Qué es la baja laboral y cómo gestionarla

Una baja laboral, también conocida como Incapacidad Temporal (IT), ocurre cuando un trabajador no puede seguir realizando su actividad en una empresa por motivos de salud, ya sean estos físicos o mentales. Cuando la baja se produce por un accidente, este puede haber ocurrido tanto dentro como fuera del lugar de trabajo. Cuando se produce por una enfermedad, también puede ser tanto común como profesional.

En general, cuando un trabajador pide la baja laboral, recibe un subsidio que tiene como objetivo reemplazar el salario que estaría recibiendo si pudiera desarrollar su actividad. Durante este período de baja, las obligaciones del trabajador para con la empresa cesan, aunque este sigue cotizando.

En España, las contingencias comunes no suponen lo mismo que las laborales a la hora de pedir la baja laboral, y tanto las obligaciones del trabajador como las de la empresa pueden varias según diversos factores. Veámoslos.

Requisitos para pedir una baja laboral

Cuando el trabajador quiera pedir la baja laboral, tendrá que cumplir con lo siguiente:

  • Estar dado de alta o afiliado en la Seguridad Social.
  • En caso de que la baja laboral derive de una enfermedad común, el trabajador tendrá que haber cotizado un mínimo de 180 días en los últimos 5 años.
  • En caso de que la baja laboral derive de un accidente o enfermedad profesional, el período mínimo de cotización no será necesario.

Si los puntos anteriores se cumplen, el trabajador tendrá que presentar un certificado médico de incapacidad para recibir el subsidio mientras no pueda desarrollar su actividad en la empresa. Además, tendrá un plazo de 3 días para entregar el parte de baja laboral. A lo largo de la baja, el trabajador también tendrá que presentar los partes de confirmación pertinentes (cuya periodicidad dependerá del caso). Cuando el empleado no pueda entregar todos estos documentos en persona por estar incapacitado, podrá hacerlo cualquier otra en su nombre.

Cuando el trabajador quiera presentar el alta, tendrá un plazo de 24 horas, en el que deberá reincorporarse a su puesto de trabajo.

GDPR Programa Recursos Humanos

El trabajador puede perder su derecho al subsidio si:

  • La baja laboral ha resultado ser un acto fraudulento.
  • No sigue el tratamiento médico.
  • No se ha presentado a los reconocimientos médicos de la empresa sin una causa justificada.

En estas situaciones, la ayuda económica podrá suspenderse, anularse o denegarse. Si el trabajador tampoco cumple con sus obligaciones, podría incurrir en una infracción leve dentro de la empresa (y la acumulación de infracciones leves podría derivar a una infracción grave que resulte, en el caso más extremo, en un despido improcedente).

Obligaciones de la empresa al gestionar una baja laboral

Cuando el trabajador de una empresa pide una baja laboral, hay dos posibles escenarios que harán que dicha empresa tome unas medidas u otras:

Baja por enfermedad común o accidente fuera del trabajo

En este caso, la empresa tendrá que notificar dicha baja a la Seguridad Social mediante el sistema RED de la misma, indicando los datos de la empresa, la cotización del trabajador, la clave de su código nacional de ocupación, su edad, la enfermedad o accidente causantes de la baja y el código de la provincia del centro de salud que realizó el parte.

Baja por accidente laboral o enfermedad profesional

Dando por supuesto que la empresa tiene contratada una mutua, es a esta a quien se le tendrá que notificar la baja del empleado (y, de hecho, aunque el trabajador no pida la baja médica, toda empresa tiene que notificar cuando aparece una enfermedad profesional).

Sea cual sea el tipo de baja, la empresa tendrá 5 días para notificarla por medios telemáticos desde el momento en el que reciba el aviso del parte médico. Hay que tener en cuenta que la Seguridad Social sabrá el estado del empleado de antemano, ya que el médico que emita el parte también tiene la obligación de notificárselo. Por lo tanto, es importante hacerlo en el plazo requerido.

Si la presentación de todas estas notificaciones se retrasa por culpa de alguna de las partes implicadas (empresa o trabajador), puede considerarse una infracción leve y comportar una multa de hasta 625€.


¿De dónde sale el subsidio que cobra el trabajador que está de baja?

Siempre que el salario no termine con la baja, será la empresa la que se encargue de pagar al empleado. Sin embargo, el subsidio se descontará de los seguros sociales que están a cargo de la Seguridad Social o la mutua.

Dicho esto, bajo ningún concepto la baja laboral puede ser el motivo de un despido.

Baja por enfermedad común o accidente fuera del trabajo

Durante los primeros 3 días de la baja, el empleado no recibirá el subsidio. Del día 4 al 15 de la baja, recibirá una ayuda que constará del 60% de la base reguladora. A partir del día 16 de la baja, el subsidio correrá a cuenta de la mutua o la Seguridad Social (abonando, primero, el 60% y, a partir del día 21, el 75% de la base reguladora).

Baja por accidente laboral o enfermedad profesional

El primer día de la baja laboral tendrá que correr a cargo de la empresa, que abonará el 75% de la base reguladora. A partir del día 2, se encargará de ello la mutua.

Puede que, por Convenio Colectivo u por otro tipo de acuerdo, la empresa deba complementar esta ayuda económica. Es por eso que debe revisarse cualquier convenio o contrato y saber si este complemento existe y cuáles son sus requisitos y condiciones.

Una baja laboral debe durar un plazo máximo de un año, aunque la INSS (el Instituto Nacional de la Seguridad Social) puede decidir prorrogarla unos meses más. En ese caso, la empresa deberá notificarlo y guardar los partes médicos durante, al menos, 4 años.

Video: Qué es la baja laboral y cómo gestionarla

Si quieres seguir profundizando con la baja laboral no te pierdas estos artículos:

Leave a Comment