Ir al contenido
tecnoestres que es

Qué es y cómo evitar el tecnoestrés en el teletrabajo

Acuñado durante los años 80’s el término se ha vuelto más relevante que nunca. Impulsada por la crisis del Covid-19, la relación entre los humanos y la tecnología puede volverse una fuente de conflicto que afecta negativamente la salud.

En sí, el concepto de tecnoestrés fue adoptado por diferentes especialistas de la salud mental y psicología social. Pone de manifiesto las consecuencias negativas sobre el bienestar personal pero sobre todo el bienestar laboral de las personas.

Tanto la invasión de la tecnología de la información así como en la falta de conocimiento para gestionarla, se combinan en detrimento del desempeño laboral, perjudicando los niveles de productividad en el trabajo.

 Tecnoestrés laboral, definición

En general existen consenso entre especialistas en definir el tecnoestrés como un fenómeno sobre la salud experimentando por los usuarios de instrumentos y plataformas de tecnología de la información y comunicación (TICs).

software evaluacion de desempeño

En el mismo sentido, existen dos variantes del tecnoestrés que a lo sumos pueden combinarse. Por un lado tenemos la poca capacidad o conocimiento sobre herramientas tecnológicas que puedan generar frustración en el ámbito profesional.

Por otra parte y, lo que sucede con mayor frecuencia, es que la sobreexposición con la tecnología pueda resultar invasiva de todos los aspectos de la vida. Esto último es lo más usual y lo que se observa desde la aparición de las redes sociales.

Asimismo, dentro del fenómeno del tecnoestrés existen lo que se conocen como factores estresores. Es decir, fuentes de estrés asociadas que hacen que emerja esta problemática en la vida de quienes la padecen. De acuerdo a un informe de la publicación especializada, Frontiers in Psychology, se pueden enumerar en:

  1. Sobre uso: la sobre carga de estímulos y exigencias para trabajar aportando más y mejores resultados en el menor tiempo posible.
  2. Invasión: cuando no existe una división entre la vida personal y la vida profesional debido a la accesibilidad de la tecnología.
  3. Complejidad: el uso de tecnologías nuevas o sobre las que se tiene poco entrenamiento, genera sentimientos de incompetencia.
  4. Inseguridad: el auge de la automatización, robotización y uso de la inteligencia artificial, hace que los trabajadores teman por su continuidad laboral.
  5. Incertidumbre: la constante actualización y nuevas exigencias asociadas a la tecnología, perturba a los usuarios.

Qué síntomas provoca el tecnoestrés

Como no estamos hablando de una “enfermedad” o un padecimiento específico sobre la salud, no existe tal como como un cuadro de sintomatología. Pero sí, podemos diferenciar los efectos y en el corto, mediano y largo plazo que ocasiona el tecnoestrés.

En general, el principal diferenciador es lo que se conoce como “intoxicación” por exceso de información. Se trata del malestar frecuentemente asociado con el padecimiento de altos niveles de ansiedad sobre la realidad y el futuro, producto de consumir o estar expuestos a altos niveles de información que sobrepasan la capacidad de la persona de procesarla.

Esta información puede provenir de fuentes externas no relacionadas con el trabajo, como las redes sociales, o bien puede tratarse de la combinación entre la sobre carga de tareas laborales las cuales se deben ejecutar o se comunican mediante plataformas digitales.

Tipos de tecnoestrés

Existen tres clasificaciones diferentes al momento de considerar el padecimiento del tecnoestrés que puede clasificarse en tres grande ramificaciones las cuales inclusive, son susceptibles de ser medidas en términos de medicina laboral.

  • Tecnoansiedad: se trata de una activación nerviosa no placentera asociada con la resistencia o incluso aversión a utilizar tecnología o inclusive hablar de ello.
  • Tecnofatiga: afecta la capacidad de las personas de tomar decisiones sin depender de herramientas informáticas. Está íntimamente relacionada con el uso de Internet y redes sociales. Puede provocar irritabilidad y enojo, e inclusive dolores musculares.
  • Tecnoadicción: asociada a la necesidad imperiosa e incontrolable de utilizar herramientas o tecnología para recibir información. Es lo que comúnmente se conoce como FOMO (fear of missing out) o “miedo a perderse de algo”, en castellano.

tecnoestres como evitar

Causas del tecnoestrés

El tecnoestrés considerado un padecimiento moderno, propio de nuestros tiempos. Se le atribuye su aparición a la baja capacidad de respuesta humana ante el volumen de estimulación que generan las TICs, especialmente el Internet.

La principal causa del tecnoestrés es la constante evolución y actualización de las plataformas de comunicación e informática, que abruman la capacidad de las personas de asimilar (desde un punto biológico) lo que sucede a nivel de actividad neuronal.

Todo esto partiendo de la base de que los seres humanos no estamos “diseñados” para tal fin y debido a esto, se originan respuestas fisiológicas poco satisfactorias frente al uso intensivo de estas herramientas. Esto se traduce directamente en la falta de un entrenamiento específico para (en el caso de las generaciones mayores) aprender a utilizar dichos instrumentos.

Si a todo eso el significativo aumento de la carga laboral generalizada en todos los trabajos independientemente del rango o industria, la combinación ocasiona el tecnoestrés que en el largo plazo, puede traducirse en lo que se conoce como “burnout” o fatiga profesional, que se traducen en bajo rendimiento laboral.

Tecnoestrés en el teletrabajo

Una de las principales causas del tecnoestrés en el teletrabajo, es la invasión a la privacidad de los trabajadores o a su tiempo fuera del horario laboral, bajo la errada filosofía de que los empleados deben estar “siempre disponibles.”

Precisamente esto último se ha hecho más palpable durante los últimos meses debido a la crisis que supuso el Covid-19, la cual obligó a la digitalización de las empresas, sin una preparación o protocolo apropiado.

Sin un liderazgo apropiado que pueda anteponer el bienestar y satisfacción de los trabajadores, es muy fácil que las tecnologías de la información en función del trabajo se convierten en “agentes invasores” de la cotidianeidad.

Tanto así que la recientemente sancionada ley de teletrabajo, establece en uno de sus artículos la obligatoriedad para las empresas, de garantizar a sus empleados el llamado “derecho a la desconexión”. En pocas palabras, poder separar la vida profesional del teletrabajo a pesar de estar a unos clicks de distancia.

Tecnoestrés y productividad

La productividad se puede entender como el resultado entre la ecuación en la que se miden resultados que surgen de una labor determinada, comparados con el tiempo, esfuerzo y recursos que demanda un empleado.

Para establecer en qué situación se encuentra la productividad de un trabajador, desde recursos humanos se implementan evaluaciones de desempeño. Naturalmente a mayor productividad, más probabilidades de que la evaluación arroje resultados positivos.

Unas de las áreas donde más afecta el tecnoestrés, es justamente, la productividad. Pero esto sucede siempre y cuando, como mencionamos anteriormente, la interacción con la tecnología supera o abruma la capacidad de autogestión emocional y cognitiva de los trabajadores. Y además, cuando esta logra romper las barreras que separan el ámbito laboral del personal.

Otro aspecto a tener en cuenta es la manera en la que, independientemente de lo profesional, los trabajadores se vinculan con la tecnología. En un estudio de la Universidad de Walden se expone un 46% de encuestados sobre los efectos del tecnoestrés en la productividad, se consideran adictos al móvil.

tecnoestres consecuencias

Como evitar el tecnoestrés

Esta debería ser una tarea prioritaria en cualquier empresa, independiente de si se aplica una modalidad de trabajo presencial, a distancia o mixta. Salvaguardar la salud de los trabajadores y desarrollar planes que prevengan cualquier tipo de fenómeno que pueda afectar su satisfacción y desempeño, es algo que no podemos dejar de tener en cuenta.

Algunas ideas que puedes comenzar a implementar hoy mismo, son:

  • Optimizar la comunicación interna.
    Evitar por completo conectar con nuestros trabajadores fuera de horario es vital para prevenir el tecnoestrés. Para que esto suceda, todos los empleados y equipos deben estar al tanto de las últimas novedades, lo que significa apostar por un plan de comunicación interna pertinente para tal fin.
  • Apostar por programas de capacitación.
    Dependiendo del tipo de empresa pero sobre todo en aquellas que se insertan en el ámbito de la tecnología, es habitual introducir nuevas plataformas, herramientas y prácticas. Generar espacios para que los trabajadores sean debidamente introducidos a ellas puedan aprender apropiadamente acerca de su uso, es siempre una buena idea.
  • Actualiza las políticas de empresa.
    Es ideal optar por medidas de seguridad e higiene en el trabajo que, además de aquellos ítems obligatorios por ley, incluyan el uso de las tecnologías de la información con el fin de contar con una cultura de empresa a favor de la integridad física, emocional y psicológica de los trabajadores, donde el uso de TICs esté debidamente estandarizado.

Cómo afrontar el tecnoestrés

Lo primero y fundamental que deberás tener en consideración al momento de combatir el tecnoestrés, es que debes saber si realmente es un problema en tu plantilla. Para eso, es primordial que realices una encuesta de motivación, la cual puedes realizar desde tu software de rrhh o bien, cara a cara con tus trabajadores.

Una vez hecho esto y si, efectivamente, tus empelados padecen de tecnoestrés, puedes promover las siguientes medidas en tu empresa:

  • Elimina el multitasking.
    Aunque goza de buena reputación, está comprobado que no es posible enfocarse en varias tareas a la vez y obtener buenos resultados. Es preferible incentivar lo que se conoce como “Deep focus” o concentración profunda, en una tarea en particular que sea terminada en su debido tiempo y con los resultados esperados.
  • Aplica y estimula el time blocking.
    Relacionado con lo anterior, es una excelente iniciativa evitar reuniones innecesarias para despejar las agendas de tus trabajadores y que, de esta manera, puedan realizar tareas en “time blocking” o bloqueando horas. Esto significa destinar 2, 3 o 4 horas de la jornada para un proyecto o fin particular, sin interrupciones.
  • Monitorea el uso de pantallas.
    No se trata de invadir la privacidad de los trabajadores sino sondear en qué plataformas pasan más tiempo y cuánto de ese tiempo puede aprovecharse de maneras más eficientes, no solo para la empresa, sino para ellos mismos.

El tecnoestrés es potencialmente una enorme fuente de insatisfacción laboral y frustración laboral en el ambiente de trabajo. Sin embargo, existen múltiples métodos para poder evitarla y desarrollar mecanismos que nos ayuden a desarrollar nuestras tareas con la tecnología y no supeditados por ella.

Delega tus tareas diarias de recursos humanos en un software especializado para ahorrar tiempo y dinero y hacer crecer tu empresa.

 

¡Prueba Factorial gratis durante 14 días y optimiza el área de recursos humanos!

Este artículo también está disponible en: Italiano

Sofía Delpueche es Content Manager en Factorial para el mercado Español. Graduada en Periodismo, se dedica a la creación de contenido digital en diferentes formatos desde 2014, especializada en escritura y vídeo para Inbound Marketing. Nacida en Argentina ha trabajado para empresas en países como Estados Unidos, Colombia, México y España, actualmente especializándose en Recursos Humanos.

Publicaciones relacionadas

1 Comment

  • Buenas,
    en la parte de como evitar y afrontar el estrés, en los casos donde hay un centro de trabajo complementaria con pasar unos pocos días al mes en el centro para evitar/reducir el aislamiento del equipo y los daños psíquicos.

Dejar comentario