Novedades en el permiso de paternidad en España 2019

Actualización: Todo sobre la baja por maternidad y paternidad en 2020

Recientemente se aprobaron varias medidas sobre igualdad laboral. Entre estas se encuentra una ampliación y reforma de los permisos de paternidad. Los permisos de paternidad se equipararán hasta las 16 de semanas, serán intransferibles entre los progenitores, y una parte de esas semanas podrá disfrutarse en cualquier momento del primer año de vida del bebé. Esto se estará ampliando progresivamente, de aquí a 2021:

  • En 2019, los permisos de paternidad serán de ocho semanas: seis obligatorias (exactamente como ocurre ahora con el permiso de maternidad) y dos, voluntarias. El de maternidad seguirá igual (seis semanas obligatorias y diez voluntarias) y la madre podrá ceder cuatro semanas al padre (actualmente puede ceder las diez).
  • En 2020, los padres tendrán 12 semanas de permiso: seis obligatorias y seis voluntarias. Ese año, la parte del permiso que la madre puede transferir al padre baja de cuatro semanas a dos.
  • En 2021 se completará la equiparación de permisos: ambos progenitores tendrán 16 semanas (seis obligatorias y diez voluntarias, el esquema actual para las madres) y ya no habrá posibilidad de que las madres cedan parte de sus semanas al padre.

Novedades

Esto es lo que ocurre actualmente: el nacimiento de un hijo —que comprende el parto y el cuidado del menor de 12 meses— suspende el contrato de la madre biológica durante 16 semanas, de las cuales serán obligatorias las seis semanas ininterrumpidas inmediatamente posteriores al alumbramiento.

Pero el nacimiento también suspenderá el contrato de trabajo del progenitor distinto de la madre biológica durante 16 semanas, de las cuales serán obligatorias las seis semanas ininterrumpidas inmediatamente posteriores al parto, que habrán de disfrutarse a jornada completa, para el cumplimiento de los deberes de cuidado del niño. Según establecido, el permiso de paternidad de cada uno de los progenitores por el cuidado de menor, una vez transcurridas las primeras seis semanas siguientes al parto, podrá distribuirse a voluntad de ambos, ininterrumpidamente y ejercitarse desde la finalización de la suspensión obligatoria posterior al parto hasta que el hijo o la hija cumpla 12 meses. Por lo tanto, una vez pasadas las primeras seis semanas, los padres pueden repartirse las diez que les quedan a cada uno a lo largo del primer año de vida del bebé. Los dos podrán turnarse en el cuidado del hijo. Y el permiso siempre es retribuido.

Los casos de adopción

En los supuestos de adopción, de guarda con fines de adopción y de acogimiento, la suspensión tendrá una duración de 16 semanas para cada adoptante, guardador o acogedor. De nuevo, seis semanas se deberán disfrutar a jornada completa y de manera obligatoria e ininterrumpida tras la resolución judicial por la que se da vía libre a la adopción o bien la decisión administrativa de guarda con fines de adopción.

No olvides…

El permiso de paternidad no se debe confundir con el permiso retribuido por nacimiento de hijo. Por ley, el padre dispone de 2 días naturales de permiso retribuido (mismo día del nacimiento y el siguiente) que deberá solicitar el propio empleado. Además, podrá solicitarse junto con el permiso de paternidad antes detallado en este artículo. En este caso, la empresa es quién asume el sueldo del empleado durante los dos días naturales de permiso.

¿Qué opinas sobre estas novedades?

Comparte tu Puedes darnos tu opinión sobre esto en Twitter, escribiéndo a @FactorialEs.

Leave a Comment