Razones para apostar por el trabajo remoto💻 en tu empresa

trabajo remoto

Hace un par de años, huyendo del invierno europeo, pasé un mes en el sur de India. Me instalé en un pueblo perdido en Goa, dispuesta a desconectar totalmente de mi vida en Barcelona. ¿Y quién fue la primera persona que conocí? Un programador californiano que trabajaba para Oracle desde la comodidad de su bungalow frente al mar Indico. En ese momento no supe si compadecerlo o envidiarlo, para ser sincera.

Volví a pensar en este tema hace poco cuando leí uno de los posts de David Bonilla, la voz detrás del newsletter semanal La Bonillista. En su artículo David alentaba a las empresas españolas a experimentar con el trabajo remoto. El teletrabajo, seguía David, no implica simplemente estar en otro lugar, sino que representa un cambio radical de paradigma laboral.

Según David, la mayoría de las ventajas del teletrabajo tienen que ver con el ahorro de costes que significa tener un colaborador externo en lugar de en nómina. “Pero para mi la principal ventaja en un mercado donde la demanda de trabajadores cualificados supera con mucho la oferta disponible es la posibilidad de encontrar y contratar talento en todo el mundo al que, de otra forma, no podrías llegar”.

Compromiso, procesos y herramientas para la colaboración

En las últimas semanas hemos tocado temas como la flexibilidad horaria y políticas de vacaciones innovadoras. Visiones del trabajo ancladas en la libertad del trabajador, y el compromiso (tanto de él como de la organización). Esto es especialmente cierto en relación al trabajo remoto, y más aún cuando pensamos en diferencias horarias de 15 horas, como era el caso de mi vecino en India.

Las empresas que funcionan de esta manera, son organizaciones en las que estar en la oficina o no estar, es prácticamente irrelevante. Da igual si uno está en Madrid, Buenos Aires o Timbuktu. La verdadera cuestión es cuáles son los procesos necesarios para asegurar que los equipos logren comunicarse de manera efectiva y coordinar el trabajo.

Si visitas alguna startup tecnológica te sorprenderás que incluso con todo el equipo en la oficina, la mayor parte de la comunicación ocurre por chat. A menos que haya un equipo de ventas, claro.

“No hay que intentarlo, hay que hacerlo. Da igual que sólo una parte del equipo trabaje en remoto unos pocos días a la semana. Para que funcione, se debe trabajar siempre como si se hiciera en remoto” me explicó David cuando me enteré de su nuevo rol: CEO en Comalatech, una empresa 100% remota. “Se debe trabajar siempre como si se hiciera en remoto. Es decir, intentando identificar e ir eliminando gradualmente cualquier proceso o interacción laboral que no pudiera hacerse en remoto, aunque luego todo el mundo esté en la misma oficina”.

La segunda clave para facilitar los procesos de comunicación y coordinación es encontrar las herramientas adecuadas. Aplicaciones como Slack y HipChat permiten mantener conversaciones de chat en grupo o privadas desde cualquier dispositivo, e incluso hacer videollamadas.

slack for teams
Por otro lado, tenemos herramientas de coordinación o gestión de proyectos. Aquí la decisión varía un poco en función de la naturaleza del trabajo. Para coordinación general entre diferentes equipos la oferta es enorme: Redbooth, Asana, Basecamp e incluso Trello.

Uno de los secretos para dar respuesta a los desafíos que plantea el teletrabajo es que todas las tareas queden debidamente documentadas por escrito, y para eso es que necesitas este tipo de herramientas. Sin estar en el mismo lugar físico, y trabajando en diferentes horarios, es clave poder encontrar la información que necesitas para avanzar con tu trabajo.

Consejos de un trabajador remoto por vocación

Los beneficios del teletrabajo para las empresas son evidentes, pero ¿cómo es trabajar en forma remota desde el punto de vista del trabajador? Para eso conversé con Tomás Klimberg, mi ex compañero de Redbooth que lleva años trabajando varios meses desde lugares tan exóticos como Japón, Tailandia o Sri Lanka. Cuando le pregunté cuál es la principal ventaja de esta modalidad de trabajo, no tuvo dudas:

“La flexibilidad de poder elegir en qué condiciones trabajar. El trabajo remoto se asocia mucho con viajar, pero en realidad implica poder elegir en qué ambiente se trabaja, independientemente de la situación geográfica” explica Tomás, quien antes de incorporarse al equipo de soporte de Redbooth, trabajo 4 años para Airbnb de forma 100% remota. “Dependiendo del tipo de trabajo, muchas personas son más eficientes al estar solas que al tener que lidiar con las distracciones propias de una oficina”.

“Para los que deciden viajar, convengamos que es bastante más agradable tomarse una pausa dentro del mar o dar un paseo por un sitio nuevo que irse a otro ambiente de la oficina. En definitiva, la monotonía deja de ser parte de tu vida” sostiene Tomás.

Si te estás planteando el teletrabajo, aquí van unas recomendaciones de Tomás:

  1. Encuentra un ambiente adecuado para poder estar concentrado.
  2. Asegúrate que tienes acceso a las herramientas necesarias para realizar tu trabajo.
  3. Es clave que en tu equipo hayan procesos de comunicación y colaboración claros.
  4. Cuenta con un backup para poder mantenerte online. Por ejemplo, una sim 3/4G en una zona con frecuentes cortes de luz es muy útil.
  5. Si estás viajando, asegúrate de hacerlo a lugares propicios para trabajar.
  6. ¡Disfrútalo!

¿Ves viable implementar este tipo de iniciativa en tu empresa para dar más flexibilidad a los trabajadores y atraer talento? ¡Nos encantaría conocer tu experiencia!
Registrate en Factorial

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *