Cómo hacer un plan de desescalada en tu empresa

La lucha contra el coronavirus comenzó con el confinamiento. Después de dos meses entramos en la siguiente fase, la desescalada. Y a tu empresa también le afecta este cambio.

Durante la desescalada, las empresas caminarán hacia lo que se ha decidido llamar “nueva normalidad”, teniendo siempre en cuenta que el coronavirus no desaparecerá a corto plazo.

De hecho, hay estudios publicados por la Universidad de Harvard en la revista Science donde afirman que el distanciamiento social puede ser necesario hasta 2022 y los nuevos brotes pueden prolongarse hasta 2024.

Por esto es imprescindible que todos los centros de trabajo estén libres de coronavirus y los empleados puedan moverse sin miedo al contagio.

Entonces, ¿cómo se hace un plan de desescalada? Para comenzar hay que saber qué dice sobre esto el Ministerio de Sanidad, pero vayamos por partes (y veamos todo lo que las empresas tendrán que hacer).

Ministerio de Sanidad sobre la desescalada en empresas

El Ministerio de Sanidad dice que cualquier actividad permitida deberá desarrollarse en condiciones de seguridad, autoprotección y distanciamiento social. Y para eso, recomienda:

  • El uso de mascarillas fuera del hogar es altamente recomendable cuando no pueda garantizarse el distanciamiento social.
  • Facilitar el acceso a soluciones hidroalcohólicas para lavarse las manos frecuentemente.
  • Todos los locales y equipamientos deberán ser periódicamente desinfectados e higienizados.

El ministerio ha establecido cuatro fases para la desescalada. En el ámbito laboral, cada fase se caracteriza por lo siguiente:

  • Fase 0: Teletrabajo preferente, en las empresas y puestos donde sea posible. Escalonamiento en la entrada y salida de centros de trabajo.
  • Fase 1: Análisis de las exigencias de Prevención de Riesgos Laborales necesarias en las distintas actividades, adaptadas al COVID-19.
  • Fase 2: No hay indicaciones, se puede continuar como en la fase 1.
  • Fase 3: Protocolos de reincorporación presencial a las empresas para la actividad laboral (uso de equipos de protección y otras medidas de seguridad), con horario escalonado y garantías de conciliación.

Este es el protocolo general, pero hay muchas excepciones como en hostelería, comercio minorista, alojamientos turísticos, prestación de servicios, actividades culturales, actividades deportivas, etc.

Desescalada en empresas y enfermedad por COVID-19

La vuelta de los trabajadores a sus puestos trae consigo dudas acerca de su inmunidad contra el coronavirus y el miedo a posibles contagios.

desescalada-empresa-recursos-humanos

Y es aquí donde la mirada se vuelve hacia los famosos tests de coronavirus. Los tipos de tests que existen actualmente son tres:

  • PCR: el más lento y fiable. Sirve para saber si una persona está padeciendo el virus y lo detecta desde el inicio de la infección.
  • Tests rápidos serológicos: sirven para saber si una persona ha estado infectada por el virus.
  • Tests rápidos de antígenos: con ellos se puede identificar la proteína del virus pero no tienen gran fiabilidad actualmente, por lo que solo se usan como complemento a los PCR.

Resolvamos algunas cuestiones frecuentes sobre la enfermedad y la vuelta al trabajo.

1. Miedo al contagio

Los trabajadores no pueden negarse a acudir al centro de trabajo por miedo al contagio, a menos que sea por una razón justificada. De lo contrario, se les podrá despedir. Lo que sí se tiene obligado la empresa es seguir los protocolos de seguridad; si no lo hace, el trabajador puede denunciar la irregularidad.

2. Obligatoriedad de hacer tests

Los empresarios no están obligados a hacer test de COVID-19 a todos los empleados cuando se incorporen. Acerca de esto y siguiendo las indicaciones de la OMS, el Ministerio de Sanidad tiene intención de hacer tests rápidos de diagnóstico a toda la población.

desescalada-empresa-españa

De momento, las pruebas de detección solo se realizan a personal vulnerable, cuadros clínicos de riesgo y personal de servicios esenciales, entre ellos sanitarios y sociosanitarios.

3. Trabajadores que den positivo en test de COVID-19

Si algún trabajador da positivo en el test de COVID-19, tendrá que acudir al médico para que le dé el parte de baja y aislarse en su casa.

También habrá que avisar al servicio de Prevención de Riesgos Laborales para que tome las medidas necesarias, entre ellas la evaluación de posibles contagios de personas que han estado en contacto con el trabajador que ha dado positivo.

4. Demostración de inmunidad

Los empresarios no pueden obligar a los trabajadores a presentar un comprobante médico para saber si se tiene COVID-19, o cualquier otra patología, ni tampoco someterse a ese control médico. Las únicas excepciones son:

  • Cuando el reconocimiento médico sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores.
  • Verificar si el estado de salud del trabajador puede suponer peligro para él mismo, sus compañeros u otras personas relacionadas con la empresa.
  • Cuando legalmente sea obligatorio, en relación con la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad. En estos casos el empresario puede buscar medios para realizar el test, respetando la privacidad y demás derechos del trabajador.

La desescalada en empresas que desarrollan su actividad en oficinas

En cada empresa el plan de desescalada tiene que ser diferente de acuerdo a la naturaleza de la misma, teniendo en cuenta que lo que marca el gobierno solo es el mínimo que puede y puede ser mejorado si así considera cada compañía.

Según las pautas del Ministerio de Sanidad que describimos, la desescalada para las oficinas comenzará en la fase 3. Antes se continuará con el teletrabajo.

Por tanto, la empresa no está obligada a incorporar a toda la plantilla el mismo día. La incorporación tiene que estar planificada en distintas fases para minimizar el riesgo, evitando aglomeraciones (entrada, salida, comedores o máquinas expendedoras de comida o bebida) y asegurando la distancia interpersonal recomendada de 2 metros.

plan-desescalada-empresa

Para esto se recomienda establecer trabajo por turnos, contemplando las posibilidades de redistribución de tareas y la opción preferente de teletrabajo. El acceso a comedores o máquinas expendedoras se restringirá o prohibirá según la fase en la que esté la empresa.

Para que puedas leer más en profundidad sobre esto, te dejamos el enlace a la Guía de Buenas Prácticas en los Centros de Trabajo, emitida por el Ministerio de Sanidad.

¿Preparado para planificar la desescalada en tu empresa?

Hasta aquí habéis podido leer las recomendaciones que debéis tener en cuenta desde Recursos Humanos para hacer un plan de desescalada en vuestra empresa.

Además de la incorporación del personal, también hay que extremar la limpieza y desinfección cumpliendo con lo que el Ministerio dice y añadiendo todo lo necesario para mayor seguridad según la actividad.

¿Necesitas un software de Recursos Humanos que te ayude a gestionar la vuelta a la oficina? Factorial está ofreciendo un período de prueba gratuito e ilimitado.

✅ Regístrate gratis en Factorial y gestiona a tus empleados durante la desescalada

Escrito por Carolina Lacruz y editado por Marina Camacho.

Leave a Comment