Cómo afecta a las empresas la prórroga de los ERTEs hasta febrero

Hace un par de días se dio luz verde a la prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta febrero o, más exactamente, el 31 de enero. En la actualidad, en España hay 750.000 personas que todavía están incluidas en ERTEs, y el total de trabajadores que han estado dentro de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo hasta la fecha ha sido de 3,4 millones. ¿Quieres saber cómo afecta esta prórroga de los ERTEs a las empresas?

En Factorial ya os hemos hablado de lo que suponían las medidas extraordinarias que se aplicaron a este tipo de Expediente debido a la crisis del Covid-19, pero si no habéis tenido oportunidad de leerlos, os los dejamos a continuación:

Sin embargo, hoy vamos a hablar de lo que significa para las empresas la prórroga de estas condiciones, si hay cambios y qué se mantiene y qué no. Además, entre los responsables de Recursos Humanos de las distintas compañías de España hay muchas dudas, así que intentaremos resolverlas todas en este artículo. ¡Y no hemos acabado! También hablaremos de cómo se han gestionado estos ERTE en los pasados meses, y de los casos de fraude.

Repasemos conceptos: ¿Qué es y qué supone un ERTE?

El ERTE o Expediente de Regulación Temporal de Empleo (no confundir con ERE, que supone la suspensión del contrato indefinidamente), supone la suspensión del contrato de uno o más trabajadores de manera temporal, y afecta tanto a los trabajadores a tiempo completo como a trabajadores a media jornada.

El ERTE puede ser de distintos tipos y tener varias causas. Por ejemplo, existe el ERTE de suspensión de empleo y el ERTE de reducción de jornada laboral. En el primero, la jornada del trabajador se “congela” por completo, y en el seguro este sólo hace menos horas en su jornada laboral. Otro aspecto a tener en cuenta son las causas que llevan a la empresa a recurrir al ERTE, ya que según estas las condiciones y los requisitos a seguir son unos u otros.

ERTE de fuerza mayor

Los ERTE de fuerza mayor son aquellos cuyas causas de suspensión de la actividad no son ni económicas, ni técnicas, ni organizativas o de producción. Con la crisis producida por el Covid-19 y el Estado de Alarma que implicaba la cancelación de las actividades de muchas empresas y el cierre temporal de muchos negocios, entre otras cosas, muchos ERTEs pudieron ser justificados como de fuerza mayor.

Además, las condiciones de estos ERTEs fueron modificadas y las medidas aplicadas se ajustaron para poder reaccionar al problema. Eso sí, la empresa debía (y debe) justificar que la causa del ERTE es, efectivamente, de fuerza mayor, y no otras.

Entre las singularidades de este tipo de ERTE está la de que no se necesita comunicar este cambio para realizar un período de consultas; sólo es necesaria una solicitud de la empresa, y esta se comunica a los empleados y a sus representantes sindicales.

Si quieres saber más sobre los ERTE, puedes consultar el artículo 57 de la Ley del Estatuto de los trabajadores.

¿En qué consiste la prórroga de los ERTE hasta el 31 de enero?

En esencia, significa que las condiciones de los ERTE seguirán siendo las mismas que hasta ahora y desde la reforma que anunció Pedro Sánchez a raíz de esta crisis. Eso sí, hay dos tipos de ERTE que están mejor delimitados, resolviendo así algunas de las zonas grises que había hasta la fecha, además de otras diferencias que a continuación comentaremos

Esta iniciativa tiene como objetivo llevar la economía y a las empresas hacia la recuperación, creando un escudo social que no deje a nadie atrás y protegiendo a empresas y trabajadores. ¡Y es importante puntualizar que las empresas que quieran formar parte de esta prórroga deberán tramitar la prestación colectiva de nuevo y antes del 20 de octubre!

¿Qué empresas podrán seguir haciendo uso de estas exoneraciones?

Para aquellas empresas que pertenezcan a sectores con una tasa reducida de recuperación de la actividad, la prórroga será automática, siempre que esta actividad esté incluida en la lista de CNAE del BOE del RD-Ley 30/2020, o bien dependa de algún modo de las actividades descritas en la lista.

En el acuerdo entre patronal y sindicatos se ha decidido que no haya “segregación sectorial”, es decir, que no se excluya ningún sector a la hora de pactar la solicitud y renovación de ERTEs. Aún así, se habilitan estos expedientes para las empresas que han sido particularmente afectadas durante la pandemia y que han tenido un nivel de recuperación limitado durante el verano (incluidas en la mencionada lista del CNAE). Estas empresas son aquellas con menos del 65% de trabajadores recuperados del ERTE, con más del 15% de la plantilla regulada de los afiliados del sector. También pueden incluirse en el saco las empresas que puedan demostrar que el 50% de facturación depende de estos sectores más afectados.

prorroga-ertes

¿Y si la empresa no quiere que esta prórroga se aplique automáticamente? Deberá comunicarlo al SEPE antes de reiniciar la actividad o terminar el ERTE vigente.

Lo que sigue igual en cuanto a los ERTE

Siguen igual las medidas previstas en el artículo 25 del RD-Ley 8/2020, de 17 de marzo. Sin embargo, para los trabajadores fijos discontinuos y aquellos que realizan trabajos fijos y periódicos, las medidas de protección por desempleo solamente se alargarán hasta el 31 de diciembre de 2020.

Limitaciones en la solicitud de los ERTE

Las empresas que se acogen a los ERTE, como hasta ahora, tendrán una serie de prohibiciones:

  • Imposibilidad de realizar horas extra (esto es especialmente importante si los ERTE son de reducción de jornada)
  • Imposibilidad de externalizar la actividad.
  • Imposibilidad de realizar nuevas contrataciones, si las funciones a desarrollar por el posible empleado pueden ser cubiertas por los ya existentes (y que están en ERTE).

Imposibilidad de despedir

Sigue vigente el artículo 2 del RD-Ley 9/2020 del 27 de marzo en el que se establecía que las empresas que se acogiesen a los ERTE (de fuerza mayor, causas técnicas, organizativas y de producción) no podrían justificar el despido de sus trabajadores.

Esta prohibición de escindir el contrato dura seis meses, tanto para las empresas que están en ERTE ahora mismo como para las que se acogen a un ERTE nuevo. Es más, según Unai Sordo, secretario general de CCOO, “el compromiso de mantenimiento de empleo se refuerza”.

Clarificación importante: si la empresa decide prorrogar el ERTE, deberá mantener el empleo por un nuevo período de seis meses, que se deberán acumular a los seis que ya tenían.

Derechos del empleado en ERTE

Todos aquellos trabajadores que estén dentro de un ERTE, aunque no hayan cotizado el tiempo suficiente, cobrarán una prestación que corresponderá al 70% de la base reguladora.

También se mantiene el  “contador a cero”, que suponía que las personas en esta situación no consumían tiempo de paro. ¿Quién mantendrá este “contador a cero”? Aquellas afectadas por un despido objetivo, individual o colectivo (o con otra causa) que sea declarado improcedente.

Suspensión de contratos temporales

Se mantiene esta medida con la que se deben interrumpir el cómputo de duración máxima de los contratos temporales, incluyendo los formativos, los de interinidad y de relevo.

Las diferencias que nos trae esta prórroga

Esta nueva prórroga del 31 de enero supone cambios principalmente en las prestaciones y la protección del desempleo, además de la creación de una prestación específica para trabajadores fijos discontinuos.

prorroga-ertes-españa

ERTE por Impedimento 

Los ERTEs por Impedimento son aquellos a los que pueden acogerse las empresas cuyo desarrollo de la actividad se vea impedido a causa de las medidas que se adoptaron el 1 de octubre debido a la crisis, ya sean nacionales o internacionales. Un ejemplo de estas empresas serían las relacionadas con el ocio nocturno.

Si cuentan con menos de 50 trabajadores, tendrán exoneraciones del 100% en las cotizaciones sociales (y hasta el 31 de enero, obviamente). Si cuentan con 50 o más trabajadores, esta aportación será del 90%.

El ERTE por Impedimento se solicita ante la Autoridad Laboral y según el artículo 47.3 del Estatuto de los Trabajadores; igual que cualquier otro tipo de ERTE, o los de fuerza mayor que se han solicitado hasta la fecha.

ERTE por Limitación

Los ERTEs por Limitación son aquellos a los que pueden acogerse las empresas que, a pesar de no tener que cerrar completamente, vean limitado su desarrollo de la actividad a causa de las medidas que se adoptaron el 1 de octubre debido a la crisis. Esto puede ser, por ejemplo, estas empresas que vean una caída de la demanda por esas razones.

Las exoneraciones para empresas que se acojan a este tipo de ERTE son las siguientes:

En el caso de empresas con menos de 50 trabajadores:

  • Del 100% en octubre del 2020.
  • Del 90% en noviembre del 2020.
  • Del 85% en diciembre del 2020.
  • Del 80% en enero del 2021.

En el caso de empresas con 50 trabajadores o más:

  • Del 90% en octubre del 2020.
  • Del 80% en noviembre del 2020.
  • Del 75% en diciembre del 2020.
  • Del 70% en enero del 2021.

El ERTE por Limitación se solicita ante la Autoridad Laboral y según el artículo 47.3 del Estatuto de los Trabajadores; igual que cualquier otro tipo de ERTE, o los de fuerza mayor que se han solicitado hasta la fecha.

Nueva prestación extraordinaria

Además de las nuevas delimitaciones para estos dos tipos de ERTE, también se crea una prestación extraordinaria para trabajadores discontinuos y aquellos que realizan trabajos fijos y periódicos.

Este tipo de trabajadores, también afectados por un ERTE, podrán exigir esta prestación por parte de la empresa una vez finalizado la actividad. Si, por otro lado, una vez terminen las medidas extraordinarias de las que hablamos en este artículo, siguen desempleadas y no tienen derecho a cobrar prestaciones por desempleo, tendrán que ser ellas mismas las que soliciten esta prestación extraordinaria.

prorroga-ertes-boe

Los casos de fraude en los ERTE; sanciones más duras

Otro aspecto relacionado con los ERTE que empezaron a solicitarse y emitirse a raíz del Estado de Alarma es la investigación que se está llevando a cabo por el Estado de más de 29.000 posibles casos de fraude. Además de esto, ha habido 75.000 comunicaciones a empresas que han reanudado la actividad durante el período en el que todavía reciben las prestaciones proporcionadas por el ERTE.

Yolanda Díaz, Ministra de Trabajo, asegura que ha habido fraude en los ERTE y por eso el Gobierno español quiere endurecer las sanciones antes de que termine el año; este fraude está considerado un caso grave y puede llegar a significar más de 800.000 euros.

Muchas empresas, durante el Estado de Alarma, han confiado en Factorial para poder llevar a cabo el envío masivo de documentos de manera online y utilizando la firma electrónica. Además, también han gestionado a toda su plantilla a través de la plataforma de gestión de empleados. ¿Quieres saber si el software de Factorial puede ayudarte a ti también? Ahora puedes hacer una prueba gratuita de 15 días.

 

Prueba Factorial gratis y ayuda a tu departamento de Recursos Humanos cuando más lo necesita

 

Leave a Comment