Ir al contenido

Team building, ¿cómo implementarlo dentro de tu empresa?

·
13 minutos de lectura
team-building-factorial-empresas

Lograr objetivos de negocio es esencial para hacer crecer a las compañías, y para que eso suceda, una buena estrategia en recursos humanos es apostar por herramientas y mecanismos que permitan cohesionar equipos de trabajo.

El team building es uno de los conceptos más importantes al momento de hablar de gestión de talento. No se trata solamente de un anglicismo sino de una manera de fomentar que se creen lazos o vínculos entre compañeros de trabajo, con el fin de fortalecer la cultura de la empresa, la comunicación y, en general, mejorar el clima laboral y la productividad general.

Qué significa team building

Si lo traducimos literalmente del ingles, team building es “construcción de equipos.” Aunque pueda parecer sencillo, conformar un equipo de trabajo exitoso no solamente se trata de reunir a las mejores individualidades para que aúnen fuerzas y colaboren en una tarea o proyecto en común.

Alcanzar los objetivos de un sector dentro de una empresa, es algo que excede a lo que entendemos por aptitudes o capacidades directamente ligadas al puesto de trabajo que ocupe una persona.

De hecho, en la gran mayoría de los casos son la inteligencia emocional o inclusive las habilidades blandas, las grandes características que pueden definir el rumbo de un proyecto o incluso, de todo una organización. Por ello, es vital invertir tiempo en actividades de este tipo. Cocolisto es una empresa especialista en juegos para empresas con múltiples objetivos: eventos lúdicos, formaciones y conferencias, team building e incentivos, presentaciones de producto, etc.

Si entendemos que la mejor ventaja competitiva de una empresa es su capital humano, el team building contribuye a fortalecer la unión entre quienes la integran, rompiendo aunque sea parcialmente con la barrera invisible de la formalidad del ambiente laboral, para centrarse en unir a las personas desde lo emocional.

Para qué sirve el team building

El principal uso del team building, se da en el marco de la gestión de recursos humanos con la finalidad principal de hacer “networking”, o dicho en castellano, construir lazos entre las personas que integran la empresa incentivando que socialicen entre sí.

Apostar por establecer relaciones laborales mas estrechas entre colaboradores, supervisores e inclusive la dirigencia, es una actividad que se realiza periódicamente para elevar la “moral de equipo”.

A pesar de que por tratarse de una disciplina relativamente nueva, de momento, no existe una bibliografía robusta o al menos un consenso académico rotundo acerca de las implicancias y resultados en el largo plazo del team building, sí hay ciertos parámetros establecidos sobre su uso. En general y, como se cita en un artículo del diario científico Small Group Research, algunos de los aspectos que pueden tenerse en cuenta al forjar el trabajo en equipo son:

  • Desarrollo de habilidades cognitivas, desarrollar nuevas capacidades.
  • Obtener mejores y mayores resultados de una persona o equipo.
  • Incremento del desempeño laboral individual y/o grupal.

Objetivos del team building

Como ya lo hemos mencionado, naturalmente el principal objetivo del team building en recursos humanos, es lograr equipos de trabajo que alcancen objetivos en el corto, mediano y largo plazo.

Pero más específicamente y, para que lo anterior de hecho suceda, las dinámicas grupales dentro de las organizaciones deberían idealmente centrarse en cuatro pilares fundamentales de todo tipo de interacción humana: confianza, comunicación, cooperación y motivación.

La confianza, se obtiene al “romper el hielo” o mejor dicho, forjar vínculos que desdibujen la frontera de lazos estrictamente laborales. Se trata de nutrir las relaciones entre empleados y lograr que conecten desde lo personal.

En el mismo sentido, esta cercanía (idealmente) debería lograr establecer una comunicación fluida entre las partes pero más que nada, espacios seguros para poder compartir opiniones, ideas o bien, plantear desacuerdos y cambios de rumbo.

La cooperación se logra una vez que los aspectos anteriores han logrado destrabar el gran fantasma de las dinámicas sociales: la empatía. Poder ponerse en el lugar del otro, comprender los tiempos, necesidades y exigencias de otros colegas así como también las propias, abrirá paso al último pilar:

La motivación, es sin dudas el elemento diferenciador al momento de realizar evaluaciones de desempeño en sujetos o grupos. A menudo se cree que esta, proviene no tanto de beneficios objetivos o materiales (como el salario o la retribución flexible) sino de qué tan a gusto un trabajador o trabajadora se siente en su puesto.

Y es este elemento final el que en la enorme mayoría de los casos, es determinado por los vínculos laborales. Tanto así que este factor es el mayor punto de inflexión al momento de que una persona decida renunciar. De acuerdo a un reporte de la publicación especializada Harvard Business Review, los números negativos en términos de tasa de rotación se adjudican mayoritariamente a malas relaciones con jefes y colegas.

Beneficios del team building en rrhh

Las ventajas de este tipo de dinámicas son múltiples y varían de acuerdo a cómo se planteen las actividades. Bien hecho, trabajar en pos de la construcción no tanto de equipos sino de comunidad dentro de una empresa, impacta directamente y de la siguiente manera:

  • Empodera a los empleados.
    Al intercambiar ideas o experiencias con otros, los trabajadores pueden adquirir no solo nuevos conocimientos sino formas de comprender su rol en la organización, así como los desafíos que otras personas y áreas enfrentan. Esto los dotará de una mayor perspectiva para cuestiones asociadas a la resolución de conflictos y la flexibilidad en situaciones adversas.
  • Fomenta la sana competencia.
    Mediante juegos y actividades lúdicas, el lado competitivo de los empleados puede aflorar y esto, incentivar a otros a que se comporten del mismo modo. Usualmente esto se traslada en forma natural y saludable, a la oficina, haciendo que se incremente la productividad.
  • Alimenta la innovación.
    A menudo se dice que “la diversidad trae consigo innovación”, y esto mismo sucede cuando se aplican técnicas de team building. Esto debido a que, bien hecho, personas de áreas disímiles pueden conectar y descubrir, no solo cómo trabajan otros, sino también cómo piensan o cómo se sienten.
  • Incrementa la autonomía.
    Celebrar las individualidades mediante grupos gracias a la creación de vínculos estrechos, contribuye a que cada trabajador pueda aportar lo mejor de sí, gracias a que las actividades de team building hacen que cada integrante se sienta tenido en cuenta más allá de su rol estrictamente profesional.

Cómo hacer actividades de team building

Existen dos formas de plantear actividades de team building. La primera y más usual es generar momentos de team building (dentro o fuera de la oficina) para luego medir su impacto en el desempeño.

La segunda y no tan habitual, es partir desde los resultados de las evaluaciones de performance y a partir de ello, generar actividades específicas para poder revertir el curso negativo de aquellos aspectos que se deban fortalecer.

Independientemente del caso, existen cuatro instancias que se deben considerar al momento de crear cualquier tipo de actividad:

  1. Forma los equipos.
    Se trata de seleccionar quiénes integraran la actividad o las actividades, en qué períodos de tiempo y con cuánta periodicidad.
  2. Desarrolla un presupuesto.
    Es siempre una buena idea, destinar un monto de dinero exclusivamente a actividades de team building. Inclusive si estas no reportan el uso directo de recursos materiales, seguramente conlleven cierto tiempo de ejecución y su impacto, debe estar contemplado.
  3. Establece un período de tiempo.
    Se debe determinar si las actividades serán recurrentes y, en todo caso, si se realizarán en manera mensual, semanal, diaria, etc.
  4. No pierdas de vista los objetivos.
    ¿Quieres que tus trabajadores simplemente se conozcan entre sí o prefieres formar una comunidad sólida? ¿Buscas equilibrar la distribución de tareas en diferentes áreas? ¿Debes introducir nuevos cambios en la política o cultura de empresa? Estos y otros aspectos deben ser obligadamente considerados.
  5. Conecta con tus trabajadores.
    De nada sirve darle rienda suelta a la creatividad al plantear actividades, si estas no conectan con los intereses de los empleados. Utiliza una plataforma de comunicación interna para sondear inquietudes o hobbies de tus trabajadores para poder idear actividades atractivas que te garanticen una buena tasa de participación.
  6. Mide los resultados.
    Puedes realizar una encuesta anónima sobre la actividad luego de finalizarla y acompañarla con evaluaciones de desempeño, o bien, apostar al feedback cara a cara para poder tener un insight cualitativo del efecto de las actividades de team building.
  7. Estandariza las prácticas.
    Si tu planificación ha dado buenos frutos, es una iniciativa óptima establecer esta estrategia como parte de las tareas del área de recursos humanos, en la forma de lo que se conoce como programas de team building.

6 Ideas para actividades de team building

Ya sea en forma presencial o remota cuando se desarrollan tareas en modalidad de teletrabajo, afortunadamente las actividades de este tipo son prácticamente ilimitadas. Seleccionar qué hacer con los trabajadores para que conecten o se conozcan mejor entre sí, dependerá de tu creatividad y de el contexto y cultura de empresa.

  1. Dos verdades y una mentira.
    En un grupo de trabajadores, en forma intercalada, una persona elegida al azar deberá contar tres historias: dos serán anécdotas reales y una, será falsa. Los demás participantes deberán indagar para descubrir la mentira y luego votar por la opción menos creíble.
  2. Juegos colaborativos.
    Aplicaciones móviles que permitan jugar en red son ideales para este tipo de actividades y, sobre todo, si existe la posibilidad de conectar mediante un chat interno o inclusive, conversar entre equipos mientras se conquistan misiones.
  3. Trivia de oficina.
    Como con cualquier otra trivia solo que en este caso, el tema principal será que los trabajadores deberán adivinar algo sobre alguien o algún aspecto específico de un supervisor, jefe o colega.
  4. El muro de los recuerdos.
    Dos o más miembros de un equipo deberán elegir el mejor recuerdo que hayan forjado juntos, dibujarlo y colgarlo en un muro de la oficina. La recopilación de imágenes coloridas además, aportará calidez humana a los espacios de trabajo.
  5. Dibujar a ciegas.
    Con los ojos cubiertos por una tela, un trabajador deberá en una hoja, dibujar aquello que le indique otro empleado, idealmente, en no más de 30 segundos. Si se hace compitiendo en equipos, la dibujo que más se acerque a la realidad, será el vencedor.
  6. Adivina el colega.
    Como si se tratara de jugar charadas sobre películas solo que en este caso, el tópico de conversación será una persona en particular. Para que sea más divertido, quién haya elegido al sujeto, no debería poder hablar en absoluto, apoyándose solo en dibujar pistas que ayuden a los demás a adivinar.

Las actividades de team building a menudo son pasadas por alto en las empresas pero lo cierto es que deberían formar una parte fundamental de cualquier tipo de plan de gestión de talento en el área de recursos humanos, gracias a su probada eficacia para aumentar la colaboración y productividad entre pares.

La cohesión de los equipos durante el trabajo híbrido

La cohesión de los equipos de trabajo se daba por hecha en el pasado, aunque tampoco es que fuese algo que siempre sucediese. Ahora bien, el hecho de que las personas se viesen todos los días en la oficina sí podía facilitar un cierto sentimiento de unidad.

Hoy en día las cosas han cambiado, y hay trabajadores que están en la oficina y otros que están en casa. Lo que muchos han adoptado como su nueva normalidad es trabajar algunos días desde casa y otros desde la oficina. Es decir, practican el nuevo y famoso modelo de trabajo híbrido.

No hay duda de que trabajar desde casa puede llegar a afectar a la salud mental por el hecho de que es mucho más difícil separar la vida laboral de la personal y desconectar. Además, no tener contacto con los compañeros puede generar una fractura en la formación cultural de la compañía. 

Por eso es que los equipos de trabajo deben procurar interaccionar y tener espacios presenciales. ¡El ser humano necesita relacionarse para generar confianza hacia otras personas!

Obviamente, el aislamiento reduce el contacto y dificulta algo tan importante para las empresas actuales como es la innovación. Es mucho más fácil que la innovación se dé cuando el contacto es frecuente. Al trabajar en remoto, la comunicación se reduce a lo necesario para interactuar con el equipo y sacar adelante el trabajo de cada uno. Por todo esto es que las empresas necesitan más que nunca el team building. Y si no se puede hacer presencial, habrá que hacerlo virtual.

¿Para qué sirven los team buildings?

¿Qué es el team building en la práctica? ¿Cómo lo llevan a cabo las empresas? La práctica del team building puede basarse en diferentes aspectos, como son los siguientes:

  • Fortalecimiento de las relaciones interpersonales.
  • Definición de objetivos.
  • Resolución de problemas.
  • Definición de roles.

Según el aspecto que se quiera potenciar, las actividades serán unas u otras.

El team building se desarrolla mediante dinámicas de grupo en las que el equipo tiene que trabajar en común hasta completar la actividad. Estas pueden realizarse en la propia empresa o al aire libre. Unas veces es la propia empresa quien se encarga de pensar las actividades que se harán. Otras, esta contratan a otra empresa externa para idear la actividad del team building.

Los tipos de team building son de lo más variado, ¡e incluso hay empresas que, además de la cohesión del equipo, quieren trabajar otros valores como la solidaridad y la responsabilidad social! Para esto último, algunos ejemplos de actividades que suelen desarrollarse son: paseos con ancianos, reparto de alimentos, paseo de perros de las protectoras, etc. Estas actividades estarían incorporadas en un plan de voluntariado corporativo, pero, al tener que hacerse con grupos de personas de la misma empresa, también se contribuye a la formación de equipos de trabajo.

Ideas y ejemplos originales para actividades de team building online

La gestión de un equipo en remoto para hacer team building no es fácil, sobre todo si el equipo es grande. En ese caso lo mejor es subdividir el gran grupo y realizar las actividades en grupos pequeños. Te dejamos aquí algunas actividades de team building que pueden realizarse online y a distancia.

Juegos de preguntas y respuestas

Sería algo similar al trivial. Lo primero es dividir a la gente en varios equipos y elegir preguntas de diferentes categorías como deportes, música, ciencia, historia, etc.

Este tipo de juegos tiene muchas variantes. Por ejemplo, se puede diseñar desde la empresa o utilizar los cuestionarios ya prediseñados de internet. Y una forma de que los trabajadores también participen es pedirles que piensen con antelación una pregunta para que los demás puedan responder el día de la reunión de team building.

Prohibido decir sí y no

Una dinámica para conocer a los demás es preguntarles, siempre con discreción y educación. El juego consiste en hacer una pregunta a un miembro de tu equipo y este debe responder sin utilizar las palabras sí o no.

Imagina que yo te pregunto: ¿Fuiste a la universidad? La respuesta aquí es sí o no. Pues hay que responder de otro modo.

Si la persona que tiene que responder dice las palabras prohibidas, tiene que apagar su cámara. Así será sucesivamente. La persona que gana será la única que haya podido mantener la cámara encendida todo el tiempo.

Nombrar cinco cosas

Buen juego para romper el hielo.

Una persona empieza diciendo una palabra y la persona a la que se dirige tiene que responderle con cinco palabras relacionadas. Por ejemplo, para la palabra alojamiento una posible respuesta sería: apartamento, casa, chalet, hotel, tienda de campaña. Aquí las posibilidades son muy variadas y se puede dar un tiempo limitado de respuesta. Otra alternativa es que las palabras que se sugieran vayan en orden alfabético.

Todas estas actividades que acabamos de compartir tienen como finalidad que los trabajadores se conozcan mejor y estrechen lazos entre ellos, pero no son el único tipo de actividades posibles.

También pueden realizarse actividades que vayan más con el funcionamiento de la empresa. Por ejemplo, tenemos la dinámica que podemos denominar como “Nuestra empresa en una palabra”. Virtualmente se puede hacer división en grupos de unas 3 o 4 personas, aunque también se puede realizar individualmente. Se trata de pensar en una palabra que defina un ámbito de la empresa. Después, hay que defender delante de todos por qué se ha escogido esa palabra. Una vez que todos exponen por qué han escogido una determinada palabra, hay que debatir entre todos hasta llegar a un consenso y decidir cuál es la palabra que describe mejor a la empresa.

Esta dinámica la recomendamos siempre porque sirve para conocer cómo los trabajadores están viendo a la empresa, además de trabajar habilidades de comunicación, colaboración, escucha activa y toma de decisiones. Es también muy buen ejercicio para trabajadores que no llevan mucho tiempo en la empresa, ya que les servirá para conocer mejor su esencia.

Cómo triunfar con el team building virtual

Es un error ver el team building como una serie de actividades para que los empleados se lo pasen bien, sin más. Por ello hay que tener en cuenta una serie de puntos. Se debe escoger bien la actividad teniendo en cuenta los objetivos que quieren lograrse. También hay que tener en cuenta la duración de la misma, la reacción de los empleados ante ella y la presencia o no de premios. 

¿Cómo se selecciona la actividad de team building? Como explicábamos antes, lo primero es tener en cuenta el objetivo que se desea. Esto va a depender de la empresa. Algunos ejemplos de posibles objetivos son:

  • Fomentar que los compañeros se conozcan entre sí.
  • Compañerismo.
  • Trabajo en equipo.
  • Liderazgo.
  • Conocimiento de los valores de la compañía.

Una vez que se tiene claro el objetivo hay que escoger la actividad, con la intención de sorprender a los trabajadores con opciones originales. Según los expertos, esto es bueno porque se rompe la rutina, se crea expectación y los participantes están más receptivos. Así, lo mejor es no decir a los trabajadores en qué va a consistir la actividad (si es posible) para que no se imaginen cosas que no tienen que ver con lo que será la realidad. Eso sí, siempre se debe tener en cuenta el objetivo de esas actividades para que no acaben convirtiéndose simplemente en pasatiempos.

La duración de la actividad también es importante. Los adultos mantenemos la atención más que los niños, aunque sí ocurre que cuando llevamos una hora realizando la misma actividad, baja el interés.

Otra posibilidad en estas actividades es la entrega de premios a los ganadores. Los expertos recomiendan premios originales y mensajes motivadores, no trofeos o cosas similares. Si hay premios materiales, los participantes se esforzarán por ganar, pero puede que se pierdan el aprendizaje y la diversión que deben experimentar para alcanzar el objetivo de la actividad de team building.

En definitiva, ya hemos visto que existen muchos tipos de team building. Algunos de ellos no son muy distintos a un juego de mesa, otros hemos visto que vienen dentro de un plan de responsabilidad social corporativa.

Otra posibilidad son las actividades que se realizan en la naturaleza, como pruebas y multiaventura. Dentro de esto suelen tener mucho éxito las actividades acuáticas, y estas pueden ser individuales o colectivas. Dentro de las actividades individuales están las motos de agua y el flyboard. Cuando los grupos son más grandes se pueden hacer salidas en barco, ya que el solo disfrute de una velada en barco con los compañeros hará que los lazos se estrechen. Estas actividades pueden ser perfectas para los trabajadores que sí que van a la oficina, y al ser al aire libre puede adaptarse a las normativas de seguridad y prevención del Covid.

Team buildings en Barcelona y Madrid

Las actividades que se pueden realizar en contextos de team building son casi ilimitadas. En Madrid y Barcelona es donde más empresas hay dedicadas al team building, antes presenciales pero ahora también virtuales, desde el estallido de la pandemia.

Es importante decir que uno de los factores que diferencian los team buildings presenciales de los virtuales son los costes: realizar actividades de team building al aire libre y originales es algo más costoso, así que la empresa tendrá que calcular un presupuesto y ver hasta dónde puede llegar.

Administra tus procesos diarios de rrhh con un software especializado y concéntrate en lo que más importa: ¡hacer crecer tu empresa!

¡Prueba Factorial gratis durante 14 días y optimiza el área de recursos humanos!

Felipe Valenzuela es Content Specialist para el mercado español en Factorial. Graduado en Comunicación e Industrias Culturales por la Universidad de Barcelona, tiene experiencia creando contenido para diferentes formatos y canales desde 2017.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario