Ir al contenido

La importancia del derecho a la desconexión digital

desconexion-digital-empresas

La frontera entre la jornada laboral y la vida privada se ha vuelto más difícil de detectar con la digitalización. Si bien la manera en la que nos comunicamos u organizamos nuestras tareas ha mejorado con la integración de herramientas digitales, también trae consigo una serie de problemáticas a vigilar.

Con la llegada del teletrabajo y el paso de la pandemia, se ha convertido en una obligatoriedad el garantizar la salud física y mental de los profesionales de una empresa. En este caso, el derecho a la desconexión digital será vital a la hora de evitar episodios de estrés laboral o burnout, así como un bajo rendimiento de equipo.

¿Qué es el derecho a la desconexión digital?

Sin depender de la naturaleza del trabajo, está claro que una sobrecarga de tareas o la inexistencia de descansos afectará negativamente en el rendimiento de nuestra organización. La salud mental de los trabajadores se verá debilitada si no se consigue una desconexión de la jornada laboral.

De esta manera, entendemos el derecho a la desconexión digital como la libertad del trabajador a no tener que conectarse a ningún dispositivo digital o software corporativo, mientras esté en períodos de descanso o vacaciones, o fuera de horario laboral.

Desconexión digital, pandemia y teletrabajo

En España, la primera causa de muerte por accidente laboral en 2020 fueron los infartos y los derrames cerebrales, según la UGT. De hecho, 187 de los 481 fallecimientos que ocurrieron durante la jornada laboral corresponden a esta causa.

Con el paso de la pandemia y la implementación de dinámicas como el teletrabajo se ha vuelto más difícil limitar la frontera entre el trabajo y el tiempo personal, al convertir el domicilio de los trabajadores en un espacio de trabajo y al integrar herramientas tecnológicas para realizar tareas o comunicarnos con nuestro equipo.

Esto se ha traducido en jornadas laborales más prolongadas, debido a la posibilidad de estar conectado de manera permanente. Sin embargo, también aparecen estrategias para solucionar estas situaciones como las workation, por ejemplo.

Banner Software RRHH Factorial Time tracking

Derecho a la desconexión digital en el teletrabajo

Existen diferentes maneras de garantizar el derecho a la desconexión digital. Sin embargo, y gracias a la consolidación del trabajo en remoto, esta se ha vuelto más difícil de regular. Sobre todo si no se cuenta con un protocolo o una política interna que lo garantice.

En ciertos sectores laborales, el uso de dispositivos tecnológicos es intrínseco y no se puede evitar. Y, si bien esta dinámica mejora el rendimiento de los trabajadores, por otra parte potencia la necesidad de conectividad constante entre los trabajadores y es aquí donde deben involucrarse los líderes de equipo o los profesionales de Recursos Humanos.

Hazte con una guía para implementar el teletrabajo

En Factorial HR hemos preparado un ebook para que implementes el trabajo en remoto de manera correcta. Te enseñamos a trabajar con procesos de selección y onboardings en forma 100% digital.

Descarga nuestra guía sobre teletrabajo de manera totalmente gratuita.

¿Cómo garantizar el derecho a la desconexión digital?

La opción más tradicional al pensar en garantizar la desconexión digital es limitar la emisión de mensajes corporativos fuera de horario laboral. Por lo tanto, la organización o los líderes de equipo deberán tener una política interna que remarque el hecho de únicamente hablar con los profesionales durante el horario laboral.

Esta política interna deberá definir de manera clara los tiempos de descanso, así como los ejercicios que se pueden hacer para desconectar, y las formaciones o campañas de sensibilización en relación a las herramientas tecnológicas. Por otra parte, también puede incluir las penalizaciones o sanciones por no respetar la normativa.

Política interna

El empresario o el responsable de equipo debe respetar el derecho a la desconexión digital, a través de una política interna que pueden crear ellos o desde el departamento de Recursos Humanos. Este es un documento donde se pueden reunir las prácticas básicas a respetar para garantizar el derecho a desconectar durante el descanso.

Puede ser genérico, es decir, un archivo donde se comenten de manera genérica los consejos a seguir para sensibilizar a los trabajadores de la importancia de desconectar. O puede ser un documento mucho más elaborado. De esta manera, y dependiendo de la organización, podría incluir los horarios de los trabajadores para dejar clara la disponibilidad que tienen, por ejemplo.

¿Cómo se regula el derecho a la desconexión digital?

De la misma manera que los responsables de equipo o empresarios pueden medir el rendimiento de nuestros trabajadores, también podremos controlar que ellos cumplan con el pacto de desconexión. Es importante vigilar que desde la parte corporativa de la empresa no se pueda fomentar el incumplimiento de esta normativa.

Por lo tanto, nos encontramos con diferentes maneras de regular el cumplimiento de este derecho.

Comunicaciones dentro del horario laboral

Normalmente, los trabajadores contarán con notificaciones o avisos de mensajes tanto en los ordenadores de trabajo como en su móvil, en caso de trabajar con aplicaciones en este formato. Recibir avisos de nuevas tareas, comentarios o modificaciones fuera de horario laboral puede provocar insatisfacción laboral o episodios donde sientan una sobrecarga de trabajo.

Al no conseguir que los profesionales desconecten de la jornada laboral, su rendimiento laboral por el que están siendo compensados se verá dañado. Lo más importante, es que este desgaste proviene de un período donde deberían estar descansado.

De esta manera, vigilar que los directivos o jefes de equipo respeten este principio debe ser primordial a la hora de garantizar el derecho a la desconexión digital. Esto se puede ver a través de las plataformas de correo electrónico o, incluso, en programas de comunicación interna.

Control horario de nuestro equipo

De la misma manera que los trabajadores pueden sentir una sobrecarga de trabajo, veremos episodios en los que esta situación genere horas extraordinarias y sin contemplar. Por lo tanto, si tenemos un buen control de los horarios y fichajes de nuestros trabajadores, veremos si hay casos donde, por ejemplo, se exceda las horas de jornada laboral.

Así, podremos analizar sus causas y solucionarlo. En caso de que la presión obligue al profesional a realizar más horas de las que se debería  podremos descubrir si tal vez es por la sensación de no llegar a tiempo a las tareas exigidas. Esta preocupación puede generarse por la causa anterior, donde los líderes de equipo no respetan el descanso de los profesionales y les abruman con mensajes sobre estados de proyectos o correcciones a realizar.

Formaciones laborales y cultura empresarial

Las empresas pueden promover formaciones laborales donde expliquen el uso correcto de las herramientas tecnológicas. Por ello, el departamento de Recursos Humanos se debería encargar de realizar charlas donde se expliquen las consecuencias de la incorrecta gestión del teletrabajo.

Este tipo de formaciones o acciones de sensibilización se pueden difundir a través de reuniones, correos electrónicos o capsulas de vídeo, prácticas que pertenecen al microlearning. Este tipo de divulgación también nos ayudará a mejorar nuestra cultura empresarial, y la imagen que los profesionales tendrán de nuestra marca.

Eficiencia vs presencialismo

Por muchas regulaciones que la empresa ponga, si la cultura corporativa no fomenta la eficiencia por encima del presencialismo no se conseguirá integrar esta manera de pensar entre nuestros trabajadores.

De esta manera, vemos que dinámicas como la flexibilidad horaria y el trabajo por objetivos serán primordiales a la hora de garantizar que nuestros trabajadores entiendan la necesidad de desconectar.

¿Qué dice la ley sobre el derecho a la desconexión digital?

El derecho a la desconexión digital está amparado por la ley y está recogido en el BOE. En concreto, el artículo 88 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos personales y Garantías de los Derechos Digitales afirma que los trabajadores “tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal familiar”.

Esta normativa se creó para adaptar las regulaciones laborales al nuevo escenario digital, ya que a lo largo de la última década, la tecnología se ha ido integrando en varios sectores profesionales. Sin embargo, en la gestión del talento la digitalización se ha convertido en uno de los aliados indispensables.

¿A quién va dirigido?

El derecho a la desconexión digital va para todos los trabajadores, incluso los cargos directivos. Sin embargo, y como se ha enfatizado anteriormente, va volcado sobre todo a los profesionales que trabajan de manera remota. Ya que existe un mayor riesgo de confusión a la hora de limitar el trabajo de la vida personal.

La modalidad de trabajo puede ser completamente remota o de manera parcial. Pero debe estar ligado al uso de herramientas tecnológicas para llevar a cabo las tareas respectivas de un cargo o posición.

Descanso y desconexión digital

Si bien entendemos el concepto de descanso en el trabajo como aquel período de tiempo en donde el profesional no está obligado a prestar sus servicios a una empresa, la desconexión digital se debe respetar en todas sus definiciones.

Por lo tanto, incluimos dentro del concepto de descanso aquellas pausas breves en jornadas de más de 6 horas, o 4 horas y media en caso de menores de edad. Los descansos diarios entre jornada laboral también entran dentro de la categoría, así como el descanso mínimo semanal.

Por otra parte, los 14 días contados como fiestas laborales también entran dentro de la categoría de descanso, así como cualquier otro permiso, licencia o excedencia correctamente justificado.

Desconexión digital ¿En qué beneficia tu compañía?

Garantizar el derecho a la desconexión de los empleados de tu empresa supone:

  • Mejorar la calidad de vida del empleado
  • Reducir el absentismo laboral
  • Aumentar la productividad
  • Reducir el estrés de los empleados y mejora su motivación
  • Reducir la rotación de personal
  • Mejorar el Employer Branding de la empresa
  • Incentivar la conciliación laboral de los empleados

Cada vez más empresas valoran el desempeño de sus trabajadores en función de los resultados en lugar de medir el tiempo que pasa el empleado en su puesto de trabajo. Si respetas el descanso de los trabajadores, estamos seguros de que la productividad y el clima en la empresa mejorará.

¿Cómo desconectar del trabajo en vacaciones?

1- Antes de irte, coordínate con tus compañeros

Gran parte del trabajo que hacemos se sustenta gracias a la colaboración entre todas las partes del equipo, es normal que cuando falte una pieza surjan algunos problemas. Antes de marcharte de vacaciones lo ideal es hacer una breve reunión con tus compañeros para informarles de las tareas que has acabado, las que están pendientes y cualquier otra información relevante para que puedan seguir desarrollando su actividad sin problemas.

Si todo queda atado antes de irte reducirás considerablemente las interrupciones durante tus vacaciones.

2- Deja tu ordenador operativo

Recuerda que tu ordenador es de la empresa y que debe estar accesible cuando se requiera. Es normal que después de usarlo durante tanto tiempo tengas alguna información personal que no quieras compartir. Antes de irte, cierra tus sesiones en redes sociales, correo personal y borra cualquier archivo privado. Puedes poner una contraseña temporal para compartirla con un compañero cercano de equipo o con tu jefa.

En caso de que alguien necesite algún tipo de información podrá acceder sin necesidad de molestarte en tus merecidas vacaciones.

3- Limita el contacto a ciertas horas

Si temes que pueda haber alguna tarea importante que necesitará de tu ayuda incluso estando fuera de la oficina, puedes comunicar a tus compañeros la franja horaria en la que estarás disponible. Por ejemplo de 17 a 18h o a primera hora de la mañana. De esta forma, tus compañeros podrán tener una expectativa realista de cuándo contactar contigo y tener una respuesta.

4- Modo: no molestar

Si tienes teléfono de empresa, apágalo. Si utilizas el tuyo personal, restringe las llamadas de trabajo con el modo no molestar. Si has seguido los pasos anteriores, tus compañeros tienen todas las herramientas para ser autosuficientes incluso cuando tu no estés. No hay nada que no pueda esperar unas horas :)

5- Desinstala slack, email o similares

Desinstala estas aplicaciones de tu teléfono y desconecta. Para cualquier cosa urgente ya tienen tu ordenador operativo, tu número de teléfono y la franja horaria que has estipulado para que contacten contigo. No hay nada más importante que tus vacaciones.

 

Al ver cómo la tecnología nos puede ayudar a mejorar nuestro trabajo, sobre todo en la gestión del talento, también nos encontramos con peligros que evitar. De esta manera, y al igual que en varias áreas de Recursos Humanos, la planificación previa será clave para garantizar un trabajo exitoso.

Por lo tanto, recuerda siempre analizar las posibles consecuencias y peligros de cualquier nueva dinámica que quieras implementar. En caso de que una empresa quiera integrar el trabajo híbrido, deberá preparar previamente la normativa interna que regule los descansos para garantizar el derecho a la desconexión digital.

 

Delega tus tareas diarias en un programa de gestión de Recursos Humanos desarrollado a la medida de tus exigencias. ¡Prueba Factorial hoy y siente la diferencia!

✅ ¡Utiliza Factorial para la gestión de tu empresa!

Felipe Valenzuela es Content Specialist para el mercado español en Factorial. Graduado en Comunicación e Industrias Culturales por la Universidad de Barcelona, tiene experiencia creando contenido para diferentes formatos y canales desde 2017.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario