Cómo hacer un contrato laboral en modalidad teletrabajo

A pesar de que no hay en el horizonte indicadores que nos hablen a las claras de un nuevo confinamiento, la nueva realidad claramente presenta desafíos en materia de rrhh. Y todo esto, debido a las múltiples limitaciones que se imponen como parte de las medidas de sanidad para prevenir potenciales rebrotes.

La imposibilidad de la interacción directa o siquiera de acudir a las oficinas con el ritmo habitual, son tan solo algunos de los aspectos que complejizan la gestión de talento.  A todo esto debemos sumarle la crisis económica que se refleja en el engrosamiento de las cifras de desempleo. Sin embargo, existen todavía espacios para el crecimiento de trabajadores y empresas, la contratación laboral probablemente esté mutando y muy lejos de desaparecer. La clave está en aprender a adaptarse.

¿Qué tipos de contrato laboral existen?

Un contrato laboral es una herramienta clave para vincular dos partes que realicen un intercambio de horas trabajadas a cambio de una remuneración pautada de acuerdo al tipo de tareas conforme a la legislación vigente.

En líneas generales, el contrato laboral sirve como acuerdo recíproco entre dos partes, el cual debe ser respetado y donde se establecen obligaciones y beneficios al momento de establecer un vínculo entre una empresa y un empleado.

Contrato por tiempo indefinido

Como la palabra lo indica, los contratos laborales por tiempo indeterminado no tienen una fecha de finalización estipulada. Esto aporta al trabajador y a la empresa una gran ventaja, que es la de proporcionar una gran estabilidad. Aunque pueden celebrarse de forma verbal o escrita, por supuesto lo recomendable es siempre optar por la segunda opción ya que así ambas partes contarán con respaldo legal.

Un contrato laboral por tiempo indeterminado no necesariamente implica trabajar la jornada completa, sino que también puede exigirle al trabajador:

  • Trabajar a jornada parcial.
  • Trabajar en forma remota o teletrabajar.
  • Trabajar en forma fija pero discontinua (por períodos de tiempo cíclicos, por ejemplo, cada quince días).

🔵 ¡Descarga gratis el modelo de contrato por tiempo indeterminado y agiliza los procesos de tu empresa!

Contrato temporal

Contrariamente al contrato por tiempo indefinido, el contrato parcial establece claramente un vínculo entre la empresa y el trabajador que tiene una duración determinada.

A menudo se trata de contratos que establecen cubrir o realizar un reemplazo, contingencias de producción o bien la ejecución de tareas específicas. Usualmente este tipo de contratos se extiende durante unos seis meses siendo su retribución.

🔵 ¡Descarga gratis el modelo de contrato temporal y agiliza los procesos de tu empresa!

Contrato de formación y aprendizaje

Esta modalidad de contrato laboral fue pensada e incluida en la reforma de 2012, con el fin de posibilitar la inserción al mundo del trabajo, a jóvenes profesionales y personas en riesgo de exclusión social.

Según estipula la legislación, su duración es de mínimo un año y máximo tres. La retribución en ningún caso puede ser al salario mínimo y el monto, es establecido de acuerdo a las normas del convenio colectivo correspondiente.

software-control-gastos

Contrato de prácticas

El contrato en prácticas es una modalidad de emplea pensada para quienes posean titulaciones superiores de grado o universitarias o en todo caso, un certificado que habilite al ejercicio de su profesión.

La duración del contrato laboral en prácticas es de al menos seis meses con la posibilidad de extenderse hasta dos años. Este contempla además un período de prueba de un mes o dos, dependiendo del grado de profesionalización del empleado. La retribución pautada entre las partes dependerá de la carga horaria y fijada por el convenio colectivo de trabajo que corresponda. Sin embargo, no podrá ser inferior al salir mínimo interprofesional.

🔵 ¡Descarga gratis el modelo de contrato en pácticas y agiliza los procesos de tu empresa!

Contrato de obras o servicios

Este tipo de modalidad de empleo se utiliza principalmente para acordar entre una empresa y un trabajador, la ejecución puntual de una determinada tarea. Según la duración de esta tarea o proyecto, será también la duración del contrato.

Contrato laboral más conveniente en teletrabajo

Llegado el momento de decidir realizar nuevas incorporaciones a nuestra plantilla, claramente como sucedía antes de la irrupción de la crisis del Covid, no todos los tipos de contrato son iguales. Cada uno sirve, como hemos visto, para propósitos diferentes. Es por eso que un contrato laboral establecido entre la empresa y el trabajador en teletrabajo, debe tener características bastante específicas.

En líneas generales, además de estipular la duración de acuerdo a las exigencias del tiempo y/o la expedites del trabajador, un contrato laboral que se adapte a la “nueva normalidad” deberá obligadamente:

Contemplar el trabajo remoto y de hecho priorizarlo. Ya sea por posibles reconfinamientos o simplemente por el hecho de mantener la distancia de seguridad en la oficina evitando pequeñas multitudes, todo contrato laboral  debe considerar el home office como una realidad y una necesidad.

Especificar la carga horaria semanal pero tener en consideración cierta flexibilidad. A pesar de que el trabajo remoto es una modalidad relativamente cómoda para ambas partes, traducir las mismas exigencias o rigurosidad de la oficina a la casa del empleado no solo es complejo sino desaconsejable. El trabajo remoto debe servir para aumentar el bienestar y productividad del trabajador.

Ser claro acerca de los beneficios y obligaciones a cumplir en forma remota. A quién deben ser reportados los inconvenientes, con cuánta antelación deben notificarse problemas en la conexión, qué software se empleará para centralizar labores y qué hardware será cedido por la empresa. Todos estos detalles deben estar debidamente explicativos en un contrato laboral.

contrato laboral consejos

Cómo hacer un contrato laboral para trabajo remoto

Si bien hasta el momento no existe una ley específica que se encargue de regular el trabajo remoto, sí existen borradores del proyecto de ley. Además de esto, también existe jurisprudencia y todavía más importante, la reforma de la Ley 3/2012 la cuál contempla en su artículo 13, algunas nociones básicas sobre trabajo remoto:

Esta información es fundamental al momento de volcarnos a la redacción de un contrato laboral y la misma establece algunas nociones básicas que no deben pasarse por alto:

  • Se considera trabajo a distancia a toda actividad que se realice fuera del centro de trabajo y preponderantemente, desde el domicilio del trabajador.
  • Todo acuerdo de trabajo remoto debe formalizarse por escrito.
  • El teletrabajador cuenta con los mismos derechos y obligaciones que aquel que desarrolla sus actividades dentro de las instalaciones de la empresa.
  • El trabajador tendrá derecho a la protección adecuada en materia de seguridad social y salud.
  • Los trabajadores que se desempeñen en forma remota tendrán derecho a la representación colectiva, siempre y cuando adscriban a un centro de trabajo específico de la empresa.

Beneficios de la contratación laboral en forma remota

La modalidad de empleo en forma remota, históricamente ha sido considerada como ideal. Esto debido principalmente a las grandes ventajas para equilibrar la vida personal y profesional de los trabajadores.

Pero en la actualidad esto ha dejado de ser “un lujo” propio de grandes empresas y start ups de tecnología, para convertirse en la norma en múltiples sectores. Debido al contexto actual, por lo tanto, las ventajas de un contrato laboral de teletrabajo son múltiples, sobre todo al momento de enfrentar una pandemia.

Ventajas para el trabajador

Dentro de los beneficios más valorados por los empleados al momento de migrar o adoptar una modalidad de empleo remota, podemos enumerar:

  • Mayor flexibilidad que se traduce en mejores posibilidad de organizar los quehaceres laborales.
  • Sensible reducción de gastos de traslado (ya sea en transporte público o forma particular).
  • Incremento del tiempo libre.
  • Disminución de distracciones durante horas laborales, ya que las interacciones grupales se reducen.
  • Reduce el estrés.
  • Permite pasar más tiempo de calidad con familiares, amigos y convenientes.

Ventajas para la empresa

Sucede a menudo que para las organizaciones que tienen una cultura más tradicional, la posibilidad de pensar en un contrato laboral de trabajo a distancia es vista como un inconveniente. Esto debido principalmente tanto a la desconfianza en las nuevas tecnologías (o si desconocimiento) como a la falta de confianza en el propio trabajador.

Lo cierto es que se trata simplemente de una serie de prejuicios que pueden ser derribados de inmediato, sobre todo si tenemos en cuenta que:

  • Garantizar cumplimentar con las normas de seguridad e higiene que sugiere el Ministerio de Sanidad para evitar el contagio de Covid-19.
  • El teletrabajo aumenta sensiblemente la productividad y eficiencia de los trabajadores.
  • Al desarrollar labores desde casa, se elimina casi por completo el absentismo laboral (sobre todo injustificado).
  • El control horario, de fichajes y turnos, se vuelve más sencillo.
  • Las tareas administrativas de RRHH se alivianan gracias al uso de plataformas de gestión de talento.
  • Es más sencillo tracking de tareas y control de desempeño implementando objetivos medibles.
  • La firma del contrato propiamente dicha, puede también realizarse en forma a distancia acelerando notablemente el proceso de inducción

contrato laboral teletrabajo

Cinco consejos para un proceso de contratación exitoso

Cuando hablamos de la rubrica de un contrato laboral en tiempos de pandemia, no solamente es importante concentrarnos en los detalles del documento en sí. Sino que es vital comprender que un proceso de contratación contempla otras instancias que facilitarán tanto la parte quizás más burocrática como la adaptación del trabajador a la empresa y dinámicas grupales.

Busca a tus candidatos en redes sociales

Las redes sociales son un excelente campo de batalla para RRHH durante el proceso de selección. Ya se trate de espacios creados específicamente para este fin (como LinkedIn) o plataformas más casuales como Facebook o Instagram, lo cierto es que la virtualidad permite conocer aspectos del potencial empleado que nos dará información acerca de su temperamento, así como publicar anuncios de búsqueda de personal.

Esto es importante para saber con antelación, si el profesional en cuestión será capaz de insertarse en la empresa. Es decir, si encarna, representa o es compatible con los valores de la organización. Además, su historial laboral, referencias e inclusive portfolio, estarán al alcance de la mano para nuestra verificación.

Contempla que facilidad tienen con herramientas digitales

Una vez que recibes la primera tanda de candidatos, luego de realizar la criba curricular es momento de pasar a la primera entrevista. Aquí y sobre todo teniendo en cuenta el contexto, será vital que logres evaluar qué nivel de entendimiento y resolución tiene el o la trabajadora respecto del uso de software.

Tanto si conoce las herramientas como si es puntual al conectarse o si la calidad/velocidad de conexión es adecuada, todo esto servirá para poder comprender cabalmente si optar por el candidato es la opción correcta.

Solicita una prueba

Lo que la virtualidad nos hace ganar en términos de tiempo y eficacia, lo quita en lo que refiere a interacción interpersonal. Muchas de las cuestiones que se ponen de manifiesto en dinámicas grupales durante entrevistas, no son una opción tan viable en pandemia durante el teletrabajo.

Es por eso que una buena herramienta es, durante la primera entrevista, solicitar una pequeña prueba de trabajo. Es decir darle al empleado una tarea breve que pueda realizar en el momento o bien, cumplimentar en una segunda instancia. Todo esto siempre teniendo en cuenta su pleno consentimiento y que, si el nivel de exigencia es alto, deberá ser remunerada.

Entrecruza datos y referencias

Un curriculum estático puede estar lleno de información y experiencias grandilocuentes. Una entrevista puede ser dinámica, entretenida y mostrar a un candidato lleno de potencial. Sin embargo y lamentablemente, puede suceder que esto no sea consecuente con la realidad.

Antes de efectivamente firmar un contrato laboral, es vital entrecruzar datos. Es decir, chequear las referencias que fueron proporcionadas por el trabajador. Desde el lugar de estudio, hasta certificaciones, pasando por ex-jefes y colegas. La información que podamos ver, por ejemplo en redes, nos ayudará a tener una visión más acabada de quién es el o la candidata.

Optimiza tus procesos con un software de gestión

Por último y no por eso menos importante, una vez realizado el contrato laboral, es de suma importancia continuar el proceso utilizando herramientas específicas para este propósito.

Un software de gestión de rrhh permite dinamizar todo tipo de procesos, ya que centraliza la información para que esté disponible 24/7 desde cualquier dispositivo. Ya se trate de control horario o gestión de nóminas, una plataforma de recursos humanos es el mejor aliado cuando se trata de adaptar las necesidad de una organización a la modalidad de teletrabajo.

La forma de trabajo remota llegó para quedarse, al menos durante los próximos meses. La necesidad de pensar en nuevas formas de trabajo que permitan mayor eficacia y protejan la salud de trabajadores y organizaciones, ha cobrado un valor nunca antes visto. Un contrato laboral que se adapte a esta nueva realidad, será suficiente para garantizarnos el éxito en gestión humana.

 

Actualiza la gestión de talento en tu organización. ¡Adapta los proceso de contratación en forma eficaz, dinámica y segura con una plataforma diseñada para las exigencias de RRHH!

 

✅ ¡Acelera el proceso de contratación en tu empresa con Factorial, pruébalo gratis hoy!

 

Leave a Comment