El “salario emocional” salvará a tu empresa

Salario Emocional

Siempre me ha llamado la atención la fórmula tradicional para medir el desempeño, controlar al empleado y forzar la productividad de un equipo. Recuerdo lo que ha supuesto en mi vida, mi infancia y en mi familia. Soy de esa generación que creció con sus abuelos, viendo a mis padres los fines de semana. Es un algo que me ha marcado mucho.

La verdad es que tengo claro que eso no es para mi. No concibo la productividad en un entorno hostil, que me obligue a dejar de lado mi vida personal o en el que no me sienta valorada. Y creo que como yo, una generación entera de personas que sabemos lo que no queremos. En mi vida laboral he intentado tenerlo muy presente y unirme sólo a empresas que compartan mis ideas. Puede que sea una privilegiada por haber escogido, pero tampoco ha sido fácil.

Por suerte, cada vez se habla más del “salario emocional”, eso que hace que te sientas a gusto en tu puesto de trabajo, que fomenta la productividad ofreciendo al empleado las mejores condiciones para desarrollarse personal y profesionalmente y donde prima el reconocimiento del trabajo bien hecho.

Es obvio que todos (o al menos) la gran mayoría trabajamos por dinero, entre otras muchas cosas. Para cualquier empleado que crea en su empresa, trabajar no busca una mera transacción. Pensar que una persona va a anteponer los intereses de una empresa frente a su familia, hijos o incluso su vida, es poco realista. Es cuestión de sentido común… que empresa dejarías primero; ¿una en la que tienes un horario hierático, que te impide atender a tus otras obligaciones, una empresa en la que no te sientes valorado, en la que motivación se utiliza como eufemismo de presión?… ¿O una empresa en la que puedes tener un balance entre tu trabajo y tu vida personal, en la que te sientes valorado, aprecian tu aportación y te ayudan a mejorar tus puntos débiles? Yo también lo tengo claro, el salario emocional lo es todo.

Pilares del salario emocional

1.Conciliación laboral: ¿Eres capaz de ver la trilogía del señor de los anillos del tirón? Pues la duración de las tres películas es una jornada laboral… ¿Podrías hacerlo 5 días a la semana? No es realista medir la productividad de un empleado en función de las horas que pasa en su puesto de trabajo. ¿Qué tal si le damos al “pause” y dejamos que el empleado vuelva en el momento en que su atención esté al 100%? Esto tiene un nombre, horario flexible. El mismo número de horas a trabajar, pero sólo en el momento en el que el empleado es más productivo.

2.Bienestar del empleado: Todos cometemos errores, somos humanos. Si sólo recibimos feedback cuando hacemos algo mal puede que dejemos de ser proactivos, proponer cosas nuevas o incluso intentar innovar en nuestro puesto de trabajo. De entrada, lo mejor sería reforzar los puntos fuertes de un empleado y ayudarle para mejorar sus puntos débiles. Es poco probable que tengas en plantilla una persona en la que no crees o que lo hace todo mal. Házselo saber antes de que sea demasiado tarde.

3.Desarrollo personal y profesional: Como responsable de recursos humanos una de las preguntas clave para entender por qué una persona quiere unirse a la empresa es entender el motivo por el que dejó su anterior trabajo. Te sorprendería cuantisimos candidatos cambian de empresa para “seguir desarrollándose profesionalmente”. Probablemente estuvieran a gusto en su anterior puesto, pero cambian porque se han estancado. De verdad una empresa está dispuesta a perder a un buen empleado, que conoce mejor que nadie el sector y la actividad que realiza, ¿sólo por no saber retener talento?

Comparación; Retribución Tradicional vs Salario Emocional (retribución flexible)

retribucion tradicional salario emocional

Cómo ofrecer un salario emocional a los empleados

A estas alturas del post, no voy a volver a destacar los beneficios que supone un modelo de retribución flexible para los empleados. Seguramente te estés preguntando cuánto dinero y tiempo podría suponer a tu empresa empezar a ofrecer ese plus a sus empleados. Lo cierto es que el salario emocional tiene mucho que ver con la cultura de tu empresa, cómo se establece la relación con los empleados y qué importancia adquieren. Hay una parte humana muy importante en la que tendrás que cambiar el chip. Un empleado estará comprometido, será productivo y dará lo mejor de si cuando; trabaje en un entorno amigable, se sienta valorado, se le reconozca su esfuerzo y sienta que es una parte importante del equipo. Te recomiendo ser transparente, empático e involucrar en este proceso a todas las persona de la empresa.

Hay otra parte también muy importante que trata sobre los beneficios que la empresa ofrece a los empleados. Muchas de las acciones que te comentaba requieren de productos o servicios complementarios al salario del empleado. Tickets restaurante, tickets guardería, seguros médicos, o incluso suscripciones a un gimnasio son productos que pueden complementar la retribución salarial de un empleado y que les ayudarán a sentirse más valorados. Por ley, un empleado puede recibir hasta un 30% de su sueldo bruto en forma de beneficios o retribución flexible. Para la empresa, ofrecer beneficios no supone un incremento de los costes ni de los salarios de sus empleados. Quizás no lo sabías pero todos los beneficios se deducen del sueldo del empleado y están exentos de IRPF. De este modo, puedes “aumentar el sueldo” o mejor dicho, poder adquisitivo de un empleado sin aumentar la cantidad que percibe por su trabajo. Para un empleado con hijos, el ticket guardería puede suponer un gran ahorro y se sentirá más vinculado a la empresa si se le ofrece este beneficio y la posibilidad de administrar su tiempo teniendo en cuenta a sus hijos.

Desde Factorial te animamos a implementar este tipo de salario y beneficios en tu empresa. Si quieres saber más sobre cómo ofrecer un sistema de retribución flexible a los empleados de una empresa puedes utilizar Factorial. Somos un software de recursos humanos gratuito en el que encontrarás un montón de información sobre beneficios, retribución flexible y mejores prácticas para implementarlo en tu empresa.

Ana de Factorial

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *