Cómo dar feedback a un empleado

En anteriores posts ya hemos tratado el tema de la motivación de los empleados en la empresa y cómo unas buenas condiciones pueden ayudarte a desarrollar todo el potencial de tu equipo humano. Sí es cierto que una gran parte del éxito radica en las condiciones que ofrece la empresa, pero siendo sinceros, también influyen aspectos humanos.

Mantener un diálogo constante con los trabajadores es esencial para identificar problemas y entender qué sucede en la empresa. De este modo tendrás la información necesaria para solucionar problemas humanos.

El feedback regular es vital

El feedback es la base del desarrollo personal y profesional y permite al empleado entender lo que sucede en la empresa, mantener una conexión con su entorno e identificar nuevas oportunidades y mejoras en su día a día.

Un empleado que no recibe feedback por parte de sus superiores es un empleado perdido y que acabará por desvincularse de los objetivos de la empresa. Si algo tenemos claro es que a día de hoy, las empresas viven en un entorno en constante cambio y todo es incierto. Mitigar la incertidumbre es la única manera de que los empleados entiendan qué sucede y puedan adaptarse.

Mitigar la incertidumbre es la única manera de que los empleados se adapten al cambio Haga clic para Tweet

Las empresas que dedican tiempo a dar feedback a los empleados tienen una menor tasa de rotación y un mayor índice de motivación.

Cómo dar feedback a tus empleados

No existe una fórmula exacta para dar feedback útil a tus empleados y sería absurdo darte un manual 100% cerrado para dar feedback. Estás tratando con personas no con máquinas y tu intuición como líder de equipo puede ayudarte a identificar y reconducir problemas dentro del equipo.

Para que te sea más sencillo, aquí tienes algunos consejos basados en nuestra experiencia y en cómo mantenemos un equipo fuerte y cohesionado en Factorial. Puede que no todas sirvan en tu empresa, pero te serán de ayuda:

1. Céntrate en el problema, no la persona
Tanto sea positivo como negativo, céntrate en las acciones que el empleado lleva a cabo, no en su persona (o personalidad). El feedback debe servir para modificar procedimientos y acciones, no a la persona. Tienes al mejor talento en tu equipo, sólo debes ayudarle a crecer y que desarrolle su potencial en tu empresa.

2. Que sea algo entre vosotros

El feedback general de la empresa puede darse en público, pero será mejor que hagas pequeñas reuniones a solas con cada empleado para poder dar un feedback más personalizado. De este modo, podrás entender mejor la situación del empleado y podrás ahondar en cada cuestión sin que el empleado se sienta presionado.

3. Respalda tus palabras con datos
La mejor manera de que una persona entienda lo que le quieres transmitir es mostrando datos que lo constatan. En la medida de lo posible ofrece datos concretos y objetivos al empleado para que pueda entender el impacto y escala de tu feedback. Es la mejor forma de que ambos estéis en la misma página.

Descubre cómo Factorial puede ayudarte a motivar empleados y rentener talento en tu empresa:

beneficios empleados

4. No te centres sólo en lo negativo
Seguramente, haya cosas que se puedan mejorar pero la perfección no existe. No centres estas pequeñas reuniones privadas en sólo aspectos negativos, resalta también lo positivo del empleado y los puntos en los que ha mejorado.

5. No divagues
El feedback debe ser concreto. De lo contrario corres el riesgo de que no sirva para nada. Explica abiertamente la situación que quieres exponer y por qué es importante para la empresa y el trabajador. Si no logras que el empleado vea la importancia del asunto, no contarás con su atención ni apoyo. Todos deben remar en la misma dirección.

6. La empresa tiene objetivos, pero el empleado también
Es obvio que necesitas un personal comprometido con los objetivos de la empresa, pero no te olvides de que tus empleados también tienen objetivos. Desarrollarse profesionalmente, personalmente, aprender, adquirir nuevas responsabilidades, crecer… En estas reuniones podréis encontrar puntos en común y conseguir un objetivo común. El dinero no es la única compensación que hará que el empleado se quede, si no consigues ofrecerle algo más, muy probablemente necesites cubrir su vacante pronto.

7. El feedback es bi-direccional
Escucha también la opinión del empleado, y pídele feedback. Es la mejor manera de entender qué pasa por su mente, cómo encaja este feedback y cómo mejorar o desbloquear situaciones y procesos.

8. Extrae conclusiones y responde
Es importante resumir en puntos clave cada encuentro y tomar las acciones necesarias para resolver o mejorar todo aquello que habéis hablado en la reunión. Si no eres capaz de desbloquear la situación, el empleado acabará por desmotivarse o incluso irse.

Si aplicas estos principios en las reuniones de feedback con tus empleados, nos encantará conocer tu opinión en los comentarios de este post?

This post is also available in: English

Leave a Comment