el desarrollo de la actividad laboral. Estas pueden ejemplificarse en:

  • Costes de desplazamiento. O también conocido como “viáticos”, se trata del coste fijo que una persona tiene cada mes para poder desplazare desde su domicilio particular hasta las instalaciones u oficinas de su empresa.
  • Viajes. En caso del traslado hacia otra dependencia, ciudad o país por motivos laborales (con o sin pernocte) las empresas deben retribuir los costes de dicha actividad.
  • Uniformes. En muchas compañías y sobre todo en trabajos industriales o de logística, a los empleados se les exige por cuestiones de seguridad e higiene, el uso de indumentaria específica la cuál debe ser cubierta o bonificada como complemento extrasalarial por parte del empleador.
  • Uso de materiales. En el caso de que el trabajador deba realizar su trabajo utilizando herramientas específicas y de su propiedad, el mantenimiento y los gastos por deterioro o daño corresponde a las empresas.

Indemnizaciones

Las indemnizaciones laborales pueden darse en una variedad de contextos y escenarios. Pero lo más sencillo es establecer que estas ocurren cuando debido a la actividad de una persona dentro de su ámbito o esfera profesional, se produce algún tipo de modificación perjuicio sobre su integridad física, psíquica o su patrimonio.

Cuando esto sucede, las empresas deben hacer pago de una cierta cantidad de dinero que definiremos como, justamente, indemnización que en este caso es entendida además como complemento extrasalarial. Las condiciones más habituales para que esto suceda son:

  • Fallecimiento del trabajador. Naturalmente no será la persona en cuestión quien goce de este complemento, sino las personas que se consideren bajo la ley como herederas o en todo caso aseguradas llegado el caso.
  • Incapacidad total, parcial o temporal. Cuando se producen padecimiento, afecciones o enfermedades que afectan el desarrollo regular de las actividades laborales y son consideradas estas como “enfermedades laborales” a su vez.
  • Modificaciones sustanciales. Cuando se genera una alteración o actualización de las condiciones de trabajo, ya sea por el tipo y duración de la jornada y su modalidad o por existir un traslado de una ciudad a otra.
  • En caso de finalizarse la relación laboral.

Complementos salariales que no cotizan

La cotización en la Seguridad Social, es la noción que establece que todas las personas plausibles de tributar impuestos, abonen una cuota correspondiente a las arcas del Estado. Estas cuotas se desprenden y asocian con la percepción salarial y, en el caso de los trabajadores, se calcula teniendo en cuenta el IRPF.

Muchas veces, algunos complementos salariales son alcanzados por esta normativa y en otros casos, no sucede esto.

Los complementos salariales que no cotizan son aquellos que hacen al desempeño de laboral de la persona. En su mayoría, se trata de los complementos extrasalariales que mencionamos anteriormente: traslados, viáticos, uso de herramientas, ropa de trabajo, etc.

 

Gestionar nóminas y calcular incidencias es una tarea fundamental en la gestión de recursos humanos de cualquier empresa. Automatizar este tipo de procesos es una idea clave para lograr maximizar recursos y de esta manera, optimizar la performance de todas aquellas personas que integran la plantilla de trabajadores.

 

Delega tus procesos y tareas diarias en un software de rrhh desarrollado a la medida de tus necesidades. ¡Prueba Factorial hoy y siente la diferencia!

¡Utiliza Factorial para la gestión de nóminas en tu empresa!

 

Publicaciones relacionadas

¿Tienes alguna duda o quieres añadir algo? Compártelo ahora en nuestra Comunidad de RRHH!

Súmate a la comunidad hecha por y para profesionales de Recursos Humanos.