¿Qué es la deducción por movilidad geográfica en la declaración de la Renta?

¿Sabías que al mudarse por trabajo un empleado puede pedir una deducción en su declaración de la Renta por el mismo hecho de haberse trasladado? Te explicamos todo lo relacionado con este asunto.

La movilidad geográfica de un trabajador es el traslado y cambio de residencia habitual de este por motivos laborales. En esta situación, el empleado puede beneficiarse de una bonificación en el IRPF. Según el artículo 19.2 f) de la Ley del IRPF, aquellos contribuyentes desempleados (e inscritos en la oficina del paro como tal) que acepten un puesto de trabajo que exija el traslado de su residencia habitual a un nuevo municipio, pueden incrementar los gastos deducibles en la declaración de la Renta por “otros gastos distintos a los anteriores” y solicitar 2.000 euros adicionales.

Si te interesa saber sobre la deducción por movilidad geográfica quizás también quieras saber qué es la tarjeta transporte y qué beneficios tiene para los empleados.

Desde el 1 de enero de 2015, la deducción que se aplica a un trabajador que se traslada de residencia por motivos de trabajo es de 2.000 euros. Es decir, esta cifra se suma al mínimo personal que se descuenta a los ingresos que haya efectuado el trabajador. ¿En qué consiste el mínimo personal? Es aquella cantidad que está exenta de IRPF y cubre las necesidades básicas; es decir, lo que necesita el trabajador para subsistir. Este mínimo personal puede variar en función de la situación del individual, pero suele ser de unos 5.550 euros anuales.

¿Qué hay que hacer para conseguir la deducción por movilidad geográfica?

Para conseguir esta deducción hay que marcar la casilla 19 de la declaración de la Renta; “Incremento para contribuyentes desempleados que acepten un puesto de trabajo que exija el traslado de su residencia a un nuevo municipio”. En dicha casilla se indicará que los gastos deducibles son los que hayan resultado más 2.000 euros por el traslado.

En la declaración de la Renta del año del traslado será necesario cambiar la residencia habitual, y es recomendable (aunque no obligatorio) empadronarse en el nuevo municipio para poder probar dicho traslado si fuese preciso. En caso de no estar empadronado en el nuevo municipio y tener que justificar el traslado, siempre se puede recurrir al contrato de alquiler o de cualquier suministro del hogar.

Requisitos que tiene que cumplir el trabajador

Para poder obtener la bonificación derivada de una movilidad geográfica hay que reunir las siguientes condiciones:

  • Estar apuntado al paro, ya que dicha bonificación solo existe para aquellas personas que, estando en situación de desempleo, deben trasladarse a causa del nuevo empleo. Para poder demostrar esto es recomendable que el trabajador tenga a mano todos los justificantes de haber estado en paro, en caso de necesitarlos durante los dos años en los que se le aplique la deducción por movilidad geográfica. Para que al trabajador se le pueda aplicar la bonificación tendrá que estar inscrito en la oficina del paro como demandante de empleo, y no demandante de mejora de empleo.

 

  • Aceptar un trabajo en un municipio distinto al de la residencia habitual hasta la fecha.

 

  • Cambiar de residencia habitual para poder ir al trabajo. El nuevo municipio no tiene por qué ser exactamente el mismo en el que el trabajador vaya a desarrollar su actividad; solamente es necesario el traslado (por ejemplo, a un municipio más cercano al nuevo puesto).

No existe duración mínima en el nuevo puesto de trabajo para recibir esta deducción, así que también se aplicaría en caso de que el empleo en el nuevo municipio fuese temporal (por ejemplo, para cubrir una baja). Tampoco es necesario haber cumplido con un mínimo de días como desempleado; el trabajador puede inscribirse en el paro y aceptar el empleo en el nuevo municipio el mismo mes.

Otras consideraciones

Período máximo de la deducción por movilidad geográfica

La deducción de 2.000 euros por movilidad geográfica se aplicará el año que se haga efectivo el cambio de residencia y el siguiente, pudiendo el trabajador beneficiarse de esta durante dos años en total. Sin embargo, que esta bonificación se haga efectiva durante dos años no significa que no pueda efectuarse solamente uno. Es decir, que si el trabajador no ha podido beneficiarse de dicha deducción durante el primer año, todavía está a tiempo de hacerlo el segundo.

Presentación de la declaración de la Renta conjunta

Sea o no una declaración conjunta, la deducción por importe de 2.000 euros solo se efectuará una vez por cada declaración, aunque los dos trabajadores que presenten la Renta conjuntamente tengan derecho a la bonificación. Bajo ningún concepto la deducción se multiplicará por dos, ya que el máximo está fijado en 2.000 euros. En estas situaciones suele ser más beneficioso para ambas partes hacer la declaración de la Renta por separado y obtener cada uno la deducción que le corresponda.

¿Quieres conocer el calendario fiscal y tributario para empresas este 2019? Haz clic en el enlace.

En resumen, la deducción por movilidad geográfica supone una bonificación de 2.000 euros para aquellos desempleados que acepten un puesto de trabajo en un municipio distinto al de su residencia habitual, y lo único que tienen que hacer para conseguirla es demostrar que, efectivamente, se encontraban inscritos en el paro en el momento de aceptar un trabajo que exige el traslado.

1 thought on “¿Qué es la deducción por movilidad geográfica en la declaración de la Renta?”

  1. Muy buen articulo, gracias.
    Una pena que las personas que aceptamos trabajos fuera de nuestra residencia habitual y que tengamos que alquilar un piso no tengamos este descuento de irpf. Para mi supone un gasto muy importante el alquiler de un piso y el gasoil para ir a trabajar.

    Responder

Leave a Comment