Hablemos del desarrollo del talento en la era post-Covid con Alejandro Durán

Las reglas del juego en cuanto a talento han cambiado dado el contexto socioeconómico que estamos viviendo…¿o no? Los departamentos de Recursos Humanos están llenos de dudas sobre las nuevas necesidades, motivaciones y aspiraciones de sus empleados. ¿Cómo debe ser a partir de ahora el desarrollo del talento humano?

Alejandro Durán lleva más de 15 años desarrollando proyectos de formación, consultoría y desarrollo profesional, y tiene mucha experiencia acompañando a organizaciones durante sus procesos de desarrollo de personas o talento humano.

Es por eso que hemos hablado con él.

Queremos conocerte un poco mejor, ¿cómo es tu día a día?

Mi día a día consiste en acompañar a organizaciones y equipos en sus procesos de desarrollo y transformación, ya sea a través de programas formativos o procesos de transformación cultural.

En realidad, me encargo del diseño, desarrollo e impartición o implantación de este tipo de programas, lo cual me ayuda a tener una idea global de la organización. Además, también colaboro con organizaciones sin ánimo de lucro en la capacitación de personas en búsqueda de empleo con talleres sobre empleabilidad, marca personal y competencias y habilidades profesionales.

Empecemos a hablar de cómo desarrollar el talento. Ahora que las empresas tienen nuevas necesidades, el talento requiere de nuevas competencias. ¿Qué habilidades son las que los gestores de personas deben potenciar entre sus empleados en estos momentos?

Teniendo en cuenta el momento que nos ha tocado vivir, es fundamental desarrollar en personas y equipos habilidades y competencias relacionadas con las nuevas tecnologías, el trabajo en remoto, la creatividad, la gestión del tiempo o la resiliencia

Todas ellas necesarias para afrontar con éxito los nuevos escenarios en los que nos estamos moviendo.

¿En qué consiste un plan de desarrollo del talento interno?

Los planes de desarrollo están confirmados por una serie de etapas que van desde la identificación del potencial hasta el desarrollo y promoción (cuando sea posible) de las personas y equipos con los que estamos trabajando.

A lo largo del proceso se trabaja con los profesionales en la identificación de ese talento, cómo se puede poner en acción ese potencial y se van desarrollando programas que pueden incluir formación, mentorización, coaching…además de una parte práctica importante para que se adquieran e interioricen dichos conocimientos y habilidades. 

Grosso modo, podríamos establecer de esta forma el plan de trabajo. Por supuesto, existen otros mucho matices que van a depender de las organizaciones y de los departamentos de Recursos Humanos.

¿Qué beneficios tiene el desarrollo del talento humano, más allá de tener a profesionales más preparados?

Los niveles de motivación y el orgullo de pertenencia de los profesionales aumentan al sentirse parte de un proyecto que apuesta por ellos y les permite crecer y desarrollarse.

Por supuesto este tipo de planes deben ir acompañados de una mejora de las condiciones que tanto a nivel salarial como emocional se le ofrecen al profesional para que siga apostando por nosotros como proyecto de futuro.

Debemos encontrar la combinación perfecta entre todos estos factores para que la apuesta por el talento sea absoluta. No podemos pretender tener al mejor talento solo con cursos de formación y palmadas en la espalda. 

El talento ha de reconocerse y gratificarse convenientemente.

¿Cómo se puede desarrollar el talento en una empresa en la que los empleados que están teletrabajando? O dicho de otra forma ¿cómo se puede formar a los trabajadores durante la crisis del Covid (con los obstáculos que eso supone)? 

Este punto ha sido un auténtico reto estos meses, pero he de decir que son muchas las organizaciones que han seguido con sus planes de formación y desarrollo del talento humano (con los cambios oportunos en los modelos de impartición) para que los trabajadores pudieran adquirir o mejorar aquellas competencias tanto nivel de soft skills como de habilidades técnicas que estaban previstas en los planes de formación.

Todos nos hemos tenido que adaptar a una nueva forma de hacer programas formativos y de impartir para que la transferencia al puesto de trabajo fuera la esperada. 

Un gran reto que ha estado lleno de aprendizajes tanto para nosotros como para las empresas.

¿Qué opinas de la confluencia entre tecnología y Recursos Humanos?

Creo que son una combinación perfecta y necesaria en los tiempos en los que estamos.

La tecnología ha llegado para quedarse, y que los departamentos de RRHH la aprovechen para hacer más ágil y eficiente su trabajo es todo un acierto. Verla como un enemigo a batir es sin duda un error. 

La tecnologías nos puede facilitar mucho el trabajo y además van a permitir que los trabajadores puedan realizar trabajos mucho más especializados y orientados a generar valor real en todos los procesos.

Debemos perder el miedo a que “la tecnología nos va a dejar sin trabajo”. Simplemente va a transformar lo que hacemos ahora y por tanto tendremos que adaptarnos.

¿Cuál crees que es el mayor reto al que se enfrentan los departamentos de RRHH ahora mismo?

Teniendo en cuenta el momento por el que pasamos, saber alinear perfectamente todas las políticas de RRHH con la tan necesaria conciliación que permita que el teletrabajo (que ha pasado de ser una utopía a convertirse en una necesidad) sea una modalidad de trabajo factible y generadora de valor real, tanto para empresas como para trabajadores.

Creo que tenemos mucho trabajo por delante en este reto y urge que se haga rápido y bien.

¡Muchas gracias Alejandro por compartir tus conocimientos sobre algo tan importante como el desarrollo del talento en empresas con otros HR managers y gestores de personas!

¿Necesitas digitalizar tu departamento de RRHH? Puedes probar el software de Factorial de manera gratuita.

 

✅ Consigue tu Software para Recursos Humanos y céntrate en lo más importante; el talento humano

 

Leave a Comment