Ir al contenido

Guía sobre la gestión de la reducción de jornada laboral

reduccion-de-jornada

Uno de los temas estrella sobre los derechos de los trabajadores es la reducción de jornada laboral y todo lo que concierne a ella.

Sobre todo esto preocupa por la conciliación. Aquí conviene recordar que no son solamente las personas con hijos pequeños quienes necesitan conciliar y tienen derecho a una jornada reducida. Hay más posibilidades a las que acogerse para tener reducción de jornada y las vamos a ver en este artículo.

La reducción de la jornada laboral según el Estatuto de los Trabajadores

La jornada reducida es un derecho que tienen los trabajadores y está recogido en el artículo 37.5 del Estatuto de los Trabajadores. Consiste en que el trabajador va a dedicar menos horas a su trabajo. Tanto el trabajador como el empresario pueden solicitar reducciones de jornada.

En el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores se habla de suspensión del contrato o reducción de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor. Si la jornada de trabajo se reduce por estas causas será el empresario quien lo solicite.

En los supuestos del artículo 47, se entenderá por reducción de jornada la disminución temporal de entre un 10 y un 70 por ciento de la jornada de trabajo computada sobre la base de una jornada diaria, semanal, mensual o anual. Durante el periodo de reducción de jornada no podrán realizarse horas extraordinarias salvo fuerza mayor.

El artículo 12 habla de la jubilación parcial de los trabajadores. Para que el trabajador pueda acceder a la jubilación parcial, deberá acordar con su empresa una reducción de jornada y de salario de entre un mínimo del 25 por 100 y un máximo del 50 por 100. Además, la empresa deberá concertar simultáneamente un contrato de relevo, con objeto de sustituir la jornada de trabajo dejada vacante por el trabajador que se jubila parcialmente.

Los trabajadores que tengan la consideración de víctimas de violencia de género o de víctimas del terrorismo tendrán derecho o hacer efectiva su protección o su derecho a la asistencia social integral, a la reducción de la jornada de trabajo con disminución proporcional del salario o a la reordenación del tiempo de trabajo. Menciono aquí estos supuestos porque no los vamos a ver en el resto del artículo.

People Kit Manager

Tipos de jornadas reducidas

Un trabajador puede solicitar a su empresa una jornada reducida por diferentes causas. Algunas de las causas que describimos en este apartado se encuentran en el artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores.

Reducción de jornada por maternidad, paternidad y/o cuidado de hijos

Todos los trabajadores, hombres y mujeres, tienen derecho a la reducción de su jornada laboral para cuidar a un hijo menor de 12 años, con una disminución proporcional de su salario.

También tienen derecho en los supuesto de lactancia hasta que el hijo cumpla nueve meses. Durante la lactancia, los trabajadores y trabajadoras pueden ausentarse durante una hora cada día sin perder salario.  Este permiso solo lo puede disfrutar uno de los progenitores en caso de que los dos trabajen.

El permiso de lactancia se puede dividir en dos medias horas por jornada y se incrementa proporcionalmente en caso de parto múltiple.

Si está previsto en el convenio colectivo o si se acuerda con la empresa, pueden sustituirse las horas de lactancia por una reducción de media hora al día o también se pueden acumular las horas de lactancia en jornadas consecutivas y sumarlas a la baja por maternidad.

En los casos de hospitalización de un hijo prematuro, los padres pueden ausentarse durante una hora al día sin reducción de salario. Asimismo pueden pedir una reducción de 2 horas diarias con la disminución proporcional del salario.

También existe el derecho para cuidar de un hijo como máximo de 18 años, por razones de hospitalización o tratamiento continuado debido a enfermedad grave acreditada por los organismos competentes. 

Si dos o más trabajadores de una empresa tuvieran derecho a reducción de horas de trabajo por el mismo hijo, el empresario puede limitar el ejercicio de este derecho siempre que estuviera justificado por la organización de la empresa.

Reducción de jornada por estudios

La jornada reducida por estudios no existe como tal. Lo más similar a ella se da en los contratos de formación. En ellos, por ley, el trabajador puede asistir tanto al trabajo como a la formación.

Si no hay un contrato de formación por medio, los trabajadores que estudian una cualquier formación tienen derecho a ausentarse para acudir a los exámenes, elegir turno de trabajo o adaptar la jornada laboral. Pero estos supuestos no tienen que ver con la jornada reducida.

Reducción de jornada por cuidado de un familiar o de mayores

Todos los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a reducir su jornada para cuidar de familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que no puedan valerse por si mismos ni realicen una actividad retribuida.

La reducción del tiempo de trabajo lleva consigo la disminución proporcional del salario y se puede disfrutar durante el tiempo que sea necesario, no hay límite temporal.

Reducción de jornada por guarda legal

Puede pedir una jornada reducida cualquier trabajador o trabajadora que sea responsable de la guarda legal de:

  • Menores de 12 años.
  • Personas con discapacidad física, psíquica o sensorial.
  • Familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no puedan valerse por sí mismos.
  • Menores de 18 años hospitalizados o en tratamiento de cáncer o enfermedad grave.

Este derecho solo se dará si las personas cuidadas no realizan actividades retribuidas.

Mira este vídeo sobre la reducción de la jornada laboral

Reducción de jornada sin motivo

Según el Estatuto de los Trabajadores, todo empleado por cuenta ajena tiene derecho a solicitar reducir la jornada para conciliar su vida familiar y laboral sin necesidad de alegar ninguna causa justificada.

En los casos especificados antes, como cuidado de hijos, familiares mayores o enfermos y guarda legal, la empresa suele verse obligada a aceptar la petición del trabajador.

Pero, si quieres pedir reducción de jornada sin ningún motivo de los anteriores, tendrás que ponerte en contacto con el departamento de Recursos Humanos de tu empresa y justificar esa petición.

Deberás mostrar tu compromiso de que dicha reducción no afectará a tu productividad e implicación en el trabajo. Así la empresa estudiará las opciones que se ajusten a sus necesidades y a tu petición.

Ten en cuenta que la reducir la jornada por motivos personales trae consigo una reducción de tu base salarial, complementos salariales y días de vacaciones.

Reducción de jornada voluntaria

La petición de jornada reducida por parte del trabajador, en los supuestos de este apartado, es siempre voluntaria. Es un derecho que tiene, pero no es algo a lo que le obligue la ley o la empresa. Por ejemplo, hay muchas madres que la piden por cuidado de hijos, pero no todas porque no tienen ninguna obligación de hacerlo.

Banner Software RRHH Factorial Time tracking

Aspectos a considerar en una reducción de las horas

El hecho de trabajar con jornada reducida no deja las cosas como estaban antes. Hay que tener muy en cuenta las variaciones en las condiciones de horarios, salarios, plazos y duración de la jornada reducida.

Plazos de las jornadas reducidas

Un trabajador que quiera reducir la jornada debe solicitarlo a la empresa con quince días de antelación y por escrito. La empresa no puede negarse porque es un derecho.

Cuando el trabajador quiera volver a incorporarse al horario completo debe avisar con quince días de antelación o lo que determine el convenio colectivo, detallando la fecha en que finalizará el periodo de disfrute de la reducción.

Horario de la jornada reducida

El trabajador con una jornada reducida llevará un horario diferente, el cual debe acordar con la empresa.

La reducción de horas de jornada será de un octavo como mínimo a la mitad como máximo en los siguientes casos:

  • Guarda legal.
  • Cuidado de menores de 12 años.
  • Personas con discapacidad física, psíquica o sensorial que no trabajen.
  • Familiar hasta segundo grado de consanguinidad que por enfermedad, accidente o edad no se valga por sí solo y no trabaje.

Para cuidar a un hijo de edad menor o igual a 18 añor por razones de hospitalización o tratamiento continuado debido a enfermedad grave acreditada por los organismos competentes, el mínimo de reducción es la mitad de la jornada y no hay máximo establecido.

Salario del empleado

Una jornada reducida siempre lleva consigo la reducción proporcional del salario.

Hay algunos otros supuestos que no llevan reducción del salario, como el permiso de lactancia y la hospitalización de hijo prematuro, por ejemplo, pero esos casos no son propiamente una jornada reducida.

Duración de la jornada reducida

La reducción de las horas se prolongará hasta que dure el supuesto que la justifica, como máximo.

Por ejemplo, un padre puede tener reducción hasta que sus hijos tengan 12 años pero puede finalizarla antes, siempre y cuando avise a la empresa con quince días de antelación.

A partir de la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, el cálculo de la jornada reducida debe hacerse sobre la jornada diaria.

Aspectos excepcionales de la jornada reducida

Hasta ahora hemos hablado de la reducción de horas laborales como un derecho del trabajador, pero también hemos comentado ante que esta reducción puede ser requerida por el empresario en algunos casos. Vamos a ver el caso de los ERE, ERTE y los despidos.

Reducción de jornada y ERE o ERTE

Para explicar este apartado vamos a referirnos a los ERTE por estar más de actualidad, pero funciona todo de igual forma con los ERE.

Durante un ERTE de reducción de horas laborales por tiempo determinado, los trabajadores afectados siguen trabajando pero con horario reducido. Esto supone una jornada de trabajo reducida diaria o bien del número de días trabajados a la semana.

Durante el ERTE de reducción de jornada, la empresa sigue pagando al empleado por las horas que trabaja y el resto se lo paga el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal).

Para más información sobre el ERTE de reducción de jornada te recomendamos leer el siguiente artículo.

Reducción de jornada durante la crisis del coronavirus

La crisis del coronavirus ha supuesto grandes cambios para las empresas y algunas han tenido que cerrar o recurrir a un ERTE dada la bajada de su actividad. El caso más claro que hemos tenido de esto en España es el sector de la hostelería.

Cuando una empresa necesita acogerse a un ERTE  tiene que presentar la solicitud a la Autoridad Laboral de su Comunidad Autónoma para su aprobación. Este ERTE puede suponer reducir la jornada de los trabajadores.
Si quieres más información te aconsejamos leer la guía completa para la gestión de los trabajadores en ERTE.

Despido y reducción de jornada

Cuando un trabajador se encuentra trabajando con jornada reducida por cuidado de hijos (biológicos, adoptados o en guarda legal) está especialmente protegido y, según el Estatuto de los Trabajadores, no se le pueda despedir por causas no ciertas, o no justificadas o por razones de discriminación prohibidas por la legislación. Si fuese así el despido sería nulo.

No obstante sí que puede ser despedido cuando exista una causa legal para ello. Las causas para despedir a un trabajador con jornada reducida por cuidado de hijos no pueden estar relacionados con la situación del trabajador pero sí pueden ser causas disciplinarias (mala conducta del trabajador) u objetivas (despido colectivo, mutuo acuerdo, finalización del contrato, dimisión del trabajador, etc.) que justifiquen el despido. En estos casos el despido será legal.

La diferencia entre un trabajador protegido por la jornada reducida por cuidado de hijos y otro que no lo está consiste en que, cuando no exista causa legal para la extinción del contrato o despido, el primero, al declararse su despido nulo, tendrá derecho a la readmisión en la empresa.

En el segundo caso, la empresa podrá reconocer la improcedencia del despido y extinguir la relación laboral con una indemnización de mayor cuantía.

 

Consigue un software para gestionar la jornada laboral de tus trabajadores

Escrito por Carolina Lacruz y editado por Marina Camacho.

Marina Camacho es Content Manager del mercado español en Factorial. Lleva más de ocho años generando contenido dedicando tres de ellos específicamente al sector de los Recursos Humanos. Ha trabajado para distintas empresas, canales, plataformas y mercados.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario