Ir al contenido
nuevas-formas-trabajar

Nuevas formas de trabajo que deberías comenzar a implementar

El mundo está cambiando, y las empresas que no abracen este nuevo paradigma no estarán preparadas para los equipos humanos del futuro. El avance de la tecnología nos está permitiendo elevar los aspectos de la actividad laboral, y está revolucionando las maneras en las que trabajamos y nos relacionamos con nuestros compañeros y superiores.

La tecnología cambia la manera en la que trabajamos y también cómo nos relacionamos. De esta manera, adaptarnos a su evolución puede ser decisivo en el futuro de nuestra empresa. Por ello, hay que estar al corriente con las necesidades que nuestro equipo y trabajadores puedan tener.

 

Diferentes nuevas formas de trabajo

Ciertas dinámicas o nuevas formas de trabajo como la flexibilidad laboral demuestran que el sector de los RR.HH. se dirige hacia un escenario donde predomina la preocupación por el bienestar de las personas. Para evitar que nuestra empresa  no se quede estancada en el pasado, deberemos estar al tanto de las novedades laborales. Sobre todo, si podemos implantarla en nuestro equipo para mejorar el rendimiento laboral de nuestros trabajadores.

Flexibilidad laboral

Abarca el trabajo híbrido, los horarios flexibles y la semana comprimida. La flexibilidad laboral consiste en darle el poder de decisión al trabajador sobre dónde y cuando realizar sus actividades. Esta libertad dependerá de las políticas de cada empresa, y se podrá hacer de manera total o parcial.

A través de la flexibilidad laboral, podemos potenciar otros valores profesionales como las habilidades y competencias. Al eliminar la obligatoriedad de presentarse en un espacio físico en concreto, se aprecia una mejora en la vida laboral de los trabajadores.

Beneficios de la flexibilidad laboral

La disminución del estrés es uno de los principales beneficios de esta nueva forma de trabajo. Al potenciar valores como la confianza entre supervisor y trabajador, el sentido de la responsabilidad aumentará y se conocerá mejor la cultura corporativa. Será el trabajador quien conozca sus límites y organice su jornada, aumentando su compromiso con la empresa.

Por otra parte, este tipo de autonomía ejercitará las competencias del trabajador. Aunque siempre esté acompañado por la empresa, aprenderá a desenvolverse en una área con responsabilidades, creciendo profesionalmente. Lo mismo ocurre con el trabajo en remoto,  ya que la relación laboral se sostiene a través de la responsabilidad del trabajador y de los seguimientos de desempeño.

Workation

En la actualidad, esta nueva forma de trabajo demuestra que un espacio laboral físico no garantiza resultados. Está claro que un buen clima laboral ayuda a disminuir problemas de estrés y fomenta el compromiso de los trabajadores. Sin embargo, existen perfiles que prefieren ir cambiando de territorio a la hora de trabajar, ya sea por temas de agenda y comodidad.

El workation o «trabajaciones» consiste en que los trabajadores puedan escoger libremente desde dónde trabajar. Por ejemplo, pueden ser cambios temporales, como por vacaciones.

De esta manera, los empleados no tienen por qué ver sus vacaciones reducidas a los días libres que tengan para aprovechar. Si trabajan desde el mismo destino, una vez se hayan acabado sus días de ausencia, pueden combinar perfectamente la jornada laboral con su estancia en esa ciudad.

Teletrabajo

Llevamos años presenciando una revolución tecnológica, sin embargo no fue hasta el confinamiento que se acabó de consolidar. Con la implementación del trabajo en remoto, se descubrieron nuevas necesidades que responder en un entorno digital y donde las distancias predominaban.

Si bien aún hay empresas que se muestran reticentes a esta nueva forma de trabajo, su objetivo principal es redirigir recursos hacia aspectos que puedan potenciar nuestros beneficios. Por otra parte, esta digitalización que fomenta los trabajos a distancia también garantiza el cumplimiento de los objetivos. Por ejemplo, el trabajar en remoto puede resultar caótico, si no se realiza un seguimiento del desempeño laboral.

Guia Teletrabajo

Beneficios del trabajo en remoto

A parte de evitar gastos en transporte y comidas, el teletrabajo permite trabajar con mayor flexibilidad y una mejor conciliación laboral. Por otra parte, también ofrece más oportunidades laborales al adaptarse a los candidatos y trabajadores.

Esta nueva forma de trabajo también aumenta la calidad de vida y disminuye el estrés. El teletrabajo permite construir una relación laboral de confianza entre empleado y empleador, donde la recompensación final se preparará a partir de los objetivos conseguidos, y no las horas trabajadas.

Holocracia

En un equipo de trabajo basado en la Holocracia, nadie tiene un cargo superior al de su compañero. Por ejemplo, las cooperativas o las iniciativas comunitarias tienen objetivos como el refuerzo de las competencias y habilidades de los participantes.

Lo mismo pasa con los Recursos Humanos. A través de esta nueva forma de trabajo el equipo puede crecer profesionalmente y desarrollar habilidades como la responsabilidad, ligada siempre a la libertad. Sin embargo, al igual que con cualquier estrategia, se debe dejar claro desde un principio las tareas de cada uno, sus propósitos y funciones.

Beneficios de la Holocracia

La dinámica de la Holocracia permite debates a la hora de tomar decisiones. Si más personas tienen los recursos para proponer ideas, se fomenta la motivación. Estos empleados se sentirán empoderados dentro de sus propios roles, gracias a la eliminación de la jerarquización.

La comunicación interna es primordial en esta nueva forma de trabajo. A través de la Holocracia, la interacción entre compañeros de trabajo aumenta de manera notoria. Se eliminan procesos innecesarios al permitir que cada trabajador sea responsable de sus tareas. La Holocracia elimina, por ejemplo, inquietudes a superiores o revisiones que atrasan la toma de una decisión final.

Freelance

Un nuevo método que si bien lleva años en nuestro país, es ahora cuando está convirtiéndose en boca de todos. El método de trabajo «freelance» consiste en personas que realizan tareas específicas. De esta manera, son ellos los que controlan y distribuyen su tiempo y tareas.

Por otra parte, una carga de trabajo light les permite trabajar para diferentes sectores y crecer en conocimiento y experiencia. De la misma manera, al evitar una carga inmensa de trabajo se fomenta una buena relación entre cliente y empleado. Sin embargo, el debate de los trabajos freelance se verá más o menos positivo según la perspectiva.

Habrá personas que echen de menos las ventajas o las prestaciones de un trabajo más tradicional. No obstante, también habrá perfiles que agradecerán la libertad a la hora de escoger sus proyectos y las horas a dedicar, al evitar esta compromiso con un único empleador.

Nuevas formas de trabajo, nuevas necesidades

Por ejemplo, COVID y teletrabajo comenzaron a ir de la mano desde que comenzó la pandemia. La nueva situación sanitaria obligo a las empresas a adaptarse al trabajo remoto, como medida para prevenir la propagación del virus. En este nuevo contexto de trabajo, surgen nuevas necesidades y aspectos a cuidar de cara al bienestar laboral del empleado.

De esta manera aparecieron nuevas formas de trabajo por la pandemia. Estamos presenciando un cambio entre una organización laboral basada en la jerarquización hacia un escenario donde los trabajadores tienen mucha más autonomía. Si bien esta evolución se está produciendo mucho más rápido que cualquier otra revolución de siglos anteriores.

Smart working

Este enfoque se centra sobre todo en que la empresa traslade al empleado las responsabilidades que conllevan sus tareas. Se otorga más autonomía para trabajar, así como más control en la toma de decisiones.

Se pasa de una mentalidad donde el control y el rango predominan, a una diferente donde destaca la responsabilidad y la confianza. Así, se trata a los empleados de tal manera que ellos puedan ver de primera mano su rol en la empresa, sus límites de trabajo y esfuerzo, así como el alcance directo de su trabajo.

Tecnología y nuevas formas de trabajo

El proceso de digitalización se debe ver como una oportunidad. La manera en la que está evolucionando la tecnología deja claro que los cambios en ciertos sectores profesionales serán inevitables.

Fomentar el temor hacia el mundo digital no nos ayudará a posicionar a nuestra empresa en este presente tecnológico. Esta automatización de las tareas no tiene como objetivo eliminar puestos de trabajo. Su tarea principal es redirigir recursos hacia aspectos que pueden potenciar nuestro trabajo y beneficios.

Fin de la jerarquización y cargos

Estamos presenciando una evolución con estas nuevas formas de trabajo. Por ejemplo, las empresas están pasando de una organización  basada en la jerarquización hacia un escenario donde los trabajadores tienen mucha más autonomía.

Si bien esta evolución se está produciendo mucho más rápido que cualquier otra revolución de siglos anteriores. El paso del trabajo tradicional al inteligente se basa sobre todo en un cambio en la actitud del trabajador. Hoy en día, para ciertos puestos de trabajo o proyectos en particular, no es suficiente con una buena oferta económica.

Todos venimos de un período donde la salud mental o el bienestar laboral predominaron por encima de otros valores.

Seguimiento de objetivos y rendimiento

Sin tener en cuenta la forma de trabajo en concreto, todas deben cumplir con cierto control de objetivos u obligaciones. Por ejemplo, el control de asistencia, el fichaje y el control horario serán igual, o incluso más importantes que antes.

Una comunicación clara y transparente entre trabajadores permite conocer dónde están perfectamente en el camino hacia sus objetivos. También permite prevenir posibles casos de sobrecarga de trabajo o problemas en la cadena de producción.

 

 

En conclusión, se podría decir que los trabajadores huyen de la concepción más tradicional de trabajo, donde se debe sacrificar u obviar el aspecto personal de los trabajadores para destinar sus energías a su actividad laboral. Hemos dejado atrás una mentalidad basada en el control y rango, a una diferente donde destacan la responsabilidad y la confianza.

Sin duda, estamos presenciando un avance hacia un sector de los recursos humanos donde predominará la persona y su bienestar. Con estas nuevas formas de trabajo, la manera en la que está evolucionando la tecnología deja claro que los cambios en ciertos sectores profesionales serán inevitables.

 

Delega tus tareas del día a día en un software de RRHH desarrollado a la medida de tus necesidades. ¡Prueba Factorial ahora y siente la diferencia!

Prueba gratis Factorial para la gestión de tu plantilla

Felipe Valenzuela es Content Specialist para el mercado español en Factorial. Graduado en Comunicación e Industrias Culturales por la Universidad de Barcelona, tiene experiencia creando contenido para diferentes formatos y canales desde 2017.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario