Ir al contenido
jubilacion-anticipada

¿Qué es la jubilación anticipada y cómo gestionarla?

La jubilación anticipada es el sueño de muchos ciudadanos que desean vivir su retiro del ámbito laboral a partir de los 63 años.

Según la normativa vigente, la edad ordinaria de jubilación es de 65 años con un tiempo de cotización de 37 años y 3 meses para percibir una pensión íntegra. Sin embargo, a partir de que se haya alcanzado un periodo de tiempo trabajado de 35 años a la edad de 63 se puede solicitar la jubilación anticipada. Si el periodo de cotización es menor a 37 años y 3 meses la jubilación puede tener cabida a los 64 años.

¿Qué es la jubilación anticipada?

Diferencias entre la jubilación anticipada voluntaria y la involuntaria

Puede ser de dos formas, voluntaria e involuntaria. 

Jubilación anticipada forzosa

Este tipo de jubilación se da en caso de un despido improcedente, es decir de forma no voluntaria por parte del trabajador. Para poder acogerse a esta modalidad, según la ley el empleado debe haber cotizado al menos 33 años y tener como máximo 4 años menos de la edad establecida para jubilarse, es decir 61 años de edad.

Jubilación anticipada voluntaria

En este caso es posible solicitar la jubilación anticipada hasta un máximo de 2 años antes de la edad en que, por ley, corresponde, 63 años de edad. Siempre que el trabajador haya cotizado un mínimo de 35 años, así como se asegure una pensión mínima resultante de los coeficientes reductores producto de adelantar la jubilación. Además, el trabajador no podrá solicitar este tipo de jubilación en caso de autónomos. 

La jubilación anticipada por despido improcedente y/o desempleo

Existen dos tipos de despidos dentro de los cuales la figura de la jubilación anticipada no es viable. 

El despido objetivo 

El despido objetivo se da lugar por motivos de producción, económicos, organizativos o técnicos. 

El despido disciplinario 

En caso de que el trabajador sea despedido por razones tales como ineptitud para el puesto de trabajo, un porcentaje de inasistencias igual o mayor al 20% de la jornada laboral en el transcurso de dos meses o poca adaptación al cambio.

La jubilación anticipada por enfermedad o discapacidad

Los trabajadores con una discapacidad igual o superior al 45% pueden solicitar la jubilación anticipada siempre que hayan trabajado 15 años con dicha discapacidad o enfermedad y tengan 56 años como mínimo. En aquellos casos en que la discapacidad sea igual o supere el 65% la edad de jubilación puede ser de 52 años.

Tal y como se establece en el Real Decreto 1851/2009, las causas de enfermedad o discapacidad con las que la jubilación anticipada tiene cabida son:

  • Discapacidad intelectual
  • Parálisis cerebral
  • Anomalías genéticas
  • Trastornos del espectro autista
  • Anomalías congénitas secundarias de Talidomida
  • Síndrome Postpolio
  • Daño cerebral (adquirido)
  • Enfermedad mental
  • Enfermedad neurológica

*Para todos los casos revisar el Real Decreto 1851/2009.

En el caso de los trabajadores que acrediten un grado importante de minusvalía pueden también acogerse al  Real Decreto 1539/2003. En este caso la edad de jubilación se reducirá en un periodo equivalente al que resulte de aplicar al tiempo efectivamente trabajado los coeficientes que se indican:

El coeficiente del 0,25 en los casos en que el trabajador tenga un grado igual o superior de minusvalía del 65%.

El coeficiente del 0,50 en los casos en que el trabajador tenga un grado igual o superior de minusvalía del 65% y acredite la necesidad de otra persona para poder realizar los actos esenciales de la vida ordinaria. 

Banner Software RRHH Factorial Time tracking

¿Es lo mismo jubilación anticipada y prejubilación?

Aunque en ocasiones ambos términos se confunden, son conceptos totalmente diferentes. La prejubilación es el acuerdo de extinción de un contrato entre el trabajador y la empresa antes de que éste se jubile. Se paga no solo la indemnización correspondiente, sino también las cotizaciones mensuales. En algunos casos la empresa complementa el paro del empleado prejubilado para mantener el ingreso mensual del trabajador. Son acuerdos que dependen de cada caso en particular. 

Jubilación anticipada en España: Antigua Ley vs. Ley 2021

Debido a que casi el 40% de los trabajadores solicitan la jubilación antes de lo previsto el gobierno ha dispuesto reformular el cálculo de las pensiones con la intención de que más trabajadores soliciten la jubilación a la edad ordinaria de 65 años. En los casos en que un trabajador desee acogerse a la jubilación anticipada a la edad de 63 o 64 años deberá tener en cuenta que su pensión se verá reducida en un porcentaje proporcional a los meses que le faltan para completar los 65 años. 

Los porcentajes en función de los años trabajados antes de los 65 años:

  • 38 años y medio = Reducción del 16%
  • Entre 38 años y medio y 41 años y medio cotizados = Reducción del 15%
  • Entre 41 años y medio y 44 años y medio cotizados = Reducción del 14%
  • Más de 44 años = Reducción del 13%

¿Cómo evitar penalizaciones respecto a la ley antigua?

Quienes esperen tres meses desde que cumplieron 63 años ya no sufrirán la penalización que reduce su pensión. Sin embargo, si el trabajador espera a cumplir los 65 años ordinarios para poder hacer efectiva la jubilación recibirá su pensión de manera íntegra, sin reducción alguna. De esta manera, el estado promueve solicitar la jubilación de forma regular. 

Requisitos para solicitar la jubilación anticipada

Ahora te explicaremos qué requisitos debe cumplir un trabajador para poder acogerse a la jubilación anticipada. 

Voluntaria a los 63 años

En primer lugar la edad mínima para jubilarse es de 63 años en el 2021. Además, el solicitante debe encontrarse en situación de alta en la Seguridad Social o asimilada al alta. Este último concepto hace referencia a aquellos trabajadores que no se encuentran dados de alta en la S.S., pero que por causas excepcionales conservan sus derechos como trabajadores. 

Un ejemplo de trabajadores en situación de asimilada de alta son aquellos con contratos fijos-discontinuos, que estarán dados de alta cuando ejerzan su actividad y en asimilada de alta cuando no lo estén haciendo. 

Sumando a estos dos requerimientos el empleado debe tener cotizados 35 años de trabajo. Debemos tener en cuenta que 2 de estos años cotizados deben estar comprendidos en los 15 años anteriores al momento de pedir la jubilación anticipada.

Forzosa a los 61 años

La edad mínima para que la jubilación anticipada forzosa se produzca es de 61 años. De ahí que se conozca popularmente con “la jubilación de los 61 años.” 

En este caso, existen dos requisitos indispensables. Uno de ellos es que el solicitante de la jubilación anticipada forzosa se encuentre en situación asimilada al alta, al menos, los últimos seis meses antes de la fecha de solicitud de la jubilación anticipada. El segundo requisito es haber cotizado un mínimo de 33 años en la Seguridad Social. 

jubilacion-anticipada (1)

La jubilación anticipada según la edad antes de los 61 años

La prejubilación a los 55 años de edad

Anteriormente, comentamos la diferencia entre jubilación anticipada y prejubilación. Como indicamos la prejubilación es el acto de poner fin a la relación laboral entre trabajador  y empresa. Este acuerdo se realiza con el fin de que el empleado pueda seguir disfrutando de la misma retribución económica hasta que alcance la edad para poder solicitar la jubilación anticipada.

Para poder prejubilarse el solicitante debe encontrarse en situación de desempleo, no tener la edad mínima y no contar con los años cotizados necesarios para poder jubilarse de forma anticipada.

Sumado a esto el trabajador debe firmar un acuerdo de prejubilación con la empresa, tener antigüedad y que la empresa suscriba al trabajador en el Convenio especial de la S.S. Asimismo, es importante aclarar que mientras el empleado cobre la prejubilación, percibiendo entre un 60% y 80% de su sueldo, también puede solicitar la prestación por desempleo. 

A los 60 años de edad

Es posible solicitar la jubilación anticipada reducida a los 60 años de edad para aquellas personas que hayan cotizado a alguna mutualidad laboral por cuenta ajena. Como requisito el solicitante debe tener un mínimo de 15 años cotizados. En caso de que se trate de una jubilación anticipada forzosa, a partir de 30 años cotizados el coeficiente de reducción favorece al trabajador.

Otras consideraciones sobre este tipo de jubilación

La jubilación anticipada sin penalizar

Con la nueva reforma de pensiones aprobada por el Consejo de Ministros es posible obtener penalizaciones menores en caso de jubilarse anticipadamente. Por supuesto, mientras más años cotizados tenga el trabajador menor será la reducción de la pensión de jubilación. Los coeficientes de reducción de la cuantía se aplicarán por cada mes que se anticipe la jubilación.

Las reducciones más severas se aplican cuando faltan 2 años o 1 año y 11 meses antes de la edad de jubilación. Así como cuando solo faltan 3, 2 o 1 mes antes de la edad de oficial. 

Por ejemplo, en caso de que un trabajador se jubile 12 meses antes de que cumpla con la edad de jubilación establecida por ley, reducirá su pensión en un 5.5%, mientras que si lo hace 24 meses antes de la edad permitida reducirá su paga en un 21%. 

La jubilación anticipada para funcionarios y autónomos

Para los autónomos la edad máxima para poder solicitar la jubilación anticipada es de 63 años. Además, el solicitante debe haber cotizado un mínimo de 35 años a la Seguridad Social. Otro aspecto importante es que la pensión que percibirá el empleado al jubilarse debe ser superior a la pensión mínima que le correspondería a los 65 años. 

Aunque el supuesto pueda resultar extraño, los autónomos pueden seguir trabajando después de haberse jubilado. Para ello tienen 3 opciones: trabajos a tiempo parcial, trabajos por cuenta propia y trabajos por cuenta ajena. En cualquier caso, un autónomo siempre debe contar con herramientas que le faciliten el trabajo y le ayuden a mantener una vida tranquila después de jubilarse. 

Si deseas hacer el cálculo para saber de cuánto sería tu futura pensión de jubilación anticipada puedes hacerlo a través de la página de Seguridad Social. 

Banner Software RRHH Factorial Organigrama

La jubilación anticipada con contrato de relevo

De acuerdo al Estatuto de trabajadores el contrato de relevo es aquel que se establece para cubrir el puesto vacante que ha dejado un trabajador al haberse acogido a la jubilación parcial. 

Para poder solicitar este tipo de jubilación anticipada el trabajador debe encontrarse con una jornada completa. También pueden acogerse aquellos trabajadores con una jornada parcial, pero que en conjunto equivalgan a los de un trabajador a tiempo completo.

La edad mínima debe ser de 60 años para mutualistas y de 61 años para los no mutualistas. 

Se debe celebrar a la vez un contrato de relevo.

La reducción de jornada debe tener un mínimo de 25% y un máximo de 50%, o del 75% si el contrato de relevo es a tiempo completo. 

Además, debe contar con un periodo mínimo de cotización de 33 años. En caso de los afectados por la disposición transitoria cuarta puede establecerse a los 30 años cotizados. Y en el caso de personas con una discapacidad de 33% o superior puede reducirse a 25 años.

El contrato de relevo no debe convertirse en un trámite engorroso. Para ello existen herramientas en el mercado como el Software de Factorial que te ayudan a resolver toda la gestión documental de tu empresa.

¡Mejora la experiencia de tus empleados con Factorial!

Pamela Urbina es Content Manager del mercado español en Factorial. Licenciada en Ciencias de la Comunicación, se dedica a la creación de contenido multimedia desde hace más de 7 años. Actualmente, se especializa en la creación de contenido entorno a los Recursos Humanos.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario