Ir al contenido
responsabilidad-social-corporativa-rrhh

Recursos Humanos y Responsabilidad Social Corporativa

Algunos problemas o preocupaciones sociales han ganado peso en los últimos años. Si bien hay algunos temas relacionados intrínsecamente con la pandemia, como el bienestar laboral o la salud mental, también hay otros relacionados con la brecha salarial, la sostenibilidad o la representación de minorías.

Cuando hablamos de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en Recursos Humanos, nos referimos al compromiso ético que una empresa tiene con su comunidad o alrededor. Aunque se suele relacionar con la imagen externa de una marca, también se puede trasladar a la reputación interna de una empresa, a través de cómo se relaciona con sus empleados.

¿En qué consiste la Responsabilidad Social Corporativa?

La Responsabilidad Social Corporativa es un estilo de liderazgo en una empresa, donde se le da un importante valor al impacto que, o bien el producto o los trabajadores, tienen en su comunidad cercana o en el nivel de vida del cliente.

El concepto de Responsabilidad Social Corporativa se puede aplicar a los Recursos Humanos. Sin embargo, tradicionalmente se le relaciona con acciones filantrópicas de una empresa, normalmente vinculada a estrategias de marketing o de identidad corporativa.

Pero la aplicación de este concepto en el bienestar de un equipo de profesionales trae consigo mejoras casi incomparables. El comportamiento de los consumidores está cambiando y, hoy en día, a sus necesidades se suman preocupaciones por la huella ecológica de algunas empresas, así como por la cercanía de los proveedores, el respeto hacia la naturaleza y las minorías sociales.

Recursos Humanos y Responsabilidad Social Corporativa

Este tipo de liderazgo cuenta con una serie de ventajas estratégicas si se aplica en la gestión de personas. Normalmente, las estrategias de RSC suelen ir de la mano de marketing por las ventajas que ofrece en la optimización de la imagen externa. Pero también se puede traducir en conceptos que ayudan a mejorar el compromiso de un equipo profesional.

De esta manera, deberemos trabajar aspectos como la cultura de trabajo y el compromiso laboral. Sin embargo, mejoraremos la reputación de marca directamente desde el departamento de Recursos Humanos a través de la Responsabilidad Social Corporativa, sin involucrar a profesionales del marketing o de la comunicación.

Integrar la RSC en la gestión de personas

Una de las mejores alternativas a la hora de integrar acciones de Responsabilidad Social Corporativa en RRHH es a través de la filosofía de empresa. De la misma manera que, durante un onboarding, centramos nuestros esfuerzos en que los nuevos integrantes conozcan bien los objetivos del proyecto, así como sus valores y sus maneras de trabajar, deberemos hacerlo con la filosofía corporativa.

De esta manera, alinearemos las ideas que defienden desde la empresa, con las actividades o decisiones que se toman dentro de ella.

¿Cómo trabajar un programa de Responsabilidad Social Corporativa en Recursos Humanos?

Para añadir valor a un proyecto, podremos preparar una estrategia de Responsabilidad Social Corporativa ya pensada para Recursos Humanos. Si bien tendrá varios beneficios a explicar, tanto para los consumidores potenciales como para nuestros trabajadores y su rendimiento, deberemos seguir una serie de pasos a la hora de elaborarla.

Etapa de investigación

Para cada acción relacionada con la RSC, deberemos realizar un estudio previo sobre nuestro entorno. Así podremos descubrir oportunidades, conocer su estado dentro de nuestro sector laboral, y ver si la competencia ha explotado este tema o no.

Aquí, determinaremos objetivos y líneas a trabajar. Estos pueden ir integrados en una estrategia intensa, con grandes acciones, o con una más disimulada, centrada en probar la integración de esta campaña. Por ejemplo, una posible acción para trabajar la RSC de una empresa es decidir colaborar únicamente con proveedores que cumplan una serie de requisitos.

A priori, no parece que vaya a significar un cambio trascendental dentro de la empresa. Sin embargo, según el sector profesional, el servicio o producto ofrecido o los valores demográficos, puede convertirse en una decisión que lleve nuestro proyecto al éxito o a la ruina. Por ello, será necesario esta investigación previa, para conocer de manera segura los caminos más factibles a seguir.

Grupos de trabajo y enfoque final

De la misma manera que marcamos las líneas a seguir, deberemos encontrar y escoger el mejor talento para esta tarea. Posteriormente, tendremos que seleccionar el enfoque final que le daremos a nuestra estrategia, para convertir las ideas en acciones sólidas.

Una estrategia bien hecha reflejará los valores correctos de una empresa, así como estará pensada para ser integrada en todos o gran parte de sus departamentos. De todos modos, también deberemos asegurarnos de mantener un canal de comunicación interna abierto, y dispuesto a recibir y escuchar las necesidades e inquietudes de nuestros empleados.

Por ejemplo, podemos decidir que nuestra estrategia de RSC irá relacionada con la brecha salarial de género. Sobre esta problemática en concreto existen varios caminos a seguir, por lo que deberemos definir la acción en concreto que realizaremos, en caso de que sea solo una. Por lo tanto, podríamos definir bien los salarios, revisando las posibles desigualdades y encargándonos de que estas sean únicamente por rango o responsabilidad.

Beneficios de aplicar la Responsabilidad Social Corporativa en Recursos Humanos

Grosso modo, las iniciativas de responsabilidad social se traducen en mayor compromiso con los objetivos de la empresa, por parte de un equipo de profesionales. Así como en mayor nivel de reputación, tanto interna como externa, y en satisfacción laboral.

La empresa otorga valor a la compañía, al involucrarse en la realidad social de su entorno y, sobre todo, al mejorar la percepción que la comunidad que la rodea tiene sobre ella. De manera interna, los empleados están más motivados, ergo, más comprometidos con los objetivos a cumplir.

Estrategias de RSC en la gestión de personas

Ya existen mecanismos a través de los cuales mejoramos nuestra imagen de marca, de cara a nuestros trabajadores, como la retribución flexible y las formaciones de microlearning, entre otras. Sin embargo, cuando hablamos de Responsabilidad Social Corporativa, y en Recursos Humanos, deberemos adentrarnos más en estilos de vida y filosofía de empresa, no tanto en acciones puntuales.

Por ejemplo, si bien podemos centrar la RSC con el medio ambiente, está irá afectada de manera intrínseca con la calidad de vida de nuestros profesionales, así como con las responsabilidades para con sus familias. De esta manera, vemos que varios temas de RSC pueden solucionarse de manera sencilla. Por ejemplo, si se decidir ir por un relato centrado en el reconocimiento profesional de nuestros trabajadores, nuestra estrategia pasa por crear empleo, así como remunerarlo correctamente.

Una de las maneras de aplicar este tipo de políticas es haciéndolo en relación a las necesidades de nuestros trabajadores. Esta se deberá analizar de manera estratégica, ya que según la finalidad de implantar una RSC, deberemos potenciar un aspecto de nuestro equipo u otro.

¿Por qué es importante tener una estrategia de RSC?

En los últimos años, el interés general por la cara social de una empresa ha ido en aumento. A grandes rasgos, esta tendencia se debe a que conceptos relacionados con el bienestar y la salud de los profesionales han ido ganando peso.

Aunque la democratización del internet, así como el acceso a una cantidad gigantesca de información, también han influido en el comportamiento de los compradores actuales. Tanto las redes sociales, como cualquier plataforma o canal de comunicación digital nos permiten comparar casi todos los aspectos de una empresa o producto, de ahí a que la imagen externa de una marca se haya convertido en un must en el camino hacia el éxito.

Beneficios de la Responsabilidad Social Corporativa en RHH

Conceptos como el salario han ido dejando paso a otros como Employer Branding, relacionados directamente con la satisfacción de los empleados y los resultados obtenidos. A través de estrategias de RSC, podremos potenciar estos aspectos.

De esta manera, se mejora potencialmente la gestión interna de una empresa. Esto se debe a que el compromiso de los empleados aumenta, así como la calidad del trabajo. En la gestión de talento es fundamental trabajar la cultura empresarial, y una estrategia de RSC puede ser la mejor manera para que esto suceda.

Por otra parte, la empresa crea valor al solidificar su rol o papel dentro de la comunidad que la rodea. La sociedad percibe su implicación de una manera única, mejorando la confianza en los productos o servicios ofrecidos.

El rol de los Recursos Humanos en la Responsabilidad Social Corporativa

Es obligación de los profesionales de Recursos Humanos comunicar e integrar la filosofía de empresa en los demás departamentos. De la misma manera, será su responsabilidad que los valores de RSC de una empresa lleguen a todos sus empleados.

A través de estas acciones, nos ajustamos a posibles necesidades de nuestros trabajadores, dedicándoles espacio y trabajando su confianza para con la empresa.

 

De esta manera, vemos que una de las mejores maneras para mejorar los resultados o el rendimiento de un equipo es a través de acciones de Employer Branding. En cuanto a RSC, sus beneficios van estrechamente ligados a mejorar la imagen de una empresa, y por lo tanto, la satisfacción de los profesionales que forman su plantilla.

Por ello, conceptos como la comunicación interna o los análisis de rendimiento son fundamentales para implantar nuevas estrategias, o para descubrir si hacen falta o no.

 

El acceso a ciertas tecnologías y conocimiento también ha incrementado la aparición de proyectos, así como el nivel de competencia al que se enfrenta un negocio. De esta manera, en ámbitos de comunicación, se ha vuelto imprescindible encontrar una manera de diferenciarse del resto. Allí es donde entran las estrategias o acciones centradas en la dimensión social.

De la misma manera que se hace para trabajar la imagen de una empresa, también para cubrir las necesidades de un grupo determinado de audiencia. Si bien, este concepto se traslada solo a la percepción que las personas externas a una empresa tienen sobre ella, derivarlo a Recursos Humanos puede ayudarnos a conseguir un valor especial dentro de nuestro equipo, al cuidar a las personas que lo forman.

Este artículo también está disponible en: Mexican

Felipe Valenzuela es Content Specialist para el mercado español en Factorial. Graduado en Comunicación e Industrias Culturales por la Universidad de Barcelona, tiene experiencia creando contenido para diferentes formatos y canales desde 2017.

Publicaciones relacionadas

¿Tienes alguna duda o quieres añadir algo? Compártelo ahora en nuestra Comunidad de RRHH!

Súmate a la comunidad hecha por y para profesionales de Recursos Humanos.